Argentina | Marchas masivas en repudio a la represión en Jujuy

1.381

Una marcha de antorchas para mantener el rechazo a la Constitución de Morales

Por Laura Vales

El día después de la represión, docentes, gremios estatales, pueblos originarios y movimientos sociales de San Salvador de Jujuy volvieron a la calle para insistir con el reclamo de que la nueva Constitución provincial, que veda el derecho a la protesta, sea derogada. Exigieron además por la libertad de los manifestantes que quedan detenidos en el penal de Alto Comedero, y denunciaron que el gobernador Gerardo Morales busca imponer el terror para desmovilizar.

Con una nueva marcha de antorchas, miles de manifestantes recorrieron el centro de la capital, que hasta entrada la tarde había estado despoblado. Parte de los comercios permanecieron con las persianas bajas y la administración pública no funcionó porque la gobernación decretó un día de asueto. La circulación en la provincia estuvo paralizada por los cortes de ruta. La CGT inició un paro de 48 horas y los gremios docentes continuaron sin dar clases, en pedido de un aumento salarial. Morales publicó en el Boletín Oficial el texto de la Reforma, que entró en vigencia. En el hospital de Soria, Nelson Mamaní, el herido de mayor gravedad durante la represión del martes, se despertó y habló con su familia.

Las movilizaciones de estos días en Jujuy son de sectores muy populares, movilizaciones de pobres, a las que van trabajadores con salarios bajos o que viven de actividades informales, que sienten a la reforma de la Constitución como una nueva amenaza que les traerá más pérdidas de derechos. También hay un poco de clase media, de sectores universitarios, pero hasta ahí.

El golpe dado por la represión sobre el cuerpo social se notó, y en la marcha de antorchas en el anochecer del miércoles no hubo tanta gente como en la protesta frente a la Legislatura, el día de la jura de la Constitución, cuando las calles estuvieron desbordadas.

Las docentes encabezaron la movida acompañadas por la titular de la Ctera, Sonia Alesso. Las maestras son un mundo aparte en las movilizaciones, con su hit “Morales gato (ladrón)”, que es lo más coreado. Detrás marcharon la CTA y los trabajadores estatales. También salieron todos los movimientos sociales de la Unidad Piquetera, agrupaciones de la izquierda, los municipales del SEOM y organizaciones de la UTEP, como el Movimiento Evita y la CCC. La reforma de la Constitución generó una impensada unidad de todos estos sectores. A ellos, desde el interior de la provincia, se sumaron otras dos organizaciones de perfil popular, los gauchos de Güemes, que desembarcaron en la ciudad con sus caballos, y una numerosa delegación de mineros de la Mina Aguilar, el emprendimiento minero más antiguo del país.

Sin embargo, también en la calle se vieron dos posturas. La Unidad Piquetera y los referentes de izquierda reafirmaron un mensaje más disruptivo, poniendo el acento en la idea de que el pueblo “perdió el miedo”. En los gremios docentes, en cambio, las declaraciones buscaron remarcar que se habían movilizado “de manera pacífica” a la Legislatura, pese a lo que fueron reprimidos. Por esta diferencia sobre cómo seguir con el conflicto, los manifestantes se dispersaron. Unos se quedaron en la plaza, frente a la gobernación; otros decidieron no permanecer mucho tiempo cerca de las vallas y el operativo policial que rodeó a la casa de gobierno y hacer un recorrido en las calles del centro.

Sin dudas, el malestar por el modo en que Gerardo Morales reformó la Constitución, manteniendo el texto del proyecto en secreto y haciéndolo aprobar de apuro, con los votos del radicalismo y el PJ jujeño, atraviesa a toda la sociedad. Los automovilistas acompañan el paso de las marchas con bocinazos y en las plazas y bares se oye la misma afirmación: “Morales quiere sacarle las tierras a los pobladores ancestrales”. En este punto, y en la sospecha de que detrás están los intereses del negocio del litio, no hay fisuras, todos se encolumnan.

Los gauchos improvisaron unas palabras dirigidas al resto de la marcha. «Nosotros estamos acá para acompañarlos, tenemos nuestras demandas, pero vinimos a apoyarlos. «¡Vamos pueblo, les decimos que no aflojen, estamos juntos en esta lucha!; ¡Arriba nosotros el pueblo, y abajo Morales con su Reforma!».

