El BID da crédito de 80 millones a Ecuador para mejorar servicios sociales

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anuncio hoy un préstamo para Ecuador de 80 millones de dólares para mejorar los servicios sociales y construir una nueva sede que integrará oficinas gubernamentales en Quito.

Con estos fondos se erigirá la sede de la Plataforma Gubernamental de Desarrollo Social que alojará a los 3.000 funcionarios del sector que actualmente están distribuidos en 14 edificios, indicó el BID en nota de prensa.

De este modo, se busca “mejorar la articulación intersectorial y los servicios que proveen los ministerios de Salud Pública; Inclusión Económica y Social; Desarrollo Urbano y Vivienda; y Deporte, liderados por el Ministerio Coordinador de Desarrollo Social (MCDS)”.

El edificio, de 74.000 metros cuadrados y ubicado en la zona sur de la ciudad de Quito, contará en su primer piso con varias ventanillas únicas, lo que reducirá a la mitad del tiempo de espera de los ciudadanos para realizar trámites.

La nueva sede tendrá un centro de datos que almacenará la información digital del MCDS y de todos los ministerios coordinados.

Como resultado, se espera una mayor eficiencia y eficacia en la toma de decisiones y mayor productividad de la gestión pública.

La ubicación de la Plataforma se enmarca en el plan de desarrollo de la zona el sur de Quito, que incluye la ampliación de la Plaza de Quitumbe con espacios para desarrollar servicios conexos y acceso peatonal, agregó el organismo multilateral.

La Plataforma será administrada y mantenida por el Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (INMOBILIAR), y busca cerrar las brechas en el acceso a los servicios sociales dirigidos a las familias en condiciones de extrema pobreza.

Los recursos de esta operación provienen del Capital Ordinario del BID, tienen un plazo de amortización de 25 años y un periodo de gracia de 13 años.

Además, el programa cuenta con una financiación complementaria de 39,2 millones de dólares del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y una contraparte local de 1 millón para un costo total de 120,2 millones de dólares.

El Diario