Posponen tratamiento del TISA para después de las elecciones municipales

La presidenta del Frente Amplio(FA), Mónica Xavier, acordó con el canciller Rodolfo Nin Novoa posponer la discusión interna del oficialismo por la integración de Uruguay a la negociación por el acuerdo global de servicios (Trade in Services Agreement, TISA).

El tema levantó la oposición de dirigentes comunistas, socialistas ortodoxos y del PIT-CNT, y fue una de los primeras fricciones internas que enfrentó el presidente Tabaré Vázquez desde que asumió.

En la reunión, Nin Novoa se comprometió a ir dándole información al Frente en la medida que haya avances en la negociación del TISA y que eso sirva como insumo para que la coalición de izquierda tome posición sobre el tema. “Hay aspectos reservados en cualquier negociación de esta naturaleza y hay otros que se pueden informar”, dijo Xavier a El Observador.

El tratamiento interno del TISA en el Frente Amplio se hará después de las elecciones del 10 de mayo, ya que se quiere concentrar la atención en los comicios departamentales.

Mientras el ministro de Economía, Danilo Astori, manifestó que el acuerdo internacional es una oportunidad que Uruguay no puede dejar pasar, el exsecretario general del sindicato de la construcción y diputado comunista, Óscar Andrade, salió al cruce del tratado. El dirigente se quejó de que no hubo un “hondo debate” sobre el tema. “El TISA tiene un componente de secretismo muy alto”, dijo a radio El Espectador.

El dirigente comunista del PIT-CNT, Marcelo Abdala, se refirió al TISA el jueves en entrevista con El Observador TV, y dijo que “el libre comercio entre países desiguales no hace otra cosa que exacerbar la diferencia (…) Va a supeditar al país más chico a una situación de mayor dependencia”.

“Tengo la sana duda de que Uruguay, que es un Pulgarcito en la economía internacional, pueda hacer prosperar sus intereses saliendo indemne frente a EEUU o la Unión Europea”, agregó.

El Observador