Los gobiernos de América Latina y el Medio Oriente – Por Liliana Oropeza Acosta

3.001

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Liliana Oropeza Acosta*, especial para NODAL

Casi 100 días han transcurrido desde la ofensiva más reciente y agresiva de Israel en Gaza, que a la vez se ha cobrado la vida de 10.000 menores de edad, según lo reportado por Save the Children, consolidándose así en una de las mayores tragedias de la actualidad a la que el mundo no puede ni debe mantenerse indiferente, mucho menos América Latina.

En el artículo publicado el 19 de noviembre de 2023 se recopilaron las posiciones de mandatarios, cancillerías y delegaciones de nuestra región en la Asamblea General y el Consejo de Seguridad.

Desde entonces, se han abordado otras resoluciones, con básicamente las mismas tendencias, apoyos y estructura de votos. En el caso del Consejo de Seguridad Estados Unidos usó nuevamente su poder de veto el 8 de diciembre ante una propuesta de Emiratos Árabes que pedía un cese inmediato humanitario.

Sin embargo, semanas más tarde llegó a adoptarse la resolución 2720 del Consejo de Seguridad a finales de diciembre pasado, que pedía un acceso humanitario seguro, sin obstáculos y ampliado y condiciones para un cese sostenible de las hostilidades, presentó dos abstenciones, Rusia y Estados Unidos. Aún no existe en esta instancia un consenso en un alto total al fuego, que sigue siendo lo más imperante.

ASAMBLEA GENERAL

En la Asamblea General, ante los fracasos del Consejo de Seguridad, en sesión de urgencia el 12 de diciembre se adoptó la resolución que exige un alto el fuego humanitario inmediato en Gaza, así como la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes, con 153 votos a favor, 10 en contra y 23 abstenciones:

De nuestra región, nuevamente Guatemala y Paraguay votaron en contra, Panamá y Uruguay se abstuvieron, mientras que el cambio de posición lo tuvo Argentina, virando lo que denominaba, su política de equilibrio. Ocurrió exactamente un par de días después de la asunción de Javier Milei, quien desde su campaña manifestó su intención de trasladar la embajada argentina a Jerusalén. Esta voluntad política también es compartida por su par paraguayo, Santiago Peña. De concretarse, serían el sexto y séptimo país en hacerlo en el mundo. De los 5 actuales, 2 son de Latinoamérica.

Luego de algunas demoras, Guatemala tiene nuevo presidente, Bernardo Arévalo, quien en una entrevista efectuada el 10 de enero indicó “La comunidad internacional debe encontrar una fórmula para que ambos pueblos puedan convivir con paz, seguridad y dignidad dentro de sus propios Estados y eso requiere esfuerzos, que, sino los hacemos, independientemente de la solución que se encuentre a esta guerra de este momento, en 15 años va a volver a surgir otra con peores costos de vidas humanas.”

El 2018 cuando se hizo el traslado de la embajada, Arévalo se había mostrado crítico a la medida, pero desde su campaña hasta la fecha no dio alguna manifestación explícita más que la del respeto al derecho internacional.

CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA

Estos días están siendo muy relevantes para la Corte Internacional de Justicia en La Haya, Países Bajos, órgano a cargo de litigios entre Estados, donde se está atendiendo la demanda interpuesta por Sudáfrica el 29 de diciembre. Se trata de un documento de 84 páginas que explícitamente indica actos de carácter genocida tomando en cuenta 8 acciones, alegando que Israel ha infringido la Convención sobre Genocidio de 1948, Convención que fue establecida después del Holocausto e impone a todas las naciones la responsabilidad de asegurar que no vuelvan a ocurrir crímenes de esa magnitud.

Los apoyos de la región a ella, a través de comunicados de sus cancillerías, se sucedieron cronológicamente de la siguiente manera:

Bolivia, el 7 de enero emitió un comunicado afirmando que “Sudáfrica dio un paso histórico en la defensa del pueblo palestino, un liderazgo y esfuerzo que debería ser acompañado por la comunidad internacional que clama por el respeto a la vida” y concluye “el pasado 17 de noviembre, Bolivia junto a Sudáfrica, Bangladés, Comoras y Djibouti, presentaron ante el Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) una solicitud para indagar la situación en el Estado de Palestina.”

El gobierno de Nicaragua el 9 de enero afirmó que “urge a Israel a cumplir sus obligaciones en virtud del Derecho Internacional y a poner fin de inmediato a su asalto militar contra el pueblo palestino».

También el 9 de enero Venezuela valoró positivamente la histórica acción emprendida por la República de Sudáfrica contra el Estado de Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ)

Colombia 10 de enero sostuvo: “Como lo ha sostenido el presidente Petro, desde el inicio mismo de la sangrienta fase del conflicto en Palestina, es bien claro que las acciones y medidas adoptadas por el gobierno de Israel configuran actos de genocidio.” Y muestra su disponibilidad para acompañar con recursos y herramientas la demanda.

Brasil indicó el  10 de enero que “A la luz de las flagrantes violaciones al Derecho Internacional Humanitario, el presidente manifestó su apoyo a la iniciativa de Sudáfrica de accionar a la Corte Internacional de Justicia para que determine que Israel cese inmediatamente todos los actos y medidas que puedan constituir genocidio o crímenes relacionados en los Términos de la Convención para la Prevención y Represión del Crimen de Genocidio.”, el comunicado también menciona el esfuerzo del país mientras ocupó un sitial en el Consejo de Seguridad.

Cuba, a su vez, el 11 de enero sostuvo que “Israel sigue actuando con total impunidad porque cuenta con la protección cómplice de los Estados Unidos, que obstruye y veta de manera reiterada la acción del Consejo de Seguridad, lo que socava la paz, la seguridad y la estabilidad en el Oriente Medio y a nivel global”.

El comunicado de Chile, del 11 de enero manifiesta su asistencia a las audiencias a través de su embajador, no denota un contundente apoyo, más bien un seguimiento que muestra apoyo, pero de una manera más moderada:

Desde la acera de enfrente, tenemos a Guatemala (antes de la asunción de Arévalo) y Paraguay.  En el primer caso el gobierno guatemalteco lamentó la decisión de Sudáfrica porque Israel obra en legítima defensa en tanto Paraguay a través de la red social X de su cancillería, rechazó las denuncias presentadas contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia en el marco de la legítima defensa contra ataques terroristas.

Las diferencias de posiciones entre los gobiernos continúan, pero sí hubo una gran suma de voces y posiciones oficiales que manifiestamente hablan de genocidio.

*Docente universitaria y doctoranda en Estudios Globales

Más notas sobre el tema