Marchas en toda la región en el Día Internacional de la No Violencia contra la mujer

El 25 de noviembre fue declarado como el Día Internacional de la “No violencia contra la mujer” por la Asamblea General de las Naciones Unidas. La resolución aprobada fue el resultado de un creciente movimiento internacional para acabar “con la trágica epidemia que devasta las vidas de mujeres y niñas, rompe comunidades y es una barrera para el desarrollo en todas las naciones”.

Presentada por la República Dominicana, con el apoyo de más de 60 gobiernos, la resolución fue el resultado de un creciente movimiento internacional para acabar con una trágica epidemia que devasta las vidas de mujeres y niñas, rompe comunidades y es una barrera para el desarrollo en todas las naciones.

Los promotores de la resolución esperan que el día constituya, como ha ocurrido en otras ocasiones, el punto de partida para que los gobiernos y la población en general tomen acción para acabar con la violencia contra la mujer.

En el mundo, 25 por ciento de las mujeres son violadas en algún momento de su vida. Dependiendo del país, de un 25 a un 75 por ciento de las mujeres son maltratadas físicamente en sus hogares de forma habitual. Cerca de 120 millones de mujeres han padecido mutilaciones genitales. Las violaciones han devastado mujeres, niñas y familias en los conflictos en Ruanda, Camboya, Liberia, Perú, Somalia, Uganda y la antigua Yugoslavia.

El origen del 25 de noviembre se remonta a 1960, año en el que las tres hermanas Mirabal, María Teresa, Patria y Minerva, fueron violentamente asesinadas en la República Dominicana por su activismo político durante la dictadura de Leonidas Trujillo. Las hermanas, conocidas como las “mariposas inolvidables” se convirtieron en el máximo exponente de la crisis de violencia contra la mujer en América Latina. Por este hecho brutal, el Congreso de Feministas Latinoamericanas y Caribeñas de 1980 fijó esta fecha para la reflexión Internacional.

El 25 de noviembre ha sido la fecha elegida para conmemorar sus vidas y promover el reconocimiento mundial de la no violencia de género. Este día se recuerda en América Latina desde los años 80.

Aporrea