Danilo Astori, ministro de Economía: “Uruguay está en condiciones de seguir creciendo y fortaleciendo sus resultados sociales en todo el país”

El actual ministro de Economía y exvicepresidente, Danilo Astori, aseguró que a pesar de la complicada situación económica internacional y sobre todo regional, en Argentina y Brasil, el Uruguay está en condiciones de seguir creciendo y fortaleciendo sus resultados sociales en todo el país.

Astori analizó con LA REPÚBLICA las próximas elecciones departamentales y se detuvo especialmente en la situación de Maldonado, al que consideró un departamento paradigmático “por las inversiones inmobiliarias, el turismo y la diversificación productiva que se logró”, entre otros factores.

Estimó que se trata de un departamento que “está en condiciones de seguir creciendo y fortaleciendo sus resultados sociales”, aunque consideró clave mantener la imagen y trabajar con un rumbo claro.

A su entender Maldonado enfrenta un gran dilema ya que un peligroso retorno al pasado puede comprometer logros muy importantes que se consiguieron en la última década. “Cada ciudadano tiene la posibilidad de optar y elegir, creo que Maldonado afronta ese dilema”, subrayó.

“El Uruguay tiene una imagen de país serio, confiable, donde se respetan las reglas y las leyes y ocupa los primeros lugares en toda América latina en transparencia y en lucha contra la corrupción. Eso importa mucho a la hora de atraer inversiones, gente que confía en el país y en el departamento”, agregó el ministro.

¿Qué papel jugó el departamento de Maldonado en los resultados del país a nivel productivo y de inversiones?

Lo hemos analizado en varias oportunidades, y Maldonado es paradigmático, por el nivel de inversiones inmobiliarias, por el crecimiento del turismo, por la diversificación productiva que vivió en la última década y por su impacto social, aumento del empleo y de su calidad, reducción de las tasas de pobreza e indigencia y todo esto con un crecimiento importante de su población por los uruguayos que van en busca de oportunidades.

Eso fue posible por una combinación de dos factores, por un lado la política económica y social nacional, de las reformas que se aprobaron, del apoyo desde el gobierno nacional a las intendencias con pleno respeto de sus autonomías y en segundo lugar de los resultados obtenidos por la Intendencia en esta década, en todos los frentes, coordinando con el gobierno nacional e impulsando importantes obras de infraestructura, de ordenamiento territorial, de servicios de calidad y de honestidad y transparencia en su gestión.

¿Esos avances se mantendrán hoy, hay factores que los comprometen en la actualidad?

A pesar de la complicada situación económica internacional y sobre todo regional, en Argentina y Brasil el Uruguay está en condiciones de seguir creciendo y fortaleciendo sus resultados sociales en todo el país y también en Maldonado.

Hay que trabajar con un rumbo claro, aprovechando adecuadamente las condiciones que hemos creado, desde el punto de vista material e inmaterial, es decir de imagen.

El Uruguay tiene una imagen de país serio, confiable, donde se respetan las reglas y las leyes y ocupa los primeros lugares en toda América latina en transparencia y en lucha contra la corrupción.

Eso importa mucho a la hora de atraer inversiones, gente que confía en el país y en el departamento. El turismo lo confirma plenamente, pero también la cantidad de nuevas actividades que se desarrollan en las cadenas agroindustriales y productivas.

Usted, personalmente y políticamente,¿cómo analiza esta campaña electoral departamental en todo el país?

Es parte del proceso democrático, de los cambios que se han operado para bien del país, donde las definiciones departamentales se separan de las nacionales y la gente lo entiende y lo expresa con mucha claridad, aunque naturalmente hay muchos factores de incidencia y que las relacionan.

Es un debate exigente y donde hay que colocar los verdaderos ejes que se definen en cada elección. Como lo hicimos en las elecciones nacionales.

En algunos departamentos es la natural rotación y cambio de partidos y de figuras en los gobiernos, en otros puede tener otros elementos, como un peligroso retorno al pasado y puede comprometer logros muy importantes que se lograron en la última década. Cada ciudadano tiene la posibilidad de optar y elegir, creo que Maldonado afronta ese dilema.

República