Los mineros también explicaron las razones de su adhesión, que los llevó a salir a las cinco de la mañana de Mina Aguilar, para pasar a dar su respaldo a las comunidades de los pueblos originarios que cortan la ruta en Purmamarca y terminar en la marcha de antorchas de San Salvador. «Nuestras familias son de campo, tenemos sembrados, tenemos animales; ¿cómo los vamos a perder?», dijo uno de ellos ante la consulta de este diario. Agregó que sus salarios son bajos, «menos de la mitad de lo que gana un minero en el sur», y que creen que esto es el resultado «de un acuerdo del gobernador con el sector privado».

Los gremios anunciaron que volverán a marchar con los mismos reclamos. Para los docentes, además, será un día de paro nacional.

Página 12


«Basta de represión»: organizaciones sociales y sindicatos protestaron contra la violencia estatal frente a la Casa de Jujuy en CABA

Por Tatiana Scorciapino

En una jornada pacífica y sin disturbios, organizaciones sindicales, políticas y sociales se movilizaron este miércoles a la Casa de Jujuy en la Ciudad de Buenos Aires en repudio a la reforma constitucional y la posterior represión que se sucedió en los últimos días en la provincia gobernada por Gerardo Morales.

Bajo la consigna “Basta de Represión”, el encuentro estuvo encabezado por la Central de los Trabajadores de Argentina; la CTA Autónoma, la Corriente Federal, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); el Frente Sindical para el Modelo Nacional; la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC), entre otras agrupaciones.

La movilización, que tuvo como punto de encuentro el Obelisco, inició pasadas las 13 horas y la masa de manifestantes se desplazó por la Avenida 9 de Julio hasta Santa Fe al 900, donde se ubica la casa provincial.

En la intersección de esas calles se montó un escenario improvisado en un camión, en donde dirigentes hablaron a la multitud agolpada en la calle. Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de la CTA Autónoma; Ramiro «Vasco» Berdesegar, coordinador de la Corriente Clasista y Combativa; el secretario general de la CTA, Hugo Yasky; los diputados nacionales Paula Penacca y Daniel Gollán; la precandidata a jefa de gobierno y ex ministra de Mujeres y Géneros Elizabeth Gómez Alcorta, la legisladora Victoria Montenegro, entre otros referentes, se unieron para repudiar dieron el accionar del gobernador.

En la misma línea, todos los oradores pidieron mayor intervención por parte del estado nacional. «Le exigimos al Gobierno medidas concretas para que no se siga oprimiendo al pueblo jujeño», sostuvo Godoy. Por su parte, el diputado oficialista y titular de la CTA advirtió que “el gobierno no puede mirar para otro lado».

Además, los dirigentes de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), que también se encontraban en el escenario, confirmaron el paro general convocado para este jueves en repudio a la represión y para solidarizarse con los docentes jujeños, cuyos sueldos básicos se encuentran muy por debajo de la línea de pobreza.

Protesta pacífica frente a la Casa de Jujuy

Sin caer en la provocación del vallado y custodia policial que abrazó la casa jujeña desde el martes por la noche, los manifestantes de diferentes corrientes unificaron sus voces para pedir por la libertad a los más de 60 detenidos y detenidas, entre ellos menores de edad.

Con carteles hechos a mano y la convicción intacta, jóvenes y personas mayores fueron los protagonistas de la jornada. Unidos en el pedido de cuidar las tierras y los recursos naturales de Jujuy y el resto del país, la edad no fue un impedimento para salir a pelear por el futuro.

“No pienso sólo en mí, salgo a la calle a pelear por el país que les va a quedar a mis nietos, no quiero que vivan en un mundo en donde les cobren por tomar agua”, sostuvo a Tiempo una señora notablemente conmocionada por el desastre ambiental que causará la sobreexplotación del litio que habilita la nueva constitución jujeña.

Si bien hasta el momento no se anunciaron nuevas manifestaciones, no se descarta la posibilidad de que esta movilización se replique en caso de que la situación en la provincia norteña vuelva a escalar.

Tiempo Argentino


La ONU «exige» investigar posibles violaciones a los Derechos Humanos en Jujuy

La ONU hizo un pronunciamiento sobre la represión del gobierno de Jujuy ante las protestas contra la reforma constitucional impulsada por Gerardo Morales. El representante en América del Sur del organismo internacional, Jan Jarab, aseguró en un comunicado que «hacemos un llamado urgente al diálogo constructivo e intercultural en Jujuy, que garantice la participación efectiva de los pueblos indígenas y de todas partes interesadas, para superar la crisis mediante vías democráticas e institucionales».

