Paraguay y Uruguay desarrollan plan conjunto para fomentar el intercambio turístico

La nueva conexión aérea iniciada por la empresa Amaszonas entre Asunción y Montevideo, con dos vuelos diarios, viene a potenciar esta estrategia.

Unos 45.000 paraguayos visitaron Uruguay el año pasado, cuyo destino preferido fue Punta del Este, y cada uno gastó promedialmente unos 1.600 dólares, lo que redituó a Uruguay más de 50 millones de dólares.

Sobre esta estrategia binacional LA REPÚBLICA dialogó con la ministra de Turismo de Paraguay, Marcela Bacigalupo.

La jerarca se refirió a la conexión aérea que ha establecido Amaszonas, entre Paraguay y Montevideo, y la definió como “crucial”. “Gracias a la confianza de Amaszonas en esta nueva ruta es que estamos trabajando de forma bi nacional. Ya con la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichian estamos trabajando en el posicionamiento de la ruta turística jesuítica.

Porque cada país ofrece una característica distinta. Uruguay por ejemplo ofrece las estancias turísticas, inclusive vamos a traer operadores de agencias de viaje y a la inversa que vayan para allá, para visualizar como se conecta esta ruta turística y mostrarnos juntos al mundo en una ruta temática.

Todo eso se puede hacer gracias a la confianza de las compañías aéreas que apuestan a la conectividad de dos países como Uruguay y Paraguay”, apuntó Bacigalupo.

En cuanto al posicionamiento de ambos países en la región la ministra destacó que “nos encontramos al lado de grandes países que en ingresos de turismo nos superan totalmente, pero no por eso vamos a perder la oportunidad de demostrar la potencialidad que tenemos”.

Para Bacigalupo “es el momento de trabajar fuerte la promoción de Uruguay, aquí en Paraguay y la promoción de Paraguay en Uruguay”, subrayó.

También recordó que desde noviembre a febrero hay un público importante paraguayo que hace turismo en Uruguay. “El paraguayo gasta y puede estar entre un mes y dos meses. Estamos haciendo ahora el trabajo en doble vía”, apuntó.

La estrategia entonces entre Paraguay y Uruguay apunta a complementarse en vez de competir. “Esa es la prioridad que nos reúne cada trimestre en la Organización Mundial del Turismo donde hemos promulgado la necesidad de trabajar en conjunto. Estrategias turísticas que miren a su continente y de esta manera también las compañías van a responder aumentando la conectividad”, afirmó.

En cuanto al turismo más tradicional y fuerte de Paraguay, la ministra dijo que “hoy estamos trabajando destino de reuniones, congresos y seminarios, complementados con paquetes turísticos de naturaleza, con avistamiento de aves, turismo fluvial, pesca deportiva, que le gusta mucho al uruguayo y al brasilero”. La ministra destacó que en Paraguay la temperatura “de enero a enero es de verano. Eso propicia que durante todo el año hayan paquetes fluviales”, explicó. Este tipo de oferta tiene su fuerte en ciudades como Asunción, Encarnación y Ciudad del Este.

Paraguay también tiene su fuerte en las cadenas hoteleras en su mayoría de cuatro y cinco estrellas donde se combinan fuertes INVERSIONES extranjeras y nacionales. “El paraguayo está gozando estabilidad económica y aumentó el poder adquisitivo, hay un crecimiento en la economía importante, y repercute en aumento del flujo de divisas e inversiones”, afirmó.

“Se ha duplicado la cantidad de turistas de reuniones que en 2013 fue de 6.000 y en 2014 subió a 12.000 lo que nos llena de orgullo y nos alienta a pensar que estamos en la senda correcta para posicionar a nuestro país entre las 10 mejores sedes de eventos en Latinoamérica”, indicó.

La República