Brasil reporta el mayor flujo migratorio de su historia con 4,2 millones de personas en el exterior

713

Brasil reporta el mayor flujo migratorio de su historia

Una Encuesta aplicada por la secretaría de Relaciones Exteriores de Brasil develó este lunes que número de brasileños que viven en el exterior pasó de 1.898.762 en 2012, a 4.215.800 en la actualidad, lo cual representa un aumento del 122 por ciento en ese lapso de tiempo.

LEA TAMBIÉN:

teleSUR denuncia censura de su cuenta en Instagram

Añade la información aportada por los consulados de ese país suramericano en 2020, que se trata del mayor flujo migratorio de la historia, y se estima que alrededor del 2 por ciento de los habitantes de ese país vive en alguna nación extranjera.

Por su parte, un estudio similar practicado por el Instituto Datafolha en 2018 arrojó que 70 millones de brasileños mayores de 16 años tenían intenciones de vivir o mudarse al exterior, cifra que constituía el parecer del 56 por ciento de las personas adultas y con nivel de educación superior.

Investigadores sostienen que la situación económica existente, constituye una de las causas del crecimiento en este fenómeno, pues en Brasil el Producto Interno Bruto (PIB) actual es idéntico al de 12 años atrás, evidenciando más de una década de estancamiento; a lo que se añade que la inflación pudiera alcanzar diez puntos porcentuales este 2021.

La historiadora Renata Geraissati Castro de Almeida, investigadora de inmigración de la Universidad Estatal de Campinas (Unicamp), y de la Universidad de Nueva York, plantea que los movimientos migratorios son causados ​​por motivaciones religiosas, persecuciones políticas, guerras o cuestiones económicas. Las crisis económicas por las que ha pasado Brasil en los últimos años han hecho que muchos se decidan a emigrar en busca de mejores condiciones laborales, tanto personas de elevada cualificación, profesionales, o incluso de baja calificación”.

A lo que se adiciona el hecho de que la inestabilidad económica y política del país en la última década, derivada del alza de la violencia y las tasas de desempleo, se ha comportado como un detonante y provocado la decisión de muchos brasileños de partir en busca de mejores oportunidades laborales y calidad de vida en otros países, más aún durante la gestión del actual presidente, Jair Bolsonaro.

Norteamérica y principalmente Estados Unidos (EE.UU.) se erigen como el principal destino de los migrantes brasileños con un 46 por ciento de los recepcionados por este concepto; ante lo cual el padre Jairo Guidini, director ejecutivo de la Red Internacional para las Migraciones (SIMN) expresó que los Gobiernos estadounidenses siguen estableciendo políticas cuestionables.

“Fue una decepción, la política de estado sigue cerrando la frontera y expulsando migrantes. La política estadounidense en los últimos años es la misma, aunque el Gobierno cambie y el nuevo presidente sea más humano y racional. El papel de la policía de fronteras es muy exigente”, sentenció.

TelseSur


Sob Bolsonaro, Brasil vive o maior êxodo de sua história, com 4,2 milhões de brasileiros no exterior

Uma conjunção histórica de fatores tem feito com que muitos brasileiros achem mais verde a grama do vizinho. Em um fenômeno sem precedentes na história do país, este início de século registra o maior movimento de migração de cidadãos brasileiros rumo a outros países pelo mundo.

Segundo um levantamento do Ministério das Relações Exteriores, o número de brasileiros vivendo no exterior saltou de 1.898.762 em 2012 para 4.215.800 hoje — os últimos dados foram consolidados a partir de informações coletadas pelos consulados em 2020. No período, portanto, o aumento foi de 122%. E, pela quantidade atual de expatriados, pode-se dizer que cerca de 2% dos brasileiros moram hoje em um país estrangeiro.

“Esse movimento de saída de brasileiros nos últimos anos é inédito e, de fato, representa a maior diáspora da história brasileira”, analisa Pedro Brites, professor na Fundação Getúlio Vargas.

Se o Brasil foi construído, desde a colonização portuguesa, por levas e levas de imigrantes — de várias partes do mundo, em ondas sucessivas — o atual momento indica uma virada de maré, como se o país que sempre recebeu agora tivesse se tornado um “exportador de gente”. “O Brasil passou a ser um lugar de onde as pessoas saem. Isso significa que a sociedade de afluência que aqui se formou está extinta”, comenta o sociólogo Rogério Baptistini Mendes, professor na Universidade Presbiteriana Mackenzie.

Brasil 247

Más notas sobre el tema