Carlos Navarrete Ruiz, presidente del PRD (México): “La izquierda mexicana vive su peor crisis en 25 años”

Por Shaila Rosagel

La oficina que ocupa Carlos Navarrete Ruiz, presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en el octavo piso Benjamín Franklin 84 en la Ciudad de México dio un cambio rotundo a la decoración que le gustaba a Jesús Zambrano Grijalva, ex dirigente perredista hasta hace unos meses.

Ahora las pinturas de Benito Juárez que pendían de las paredes fueron sustituidas por dos fotos de Navarrete: en una con el ex Presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y en la otra con el Presidente de Estados Unidos Barack Hussein Obama. En ambas, el dirigente perredista estrecha las manos de los famosos políticos.

El escritorio y el recibidor intercambiaron lugares. El mobiliario del despacho también cambió por un concepto más moderno y menos clásico y sobrio.

Lo único que permanece es la luz que baña la oficina y que deja ver en un primer impacto, al fondo, una enorme fotografía del Zócalo capitalino repleto de personas con las banderas amarillas del Sol Azteca.

“Es de una concentración por la Reforma Energética”, dice Carlos Navarrete.

El día ha estado lleno de visitas, entrevistas y de militantes que entran y salen de su oficina.

Los miembros de su partido parece que olfatean cuando anda por la sede nacional, porque siempre atiende reuniones imprevistas, comenta.

Navarrete viste con un pantalón verde olivo claro y un saco gris. Se sienta en el sillón individual. Sobre la mesa descansa el ejemplar de un diario, en cuya portada aparece un “Quiero ser Presidente: Miguel Ángel Mancera”.

–Me gustaría empezar por el tema electoral. Si usted pudiera enumerar las causas para el 11 por ciento que obtuvo el PRD, ¿cuáles serían estos motivos que abonaron a esta caída?

–Primero el contexto que explica mucho las cosas: la izquierda viene de la peor división de su historia en los últimos 25 años, que ocurrió a finales de 2012. El PRD viene de momentos muy difíciles; el tema de Guerrero, la salida de personajes. Muchos en enero de este año auguraban casi la desaparición del PRD, no que disminuiríamos, la desaparición. Por primera ocasión fuimos a un proceso sin un liderazgo único, sin una figura emblemática, sino con un colectivo de dirigentes. Se movilización más de 300 mil perredistas en la campaña: candidatos del PRD, representantes de casilla y el resultado es el siguiente: seguimos siendo la tercera fuerza política en contra de todo pronóstico. Tenemos la tercera bancada más importante y 4 millones 350 mil mexicanos decidieron votar PRD para diputados federales y locales. Obtuvimos más de 11 por ciento de los votos. Me acaban e informar que una vez que se ajusten los votos nulos llegaremos al 12 por ciento, 126 mil votos más que en 2009. El PRI perdió, el PAN, nosotros ganamos, no es poca cosa. De las dos gubernaturas que nos propusimos, logramos una; ganamos mayoría de votos y de posiciones en Tabasco, tuvimos nuestros tropiezo mayor en la Ciudad de México donde gobernábamos 14 delegaciones y perdimos ocho. Sin embargo, todo el mundo auguraba que perderíamos Iztapalapa, la joya de la corona. No ocurrió, vamos a gobernar a cinco millones de habitantes. No es lo mismo perder Iztapalapa que Milpa Alta.

–¿Esperaban este resultado? Que Morena ganara varias delegaciones…

–Estaba prevista la competencia, con una izquierda fracturada, era obvio que no íbamos a tener los resultados óptimos, los cuatro íbamos separados. Es lógico el resultado, lo sorprendente es que el PRD haya resistido el embate de la competencia.
–¿Qué tanto influyeron las pugnas de las corrientes internas del PRD para los resultados del PRD en el DF?

