Argentina: trabajadores textiles y organizaciones marcharán para reclamar por trabajo digno

Costureros, vecinos, organizaciones sociales y sindicales marcharán a las 17 para exigir trabajo digno en una movilización que comenzará en el taller textil incendiado en Flores el 27 de abril pasado, donde murieron dos niños, e irá hasta el que se había prendido fuego en Caballito en 2006, en el que fallecieron seis personas.

“Ni cadenas explotadoras ni clausuras policiales, abramos los talleres al trabajo digno”, son las consignas de la movilización que se llevará a cabo desde la esquina de Páez y Terrada, donde estaba el taller en el que murieron el lunes 27 de abril Rolando y Rodrigo, dos niños hijos de inmigrantes bolivianos.

La movilización culminará en Luis Viale y Espinosa, donde el 30 de marzo de 2006 fallecieron seis personas, cinco de ellas menores de 18 años, también bolivianos.

La marcha fue convocada por la Asamblea Textil de Flores, un espacio que se constituyó tras el último incendio y se encuentra conformado por costureros, vecinos y organizaciones sociales y sindicales como la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), la Asociación de Trabajadores de Estado (ATE Capital) y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

“Lo que exigimos son políticas activas que promuevan el empleo y lo que no vamos a tolerar es que como respuesta a este hecho trágico se de una política represiva de cierre de talleres indiscriminadamente o se persiga a la colectividad boliviana”, indicó a Télam Humberto Rodrí­guez, secretario general adjunto de ATE Capital.

En el mismo sentido, Eduardo López, titular de UTE, indicó que “este tema a nosotros nos interpela como trabajadores, que exigimos condiciones dignas de trabajo, pero también como docentes porque las víctimas son nuestros pibes, pibes de la escuela pública”.

En concepto de “abrir al taller al trabajo digno” surge de un reclamo de los costureros acompañados por la Asamblea que implica “salir de las miradas fáciles de víctimas y victimarios, y comprender todas las complejidades que se dan en el taller textil”, expresó Juan Vázquez, miembro de Simbiosis Cultural, un colectivo conformado por bolivianos muchos de ellos trabajadores o ex trabajadores de talleres textiles.

Otra consigna de la movilización es “sacar del gueto a la economía popular migrante”, que implica “no reducir el problema a ‘la colectividad boliviana’, todos tenemos relación con la producción de estos talleres textiles”, indicó Juan.

Mientras que la causa por el incendio y muerte en la calle Páez se encuentra en plena etapa de instrucción, en la causa penal por el incendio de Luis Viale sólo se condenó por juicio abreviado a los capataces del taller, eximiendo de culpa a los dueños y a los responsables del Gobierno de la Ciudad que no realizaron controles.

“Lo que se necesitan son políticas públicas que promuevan el trabajo digno, y un Gobierno local que esté dispuesto a controlar las condiciones de empleo de los trabajadores”, concluyó Rodríguez.

Télam