Las elecciones de octubre en Perú: un panorama sombrío – Por Eduardo Ballón

381

Las elecciones de octubre en Perú: un panorama sombrío

Eduardo Ballón*

En unas semanas se realizará la elección regional y municipal en medio de una grave crisis que compromete al propio régimen político, incapaz para enfrentar el paulatino “desplome” de nuestras instituciones y la fragmentación de la sociedad.

Crisis que encuentra parte de su explicación en la defensa interesada de un modelo económico agotado y en la resistencia a reformar el Estado como parte de un nuevo contrato social, elementos que se suman a nuestra larga historia de desigualdad, discriminación y exclusión.

Si bien la descentralización alentó cierta redistribución del poder político, se trata de una reforma trunca que, entre otras cosas, alimentó la débil conexión entre la política nacional, regional y local, agravando la situación más estructural de un sistema de representación pobre e incongruente.

En los distintos territorios sufrimos los límites de ese sistema como resultado de un proceso de “doble entrada” a la competencia -partidos nacionales en crisis y deslegitimados, pero con inscripción, compitiendo con movimientos regionales y locales emergentes-, que una vez más se evidencia en los comicios por venir (1).

Doce partidos políticos, 115 movimientos regionales y una alianza electoral se aprestan a competir en un proceso que registra la cantidad más baja de candidaturas en competencia desde que se inició la reforma. Señal clara del bloqueo de la reforma, el descrédito de la política y los políticos y los tiempos que corren en el país.

 

Aunque los partidos presentan el 55.9% del total de las listas frente al 43.3% de los movimientos regionales, es previsible que éstos mantengan el predominio que evidencian desde las elecciones del 2006. Entre las muchas razones en esa dirección destaca el denominado índice de territorialización (2), que se calcula en base al total de circunscripciones en las que una organización política presentó una lista sobre el total de aquellas en las que estaba habilitada de presentarlas.

De acuerdo al mismo, mientras los partidos alcanzan apenas el 26.7% -destacando APP y SP con 58.9% y 54.3% respectivamente-, los movimientos regionales alcanzan el 61.5%. En 18 de las regiones, los movimientos encabezan la cantidad de listas presentadas en provincias y distritos y en 9 de ellas, las tres agrupaciones que encabezan el número de postulaciones, son regionales. En Junín, de donde nace Perú Libre como organización inicialmente regional, tres movimientos encabezan el número de listas mientras el partido de Cerrón no alcanza ni el 50% de las circunscripciones que podía cubrir.

Entre los candidatos proliferan los retornantes. 94 ex parlamentarios buscan ser gobernadores (49%) alcaldes provinciales (26%) o distritales (25%); 14 ex gobernadores quieren volver y más de 1,338 ex autoridades regionales y provinciales pretenden cantar nuevamente “todos vuelven”.

El gusto por candidatear y cambiar de “camiseta” de muchos de los aspirantes es recurrente; así, los tres aspirantes que encabezan la intención de voto regional en Arequipa, suman 17 postulaciones al gobierno regional, la alcaldía provincial y/o el Congreso de la República por 15 agrupaciones distintas. Por cierto, acumulan también entre ellos 15 denuncias.

Poca novedad en realidad en unas elecciones en las que más del 75% de aspirantes a gobernadores regionales y a alcaldes provinciales y más del 60% de los distritales han tentado ya previamente tales cargos. Para ensombrecer aún más el panorama, por lo menos 1403 postulantes registran antecedentes, 627 con sentencia penal, 972 con sentencia civil y 196 con ambas. 12% de los aspirantes al gobierno regional, 17 % a las alcaldías provinciales y 11% a las distritales, se encuentran en esa circunstancia.

Como es obvio, dadas las características del elenco participante y el momento que vive el país, las campañas en general son bastante pobres, plagadas de generalidades y llenas de lugares comunes. La penetración de distintas candidaturas por los intereses de distintas actividades como la minería ilegal y la depredación forestal, la tala de bosques y la exportación de madera ilegal, han incrementado su presencia.

La primera cuenta con distintos operadores y auspicios en 15 provincias y muchos de sus distritos, localizados en por lo menos siete regiones. La segunda nos trae un candidato regional en Ucayali, accionista de algunas empresas de palma aceitera que ofrece gestionar el redimensionamiento de bosques permanentes de protección para entregarlos con títulos individuales en Nueva Requena (3), en medio de un conflicto largo entre empresas procesadoras y comunidades indígenas; en Loreto, aporta con otro postulante, que llegó a ser ministro por unos días que registra tres investigaciones penales en curso en Loreto y San Martín por los delitos de usurpación agravada, depredación ecológica y falsedad genérica (4).

Así las cosas, en octubre próximo estarán en disputa las autoridades de 2095 circunscripciones, entre regiones, provincias y distritos. Resulta claro que al Ejecutivo y al Legislativo lo que les interesa, antes que la descentralización y los indiscutibles cambios que requiere, es la continuidad de la situación actual, el mantenimiento de la clase política que integran y la reproducción de su poder.

En este escenario extremadamente difícil, una vez más, superando su comprensible desánimo, le toca a la ciudadanía y a la sociedad hacerse cargo de la política, participar activamente del proceso, exigirles a los candidatos propuestas y compromisos claros frente a sus necesidades y desafíos cotidianos, pero también frente al enorme reto que supone un país en medio de una profunda crisis de régimen político y en un escenario económico de difícil pronóstico, agravado por la situación internacional.

Notas.

1 Zavaleta, Mauricio. (2014). Coaliciones de independientes. Las reglas no escritas de la política electoral. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

2 Jurado Nacional de Elecciones (2022): Perfil electoral. El perfil de las candidaturas a las elecciones regionales y municipales 2022, JNE, Lima. Ver en https://portal.jne.gob.pe/portal_documentos/files/0ab3ccae-e609-43cb-b92…

3 https://ojo-publico.com/3649/dos-candidatos-la-region-ucayali-son-empres…

4 https://ojo-publico.com/3624/investigados-por-corrupcion-en-carrera-para…

* Investigador de DESCO, Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo

Más notas sobre el tema