–Hay muchos factores, por lo menos media docena, pero me he propuesto no hacer el balance público, porque me parece que no contribuyo como presidente nacional, si en lugar de convocar a mis órganos dirigentes a evaluar las cosas, empiezo a hacer mi propia evaluación personal. Sé que otros compañeros lo están haciendo, respeto sus opiniones, pero no se contribuye mucho si me adelanto. Evaluaremos en el Comité Nacional, en los estados ya hay reuniones, el Consejo sesionará para elaborar un documento central. La evaluación no es un acto espontáneo ante un medio de comunicación, es una opinión tiene que recolectar cifras, objetivos. De cómo nos fue, yo me quedo con la principal: ya quisieran siete de los 10 partidos, tener el porcentaje que obtuvo el PRD.

–¿Impactó o no la salida de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, una figura conocida como el líder moral del PRD? ¿Hubiera sido otro el resultado con Cárdenas llamando al voto por el partido?

–No lo sé, tendremos que evaluarlo, pero la pérdida de personajes sí impactó, sobre todo el ingeniero Cárdenas. Te insisto, es la primera ocasión que el PRD no va con una figura. Yo soy un coordinador de 300 mil perredistas, el resultado es que logramos los cuatro millones de votos.

EL FACTOR AMLO

–Dentro de lo que cabe, ¿se siente satisfecho?

–La verdad sí. Es producto de un trabajo intenso. Yo recorrí todos los estados, en todo el país había perredismo desplegado. Este resultados es un esfuerzo personalizado del perredismo.

–¿Qué tanto le ayudó a Morena la imagen de AMLO? ¿Que apareciera en los promocionales y mítines de la ciudad?

–Ellos tienen sus fortalezas y sus debilidades. Tienen que hacer su balance, ¿por qué sí pudieron tener buenos resultados en el DF y en Tabasco no? Nadie hace un balance de Tabasco, nosotros ganamos mayoría de distritos, de municipios, cuatro de seis distritos.
–En cuanto a estas denuncias públicas de Raúl Flores García [presidente del PRD en el DF] de que René Bejarano Martínez ayudó a Morena para los resultados que se obtuvieron, ¿cuál es su opinión?

–He hecho un llamado a cesar cualquier acusación pública, de esa naturaleza. [La opinión] tiene que estar colocada en todo caso en el marco del balance interno de los órganos. No nos ayudamos nadie, si antes de hacer un balance integral, empezamos a lanzar acusaciones, no ayudamos. Esto es una práctica que hay que desterrar, si hay que evaluar ese factor, hagámoslo internamente y veamos qué tanto efecto tuvo.
–¿Es un llamado a todos los presidentes locales?

–He hecho un llamado a todos los dirigentes del país y a todas las expresiones, ‘modérense’. No sirven las acusaciones cruzadas que no van ayudar a nadie, antes que nada tenemos que decirle a los 4 millones muchas gracias por su voto, gracias por la confianza en varias partes del país, donde nos volvieron a ratificar su voto para que fuéramos mayoría. Escuchemos el mensaje da las urnas, de la gente en la votación. Yo no soy triunfalista, estoy haciendo un balance objetivo para bien o mal.
–Usted en alguna conferencia de prensa comentaba que 28 por ciento, si se suman todos los porcentajes de los partidos de izquierda, harían un contrapeso al PRI [Partido Revolucionario Institucional] a Morena lo ha puesto en el saco del PRI, del Panal [Partido Nueva Alianza], del Partido Verde [Ecologista de México] ¿En qué saco están? ¿Del lado de la izquierda? ¿Ahí van a luchar? ¿O están en el otro saco donde los han puesto?

–Me sorprende la pregunta.

–¿Qué mensaje da?

–No ninguno. Simplemente decir que el PRD, no por decisión nuestra ni de nuestros contrincantes, por decisión de cuatro millones 350 mil electores, creo que pesan más que una opinión individual. Han decidido que el PRD siga siendo un partido opositor de izquierda, progresista, con el mayor respaldo ciudadanos de los cuatro partidos de izquierda. Si alguien quiere descalificar a esos cuatro millones…

LAS ALIANZAS

–¿Con quién buscaría alianzas el PRD en la Cámara de Diputados y en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal?

