Alejandro Sánchez, diputado uruguayo: “Hay que gravar el capital en nueva estructura impositiva”

Para el diputado Alejandro Sánchez del MPP, en un eventual tercer gobierno del Frente Amplio se debería avanzar en la mejora de la distribución con cargas impositivas al “capital”.

¿El MPP promoverá cambios impositivos en el futuro programa de gobierno del Frente Amplio?

Creo que va estar en la discusión que tiene que enmarcarse en el tercer gobierno del Frente Amplio.

Creo que el tercer gobierno del Frente Amplio debe ser de profundización de los cambios y eso pasa por la estrategia de desarrollo. El Frente Amplio demostró que ha sido exitoso, su éxito le exige avanzar en cuestiones de calidad. Es muy bueno que los trabajadores peleen por el salario, hay un alto porcentaje en el Uruguay de personas que tienen un salario menor a $ 14 mil, un 49% de los trabajadores en su empleo principal ganan eso. Por tanto, hay que mejorar. No comparto que la mejora de salario tenga que ir de la mano con la productividad, por supuesto que tiene que crecer con la productividad pero si crece, igual no hay redistribución.

Tiene que estar alineada a la productividad, pero la lucha de los sindicatos tiene que estar por obtener una porción mayor por la riqueza que producen. Pero también nosotros vamos a mejorar las condiciones de vida no solo por la vía del salario. No se puede asociar solo al salario las condiciones de mejora en la distribución del ingreso. Acceder a una educación de calidad, tener salud, tener vivienda, hacen a la felicidad humana y eso la tiene que servir el Estado. ¿Y cómo las tiene que servir? Cobrándole al que tiene. No le puede cobrar al que no tiene para construir vivienda, para generar mejor educación, salud. Defiendo un Estado que también actúe en la economía.

¿De qué forma?

Generando recursos como lo están haciendo las empresas públicas; que esos recursos luego se redistribuyen entre los que menos tienen a través de las políticas públicas que desarrolla el Estado. Ese es el esquema, por tanto necesitamos modificar la matriz productiva, para eso tenemos que tener un Estado con capacidades, las capacidades se generan con recursos y los recursos tienen que salir de una estructura impositiva para que grave más al que tiene más. Y no solo el que tiene más por la vía del trabajo, sino al que tiene por la vía del capital, que es al que hay que gravar.

Ahora, solo con impuestos no vemos la distribución, sino recaudando más del grupo pequeño que tiene mucho para repartir entre muchos que tienen poco con políticas claras de universalización de derechos. Y con el acompañamiento de una estrategia de desarrollo que nos permita modificar la matriz productiva. Creo que ese es el desafío y para eso hay que repensar la estrategia de desarrollo en base a lo que hemos logrado.

¿Hay condiciones en el Frente Amplio para introducir en el programa ese tipo de cambio, si se tiene en cuenta la forma en que se ha manejado la economía?

Eso dependerá de la correlación de fuerzas que se genere en el Frente Amplio. Creo que el Frente Amplio va a construir un programa que será la síntesis del Frente Amplio. El MPP ahora está discutiendo y elaborando las pautas programáticas, no el programa del MPP, porque el MPP no tiene un programa aparte del Frente. Tiene lineamientos programáticos para discutir con los compañeros del Frente Amplio y creo que esta discusión se tiene que dar, porque me parece que es la discusión sobre el futuro de Uruguay. No caer en el cliché de decir con dos impuestos lo resuelvo, porque con dos impuestos no resuelve nada. El programa del Frente Amplio debe ser en clave de ejercicio de derecho, porque cuando lo hago desmercantilizo cuestiones que están en el mercado. Y el mercado es injusto porque solo acceden quienes tienen recursos y esos siempre son una minoría.

A veces la izquierda piensa en los derechos humanos del pasado reciente, y es verdad. Pero el programa del Frente debe estar centrado en los derechos del hoy. Se tienen que seguir buscando verdad y justicia, pero la justicia viola los derechos. El ejercicio de los derechos es cuando actúa el Estado asegurando las políticas universales.

El programa de una fuerza política de izquierda es ver cuáles son los cambios posibles en esta etapa. La izquierda se ha subido muchas veces por la izquierda – y es la experiencia europea- y se ha bajado lamentablemente por la derecha. Ese es un proceso en el que todos en el Frente Amplio debemos estar atentos para que no suceda. Creo que no va suceder en la medida que tengamos estas discusiones.

¿El programa puede estar condicionado a la candidatura presidencial?

