Diego García Sayán, ex canciller peruano: “Deberíamos prepararnos para un fallo que a Perú y a Chile les costará entender”

El ex canciller peruano Diego García Sayán participó el lunes pasado en la última reunión de coordinación convocada por el gobierno de Ollanta Humala con el comité asesor para el tema de La Haya. Uno de los temas fue la expectativa que se ha generado en Perú frente al próximo fallo de la corte.

¿Se ha enrarecido el ambiente previo a la sentencia?

No más de lo que era previsible. Creo, además, que se debe a circunstancias políticas internas en Perú y Chile. Siempre hay políticos que buscarán sacar provecho de corto plazo, pero, al menos en Perú, eso no ha ido dejando una estela. Lo relevante es que en los dos gobiernos las voces sintonizan en guardar la calma, esperar con paciencia y reiterar el compromiso de acatar lo que venga.

El gobierno de Humala ha solicitado bajar las expectativas. ¿Hay preocupación por el triunfalismo que se ve en Perú?

Hay sectores en Chile que han dicho que hay mucho triunfalismo en Perú, pero no creo que en el discurso oficial en Lima, ni en las personas que están a cargo del caso, exista triunfalismo (…). Tal vez, parte de lo que ha ocurrido en este alegado optimismo se debe a las señales de preocupación que han llegado desde Chile. Las declaraciones del diputado Jorge Tarud, por ejemplo, han ayudado a que una parte de la opinión pública peruana piense que si los chilenos están preocupados, es porque el fallo sería favorable a Perú. Con todo, creo que no han hecho nada de bien las declaraciones de algunas personas respecto de que existiría un conocimiento previo de la sentencia.

¿Se ha generado desconfianza sobre el proceso?

Voces disonantes ha habido tanto en Chile como en Perú y se van a seguir dando en los días que restan. Lo importante es que cuando se han producido, como fue la petición de Tarud de realizar un plebiscito antes de acatar el fallo, fue el gobierno de Chile el que de inmediato reafirmó que la sentencia no está sujeta a un plebiscito ni a una ratificación por parte del Congreso.

En Chile hay sectores que plantean la necesidad de firmar un acuerdo complementario, que deje por escrito que no hay otros temas pendientes.

Entre más señales de concordia se expresen en el discurso y la formalidad jurídica, mejor. Pero no creo que sea indispensable firmar un acuerdo si es que el último tema pendiente se resuelve mediante una sentencia de la corte. Naturalmente, existe la posibilidad de que el fallo genere problemas de interpretación, ha ocurrido, pero esperemos que no ocurra aquí.

¿Con qué quedaría conforme Perú?

Es normal que en un proceso no se logre necesariamente el ciento por ciento de lo buscado. No me refiero a que la corte dicte fallos salomónicos, sino a que el derecho es muy complejo y da lugar a que los jueces hagan interpretaciones distintas a las que han planteado las partes. Muchas veces se construye un edificio jurídico y conceptual diferente. Deberíamos prepararnos para eso también, que salga una sentencia que a Perú y a Chile les dé trabajo entender al principio, pues puede contener algo que no fue planteado ni por la defensa ni por la parte demandante.

¿Los plazos para la ejecución pueden generar presión en Perú?

Los plazos dependerán del contenido del fallo. Adelantarse no tiene sentido. Espero que la sentencia deje en claro todas las medidas que se deben ejecutar, para que no dé espacio a interpretaciones.

http://diario.latercera.com/2014/01/16/01/contenido/pais/31-155752-9-diego-garcia-sayan-ex-canciller-peruano-deberiamos-prepararnos-para-un-fallo-que.shtml