Gobierno uruguayo busca soluciones para la crisis de la industria láctea

El Gobierno busca, junto con Instituto Nacional de la Leche (Inale) y el Ministerio de Ganadería, algunas salidas financieras para la industria láctea, tras la reunión mantenida este martes entre el presidente Tabaré Vázquez, los intendentes electos y ministros.

En el encuentro con Vázquez -donde además de los intendentes electos se encontraban los ministros de Economía, Danilo Astori; de Ganadería, Tabaré Aguerre; de Transporte, Victor Rossi; el de Trabajo, Ernesto Murro, y el vicepresidente Raúl Sendic-, uno de los principales temas tratados fue la situación de la industria láctea.

El ministro de Trabajo dijo que se trata de un problema coyuntural que responde a los bajos precios del producto a nivel internacional.
Murro expresó que este miércoles se reunirá el grupo interministerial de trabajo para analizar específicamente la situación. Agregó que tras el encuentro, se harán anuncios para el sector.

Por su parte, el intendente de San José, José Luis Falero, reiteró que el Gobierno busca salidas para la industria y confirmó que pidió una prórroga a la empresa Schreiber Foods, cuya respuesta se sabrá en esta semana.

Falero indicó también que hay varias empresas que no están en las mejores condiciones y que hay problemas en el sector en general, y aseguró que no es la primera vez que sucede.

Con respecto al caso de la empresa Ecolat que cerró sus puertas dejando a unas 400 personas en seguro de paro, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto Álvaro García dijo que no está descartada la posibilidad de que vuelva a abrir sus puertas y sea gestionada por sus trabajadores.

García señaló también en rueda de prensa, tras la reunión, que antes del 31 de julio estará definido el porcentaje del presupuesto que se destina a las transferencias hacia los gobiernos municipales.Actualmente, ese porcentaje es de 33,33%. Adelantó que la prioridad será la caminería rural.

García agregó que más allá de la necesidad de mantener un equilibrio, las Intendencias deberían recaudar más.

El ministro de Trabajo anunció también, tras la reunión, que las Intendencias y las Juntas Departamentales deben tener negociación colectiva y agregó que el planteo fue bien recibido.

Por otro lado, el intendente electo de Rocha, Aníbal Pereyra, declaró en rueda de prensa que tras la reunión quedaron claras las reglas y los criterios de trabajo.

De acuerdo al jefe comunal, en los últimos años las transferencias del gobierno central a los gobiernos departamentales han sido extraordinarias.

Señaló que el presidente se comprometió a tratar a todos los departamentos por igual y destacó que la situación de la Intendencia de Salto, que debió pedir un préstamo de mil millones de pesos para hacer frente a sus obligaciones, es diferente al de las otras comunas.

La intendenta de Lavalleja, Adriana Peña, dijo que además se abordaron temas vinculados al medio ambiente, infraestructura y caminería.
Anunció que se creó una comisión de trabajo para el relacionamiento continuo con la participación de representantes del Congreso de Intendentes y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

El Espectador