El Salvador: protestan frente a la Fiscalia General por violencia contra la comunidad LGBTI

La Asociación Solidaria Para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH – Arcoíris Trans) realizó un plantón fuera de las instalaciones de la Procuraduría General de la República en Santa Elena, para exigir que se investigue el asesinato de la activista trans Francela Méndez y que se tipifiquen los crímenes de odio contra la población trans.

A la denuncia se sumaron organizaciones como Comcavis Trans, Colectivo Alejandría, la Asociación Salvadoreña de Transgeneras Transexuales y Travestís (ASTRANS), Aleslavia, Cemujer, la Procuraduría de la Defensa de los Derechos Humanos y activistas independientes, que presentaron una carta al Fiscal General de la República, Luís Martínez; solicitando una audiencia urgente para poder dialogar sobre el seguimiento de los hechos de violencia y casos que han sido denunciados en la institución.

Además, pidieron seguimiento y respuesta sobre los asesinatos de la población de lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales (LGBTI) “en especial y de manera urgente a los ocurridos en 2015”. “Esta acción es para que el Estado nos dé respuesta de todos los asesinatos que ha habido de la población trans y LGBTI en estos últimos meses y que no queden en la impunidad”, aseguró Maybelline Rivas, directora de ASPIDH – Arcoíris Trans.

De igual manera manifestaron que “los recientes hechos como la muerte de una defensora de los derechos humanos LGBTI, miembra de la asociación colectivo Alejandría de El Salvador son muestra que nuestros casos siempre se tergiversan y quedan a la especulación de la sociedad atentando con nuestras vidas y seguridad”. “Exigimos una investigación de una vez por todas en este caso y en los más de 150 que se han sistematizado”, señalaron en la carta.

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, emitió un comunicado donde manifestó que acompaña la denuncia pública de las organizaciones defensoras de derechos humanos y activistas independientes, sobre el asesinato de Francela y demás asesinatos de los que son víctimas las personas LGBTI.

También pidió a la Fiscalía General de la República y a la Policía Nacional Civil, que realicen exhaustiva y ampliamente sus investigaciones, para determinar sí en estos asesinatos existe la motivación de odio hacia la expresión de género o/y orientación sexual de las víctimas y a que se sancione a los responsables.

Por su parte la representa de Cemujer, Ima Guirola comentó que “cada 10 horas una mujer es asesinada en El Salvador, independientemente que su cadáver sea encontrado en ese momento y que dentro de esas mujeres hay cantidad de mujeres trans”. Guirola lamentó estos hechos de violencia y la poca visibilización que tienen pues no forman parte de las estadísticas.

La representante de Cemujer realizó un llamado a las demás organizaciones para “estar juntas, unidas y poder acompañarnos en esta demanda de justicia y reparación integral y que la Fiscalía haga una investigación seria y responsable”.

Voces