Gobierno acusa a Chile de mentir y exige resarcimiento por paro aduanero

El Gobierno de Bolivia acusó a su similar de Chile de faltar groseramente a la verdad al no asumir su responsabilidad por los nueve días de paro de la Aduana de ese país y que provocó millonarias pérdidas a los transportistas y exportadores bolivianos que Santiago debe resarcir.

Así lo señala un comunicado que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia difundió ayer, respecto a la posición del Ejecutivo de Chile que deslindó responsabilidad sobre el paro que los trabajadores de la aduana de ese país asumieron entre el 20 y el 28 de mayo.

Al rechazar la posición de Santiago, el Gobierno de Bolivia denunció que “Chile, contra todo principio de Derecho Internacional, elude nuevamente su responsabilidad de Estado, justificando su incumplimiento a ‘una iniciativa autónoma de los trabajadores de la Aduana Nacional de Chile’”.

Así La Moneda desconoció “por completo la obligación que tiene el Estado chileno de garantizar el cumplimiento de sus compromisos internacionales” que refiere a garantizar a Bolivia el más amplio y libre tránsito.

Pero además, Chile señaló en el comunicado del 26 de mayo que pese al paro, los puertos de Arica y de Antofagasta, y el paso fronterizo de Chungará continuó con las operaciones, lo que no era cierto.

Los informes oficiales y de medios de comunicación señalaron que unos 2.000 camiones fueron afectados por el paro y que el Viceministerio de Defensa Civil de Bolivia asistió a los transportistas.

El Gobierno de Bolivia informó que “este tipo de afirmaciones (que hace Chile) muestran una vez más la estrategia chilena de confundir a la opinión pública y a la comunidad internacional faltando groseramente a la verdad”.

El paro generó millonarias pérdidas a la economía nacional, por lo que Bolivia exigió a Chile responsabilizarse y cumplir con el resarcimiento.

Como algunos de los daños, se menciona las multas por retraso en la devolución de contenedores vacíos que deben abonarse a las empresas navieras; las multas y recargos por el incumplimiento de contratos de exportación al no poder embarcar la carga de exportación en puerto.

A ellas se añaden las multas por incumplimiento en la ejecución de obras de infraestructura y proyectos productivos al no contar con los bienes de capital e insumos que se encuentran detenidos en territorio chileno.
Además están las pérdidas por la imposibilidad de firmar nuevos contratos de transporte y por los productos perecederos dañados, entre otros gravámenes.

Cambio

Estado Plurinacional de Bolivia

Ministerio de Relaciones Exteriores

COMUNICADO

Como es de conocimiento público, la Aduana chilena efectuó un nuevo paro de actividades, del 20 al 28 de mayo de 2015, generando la paralización del despacho y recepción de carga boliviana por nueve días consecutivos. Este hecho, que se suma a los cuatro paros efectuados por el mismo sector el año 2014, se constituye en un nuevo atropello contra el comercio exterior y el desarrollo del Estado Plurinacional de Bolivia.

Al respecto, el Ministerio de Relaciones Exteriores manifiesta su profundo rechazo al Comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile el día martes 26 de mayo de 2015, como respuesta a los reclamos presentados por Bolivia en días anteriores, al evidenciar que Chile nuevamente falta a la verdad y niega responsabilidad por este nuevo incumplimiento.

En este sentido, se informa que Chile, contra todo principio de Derecho Internacional, elude nuevamente su Responsabilidad de Estado, justificando su incumplimiento a “una iniciativa autónoma de los trabajadores de la Aduana Nacional de Chile”, desconociendo por completo la obligación que tiene el Estado chileno de garantizar el cumplimiento de sus compromisos internacionales. De esta forma, una vez más el derecho a libre tránsito que tiene Bolivia se encuentra sujeto a la voluntad y a los atropellos de autoridades chilenas.

Asimismo, a través del comunicado antes mencionado, Chile afirma que a pesar del paro iniciado por Aduana de Chile, el Puerto de Arica y de Antofagasta ha continuado conforme a los procedimientos habituales, sin haberse detenido su atención; de la misma forma, asegura que el control fronterizo de Chungará, funciona con total normalidad. Al respecto y como ha sido ampliamente reflejado por la prensa de ambos países y la prensa internacional, ha quedado en absoluta evidencia que estas afirmaciones no son ciertas, dado que precisamente la interrupción de la atención en frontera y puerto ha causado que más de 2,000 camiones bolivianos se encontrasen varados tanto en frontera como en puerto. Este tipo de afirmaciones muestran una vez más la estrategia chilena de confundir a la opinión pública y a la comunidad internacional faltando groseramente a la verdad.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia denuncia que este duro golpe a la economía boliviana ha generado millonarias pérdidas que están siendo injustamente asumidas por el pueblo boliviano. Lo que corresponde es que el gobierno de Chile debe responsabilizarse por estos impactos económicos y resarcir el daño causado a Bolivia.

Para que la comunidad internacional perciba el daño causado al pueblo boliviano, se citan algunos de los daños y costos directos ocasionados por el gobierno de Chile:

– Multas por retraso en la devolución de contenedores vacíos que deben abonarse a las empresas navieras.

– Multas y recargos por el incumplimiento de contratos de exportación al no poder embarcar la carga de exportación en puerto.

– Multas por incumplimiento en la ejecución de obras de infraestructura y proyectos productivos al no contar con los bienes de capital e insumos que se encuentran detenidos en territorio chileno.

– Costos relacionados con la suspensión de actividades industriales a la espera de insumos detenidos en territorio chileno.

– Costo de garaje de nueve días por las unidades de transporte que se encuentran en territorio chileno, que no pudieron retornar a Bolivia.

– Viáticos de transportistas que esperaban poder retornar a Bolivia.

– Pérdidas por la imposibilidad de firmar nuevos contratos de transporte, al encontrarse las unidades paradas en Chile.

– Costos por concepto de reparación de daños mecánicos producidos a los radiadores y otras partes del motor de camiones parados a temperaturas bajo cero en frontera, que esperaron nueve días poder cruzar la frontera.

– Perdida de productos perecederos como alimentos y otros.

Además del daño económico que han causado estos incumplimientos, miles de transportistas bolivianos tuvieron que soportar una estadía forzada de nueve días a más de 4.500 MSNM, en una frontera que carece de servicios básicos y alimentación adecuados. Esta situación obligó al servicio de defensa civil boliviano a tener que socorrer y dar ayuda humanitaria a los transportistas varados.

Por lo expuesto, el Estado Plurinacional de Bolivia, exige nuevamente a la República de Chile el inmediato resarcimiento económico de los daños causados al Estado Plurinacional de Bolivia como producto de los reiterados incumplimientos de Chile a sus compromisos y al derecho internacional.

La Paz, 1 de junio de 2015.

Cancillería de Bolivia