El texto sostiene que «la Oficina ha recibido denuncias de uso indebido de la fuerza por parte de agentes policiales, resultando en decenas de personas heridas, incluido un adolescente con trauma ocular severo y otra persona con lesiones graves en la cabeza. También recabó antecedentes sobre detenciones y judicialización de manifestantes, de líderes indígenas, de una legisladora provincial y de periodistas, así como sobre obstrucción de la labor de personas defensoras de derechos humanos». «Según reportes, además, particulares han desarrollado acciones violentas e irrumpieron en instalaciones de la legislatura provincial», agrega.

«Las autoridades, provinciales y nacionales, deben investigar con premura todo indicio de violaciones de derechos en el contexto de las manifestaciones contra la reforma constitucional en Jujuy. Pero también deben redoblar sus esfuerzos para promover el diálogo y reducir las tensiones, abordando las causas profundas de las protestas y evitando cualquier retroceso en términos de derechos humanos», instó Jarab.

Sobre la reforma constitucional, la ONU afirmó que «presenta incongruencias con las normas internacionales de derechos humanos, abriendo espacio a retrocesos en materia de reunión pacífica» y pidió respetar los estándares contemplados en el Comité de Derechos Humanos y la Relatoría Especial sobre la Libertad de Reunión Pacífica.

«El proceso de reforma constitucional en Jujuy careció de una participación significativa y suficiente de todas las partes interesadas, en especial de los pueblos indígenas. Al respecto, el Representante recordó que «el ejercicio efectivo del derecho a la participación es central para la democracia, en particular para dar legitimidad a un cuerpo legal tan trascendente como una Constitución provincial», concluye.

«La reforma constitucional, la ONU afirmó que presenta incongruencias con las normas internacionales de derechos humanos, abriendo espacio a retrocesos en materia de reunión pacífica» Comunicado de Alto Comisionado para América del Sur de la ONU

Santiago Cafiero, que se reunió el martes en Nueva York con el Secretario General de la ONU Antonio Guterres, se hizo eco de la noticia y al compartir el comunicado tuiteó: «Morales, basta de reprimir y mentir».

Cristina fue más extensa y escribió: «Ayer fue la OEA a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Hoy, es el mundo a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que, en una carta dirigida a usted Gobernador Morales. ¿Leyó bien Morales lo que dice el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos? ¿Qué más necesita para admitir su responsabilidad y actuar en consecuencia?».

«Hágase cargo y proceda como se lo pide el representante del Alto Comisionado: «hacer un llamado al diálogo constructivo e intercultural, garantizando la participación efectiva de los pueblos indígenas y de otras partes interesadas para superar la crisis que en este momento vive la provincia de Jujuy. La Oficina estima que es de suma importancia evitar una escalada de violencia.» Y sobre todo, gobernador Morales… deje de hacer el ridículo echándole la culpa a los demás de lo que sucede en Jujuy. Usted es el primer y gran responsable», insistió la vicepresidenta.

«¿Leyó bien Morales lo que dice el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos? ¿Qué más necesita para admitir su responsabilidad y actuar en consecuencia?» Cristina Kirchner

Este martes, la CIDH pidió «respetar el derecho a la libertad de expresión, los estándares interamericanos del uso de la fuerza, y a llevar a cabo un proceso de diálogo efectivo, inclusivo e intercultural, en que se respete los derechos sindicales y de los pueblos originarios».

«Se urge al Estado a respetar los estándares interamericanos en materia de protesta social. La CIDH seguirá monitoreando de cerca el uso de la fuerza en el contexto de las manifestaciones que puedan surgir», finaliza el texto del organismo internacional.

En la conferencia de prensa realizada para respaldar a Morales, Patricia Bullruch acusó a la CIDH de injerencismo y cuestionó la falta de pronunciamiento sobre Venezuela o Cuba, algo que no es cierto. Pichetto fue más allá y denunció «la mano de Zaffaroni» en la redacción del texto.

La Política Online


Nota relacionada: El presidente Alberto Fernández pidió al gobierno de Jujuy detener la represión y convocar al diálogo

Más notas sobre el tema