–No está definido. Esa es parte de la estrategia legislativa que vamos a definir en el mes de agosto. Falta que se integren los grupos parlamentarios, falta que se haga el balance del resultado, luego pasemos a la agenda federal y locales. Lo que te puedo adelantar es una cosa: el PRD va a mantener su vocación unitaria, convocando tema a tema a quienes coincidan con nosotros en colocar puntos de definición en las Cámaras. El PRD no se va aislar, no será una voz aislada, ni en la Cámara de Diputados ni en la Asamblea ni en los congresos locales. Construirá mayorías legislativas para tomar decisiones, ¿con quién? Se verá en su momento en función de os temas que coincidamos. No puedo decir ‘voy a buscar a fulano para unirme’, no. Vamos a ver los temas y si coincidimos nos uniremos.

–¿Podría ser con partidos de izquierda? ¿ O con el PRI, PAN?

–No está claro ahorita. Yo creo que en las Cámaras se dialoga con todos, se construyen mayorías, no alrededor de siglas, sino alrededor de definiciones y temas concretos. Nosotros colocaremos un conjunto de temas, te pongo un ejemplo: nosotros vamos a impedir que se privatice el agua en la iniciativa de Ley de Aguas, los que comparten el mismo punto de vista, a todos los que comparten ese tema nos juntamos para impedir que eso ocurra, ¿qué siglas son? No lo sé, pero cuando planteemos el tema y haya una coincidencia, ahí estaremos.
–Morena ha dicho que no quiere alianzas con el PRD, que estarán solos. Ellos dicen que el pueblo está con ellos y con eso es suficiente para lograr acuerdos legislativos, ¿es suficiente?

–Allá ellos con su estrategia. Yo necesito cuidar la estrategia del PRD.

–¿No estará la izquierda muy fracturada al interior de las Cámaras para sacar adelante temas importantes de izquierda?

–La izquierda mexicana va a seguir luchando por México y por los mexicanos. La izquierda representada en el PRD seguirá luchando por México y los mexicanos, va a priorizar cómo le responde a los mexicanos, no sólo por los que votaron por nosotros, sino al conjunto de los mexicanos. La izquierda representada en el PRD, seguirá siendo una izquierda que construye soluciones, que opine, que critique.
–¿Tienen algún proyecto para reinventar al PRD, después de estas elecciones, en los próximos tres años rumbo a 2018? ¿Qué harán para mejorar?

–Después de cada elección todos los partidos tenemos que entrar en un proceso de revisión y correcciones. El PRD lo hará, ¿cómo lograr ampliar nuestra base electoral?, ¿cómo lograr vincularnos con un mayor número de mexicanos en todo el territorio?, ¿con qué temas hay que salir a la lucha política?, ¿qué mensajes que nos mandaron hay que tomar claramente y qué medidas hay que tomar? Son muchas, por supuesto que sí, pero eso será la conclusión del proceso de evaluación interna, no antes, esto se dará entre julio y agosto de este año.

–¿Fue sorpresivo, para usted como presidente de un partido, el resultado que obtuvieron los candidatos independientes en algunas localidades como Nuevo León?

–Ninguna sorpresa porque el PRD votó a favor de las candidaturas independientes. Fue con el voto nuestro y lo hicimos para que se oxigenara el ambiente de las candidaturas. Bienvenidos los candidatos independientes, la importancia de “El Bronco” en Nuevo León, el triunfo de un candidato independiente a la gubernatura, tiene la misma importancia que el primer triunfo de un Gobernador de oposición en 1989 , cuando se rompió el monopolio del PRI en las gubernaturas. Se rompe el monopolio de los partidos y abre una avenida muy grande a las candidaturas independientes. Ahora, van a tener que acreditar que los candidatos independientes son muy buenos gobernantes, porque si lo acreditan, muchos mexicanos se animarán a caminar por la vía de los partidos independientes. Pero a los partidos nos toca otra cosa y el PRD lo va hacer, abrir sus candidaturas. Escuchar a los ciudadanos. Las candidaturas en el futuro, deben tener un alto contenido ciudadano, aunque tengan el sello del PRD, esa será una de las consecuencias.

AJUSTES AL PROCESO DE SELECCIÓN

–Se criticó mucho el proceso de selección de candidatos del PRD, ¿tienen pensando cambiar este proceso? ¿Ya no se haría a través de un Consejo? ¿Cómo se haría?