El programa será del Frente Amplio y no pienso en la lógica de los condicionamientos, porque somos todos compañeros. El programa será la síntesis de lo que podamos construir en el Frente Amplio y el gobierno va a ser del Frente Amplio y quien tiene la responsabilidad de conducir ese gobierno será el compañero Tabaré (Vázquez) como ya lo ha hecho en el primer gobierno del Frente Amplio, que lo hizo de manera satisfactoria y por algo los resultados que podemos mostrar. De la misma manera que a Pepe (presidente José Mujica) le ha tocado gobernar y conducir y no se hace lo que Pepe quiere, porque es el gobierno del Frente Amplio. Y tampoco se hizo lo que Tabaré quiso porque gobierna el Frente. Creo que lo que hay es una sobrevaloración del peso del candidato y del peso del Frente Amplio. Yo creo que no.

¿El MPP le presentará un nombre a Vázquez para la vicepresidencia?

Lo que quedó claro es que después de la interna el Frente Amplio va a tener que definir una fórmula, como lo hizo siempre. La fórmula siempre representó la esencia del Frente Amplio que es la diversidad. Y no sería muy bueno el pensamiento único. Creo que los frenteamplistas no están de acuerdo con eso y siempre ha habido un esfuerzo por construir una síntesis política que nos represente a la gran mayoría. Acá no hay que apurarse a los acontecimientos. Ahora tenemos que centrarnos en el programa. No podemos perder de vista que acá hay un modelo -independientemente de las personas- que está enfrentado a la derecha del Uruguay, y ese modelo lo que tiene que hacer es explicitarse, ser claro y seguir concitando el apoyo de nuestra gente.

“Solo con impuestos no vemos la distribución, sino recaudando más del grupo pequeño que tiene mucho”

“Creo que Tabaré Vázquez es un compañero frenteamplista, es un buen comunicador, es un compañero que es un referente del Frente Amplio y eso está legitimado, pero en realidad quien va a gobernar es el Frente Amplio”.

“Los docentes deben pensar que se cumple el convenio”

En medio del conflicto docente, del incremento de las medidas de lucha de maestros y profesores por un mayor aumento salarial, mañana se vota el proyecto de Rendición de Cuentas sin cambios, como lo previó el Poder Ejecutivo.

Yo creo que esta Rendición dice cosas interesantes no para culpabilizar a nadie. El Poder Ejecutivo llegó a un acuerdo con los sindicatos de la enseñanza en 2010. Ese aumento implicaba un incremento salarial real del 22,8% hasta el 2015. Nadie discute que los salarios docentes son salarios sumergidos, pero nadie podría discutir el esfuerzo que ha hecho el Frente Amplio desde que llegó al gobierno de incrementar año a año el salario docente y eso ha hecho que el salario docente creciera mucho más que el resto de la economía.

Muchas veces la gente se confunde, pero estamos hablando del 22,8 % más la inflación. La situación de la economía empeoró, pero el gobierno honra el convenio y eso es muy bueno, porque es la garantía de los trabajadores de cómo va a evolucionar su salario. No solo cumple el gobierno sino que decide sobrecumplirlo, al adelantar el cronograma de pagos. En lugar que el 22,8% se complete en el 2015, se hace en el 2014. Cumple el gobierno con lo que habíamos pactado en una situación desmejorada con respecto a cuando habíamos firmado. ¿Tienen derecho los docentes de manifestarse? Yo creo que sí, que tienen derecho de manifestarse, pero me parece que los docentes también deben pensar que acá se está cumpliendo con un convenio que se firmó en 2010. Eso debe ser respetado. Uno no entiende la radicalidad del conflicto, los cuestionamientos que están planteados, y además no hay una propuesta por parte de los docentes que implique un nivel serio de discusión.

Este es un conflicto muy duro, muy difícil. Yo creo que hay que encauzar el conflicto, que hay que tener mesa de diálogo para discutir.

La Rendición de Cuentas lo que hace es honrar el cumplimiento del convenio con adelantar ese 3%. Esto significa un aumento nominal del orden del 11% el próximo año. El otro elemento que estaba arriba de la mesa es el de la Universidad de la República que no estaba contemplada en la Rendición de Cuentas. A través de la reducción del 5,8 % de los gastos de funcionamiento de todos los incisos, exceptuando las partidas del Mides, se otorgará el 3%.

En términos de la educación, el Uruguay va a seguir invirtiendo porque es estratégico.

http://www.republica.com.uy/entrevista-a-alejandro-sanchez-3/