Paraguay: periodistas marchan contra la narcopolítica y por la libertad de expresión

Este sábado 25 de abril se realizó la marcha anual en conmemoración del Día del Periodista, que este año tuvo como máxima la lucha contra la narcopolítica y por la libertad de expresión. Esto ante el aumento de los asesinatos y ataques contra comunicadores registrados durante el gobierno de Horacio Cartes.

El acto se inició frente al monolito de Santiago Leguizamón en el barrio Sajonia con una posterior marcha hasta el Palacio de Justicia, donde se repudió la impunidad de los crímenes contra trabajadores de prensa así como los procesos abiertos contra periodistas por criticar a las autoridades del Estado.

Santiago Ortiz, secretario general del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), acusó al gobierno de ser cómplice de los crímenes contra periodistas, un total de cinco en poco más de año y medio, señalando al mandatario por sus vínculos con el crimen organizado.

“Durante este gobierno cinco compañeros trabajadores de prensa han sido asesinados por las balas del narcotráfico, de las mafias y de la narcopolítica. No es casualidad que estos señores se sientan libres para asesinar, para amedrentar, para atropellar a los colegas. Se sienten libres porque ellos están en el gobierno. Este es el gobierno de las mafias”, expresó Ortiz.

En efecto, el principal sospechoso de la autoría intelectual del asesinato del corresponsal de ABC Color Pablo Medina es el exintendente colorado de Ypehú Vilmar “Neneco” Acosta, actualmente detenido en Brasil, quien forma parte del círculo político del presidente Cartes.

De su lado, Dante Leguizamón, hijo de Santiago Leguizamón –asesinado el 26 de abril de 1991 en Pedro Juan Caballero– señaló que después de 24 años la herida por el crimen de su padre es cada vez más profunda a raíz de la impunidad que gozan los autores del atentado.

“Es más profunda la herida porque 24 años después siguen muriendo periodistas a mano de la narcopolítica que maneja el poder en este país”, señaló Leguizamón.

Por su parte, Julio López, de la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT), llamó a una acción unitaria a todos los trabajadores destacando como un principio el acto previsto para el 1 de Mayo, donde se expresará el rechazo a las políticas económicas y la creciente represión desatada con el actual gobierno. Recordó especialmente a los 11 miembros de la Liga de Obreros Marítimos del Paraguay (LOMP) que se encuentran en prisión domiciliaria por haber cerrado momentáneamente la entrada y salida de embarcaciones en el puerto privado San Francisco en protesta por el despido de 200 estibadores.

“Van a caer, van a caer, todos los narcos del poder”, eran algunos de los canticos pronunciados durante la marcha rumbo al Palacio de Justicia. Allí se cerró el acto con la lectura de un pronunciamiento en el que se llamó a la unidad de todos los trabajadores de la comunicación para enfrentar a la narcopolítica y su modelo de muerte así como a no desistir ante el amedrentamiento y ataques del gobierno.

Precisamente, durante el desarrollo del acto la policía ejerció su habitual método de amedrentamiento sacando fotografías a los presentes. Al ser consultado sobre el motivo, el oficial segundo Rolado López se limitó a decir que eran órdenes de la jefatura.

E’a