–Sí, tenemos que ajustar nuestro método de elección de candidatos, no tenga la menor duda. Ya lo veremos después de la evaluación, es uno de los temas.

–¿Cuánto tiempo llevará la evaluación?

–De aquí a julio. El Consejo Nacional sesiona la primera semana de julio, entre tanto, el Comité Nacional está en la evaluación a las corrientes internas. Ya tuve la primera reunión con los gobernadores.

–Figuras como Cárdenas, y gente allegada a él han hecho algunas reuniones donde hablan sobre el futuro del país, ¿usted hablará con Cárdenas? ¿Se sentará con él para pedirle que se reintegre al partido?

–Siempre hay la posibilidad de dialogar con el Ingeniero y más con el gesto, que mucho le reconozco, que fue un gesto de altura política: el haberse reunido con Silvano [Aureoles Conejo] y expresarle su respaldo en Michoacán; con Beatriz Mojica para expresarle su respaldo en Guerrero. Un gran gesto del ingeniero, que registro muy bien.
–Con otros personajes del PRD que salieron, ¿con Alejandro Encinas?

–Con Alejandro siempre se dialoga. Acabo de dialogar con él en los funerales de Manuel Camacho Solís en el Senado, quedamos de tomarnos un café muy pronto y con otros personajes más.

–Con Marcelo Ebrard Casaubón [el ex Jefe de Gobierno del DF], ¿se cerró por completo esa vía?

–No lo sé, falta ver ahora que regrese qué planes tiene.

RUMBO AL 2018

–Ya hay destapes para las presidenciales, Mancera dijo que quiere ser Presidente, se le pregunto por ahí, si por algún partido o candidatura independiente. Él dice que no está afiliado a ningún partido y no descartó irse por la vía independiente, ¿el PRD lo abanderará?

–Pues yo fui el que lo propuse hace dos meses y medio, ¿te acuerdas? En abril.

–Sí y que dijo luego…

–Pero qué dijo ayer (se sonroja y ríe).

–¿El abanderado del PRD entonces sería Mancera?

– Lo dicho, dicho está desde abril de este año y me satisface que con entusiasmo, haya dicho: ‘sí quiero y aspiro, veremos que dicen los ciudadanos’, porque al final serán los ciudadanos los que determinen en cada partido a quienes postulan. El PRD tendrá personajes de primer nivel que mostrarán a la opinión pública, en su momento después de junio. El doctor Mancera es un externo que el PRD apoyó para Jefe de Gobierno. Él no es militante del PRD, pero es un aliado nuestro. El doctor Mancera puede sumar apoyos muy diversos de ciudadanos sin partido, es parte de su fortaleza. Seguramente pronto otros aspirantes en el seno del PRD saldrán. Esto apenas empieza.

–Esto apenas comienza, sin embargo hay analistas que indican que tiene que ir unida la izquierda en 2018 para que gane, porque AMLO va a ir por Morena, ¿se unirían a otros partidos?

–Es pronto para hacer escenarios definitivos en 2018. Los que se dedican a hacer escenarios tienen que analizarlos todos, pero hay que verlos como escenarios posibles. Faltan dos largos años para que las cosas se acomoden, a mediados del 17 [2017] el ambiente estará propicio para ver el panorama claro. Faltan dos años
–Ahora, el mismo Mancera reconoció que las encuestas no están de su lado, ¿qué hará el PRD?

–Es pronto porque no ha iniciado ninguna precampaña, bueno alguien sí anda en precampaña, pero el INE [Instituto Nacional Electoral] va a tener que normar qué pueden hacer y que no los aspirantes, eso hay que esperar, tendrán una ruta trazada.

–¿Qué requiere el Jefe de Gobierno en estos años para levantar su imagen?

–Eso hay que preguntárselo a él [sonríe]

–¿Pero ustedes como PRD que lo abanderará?

–Sí pero lo que tengamos que decirle, se lo diremos personalmente en el marco de la evaluación. La evaluación y junto con él por cierto, la evaluación no es al margen, es junto con él. Ya lo empezamos.

SinEmbargo