Crisis fiscal: Gobierno insiste en que no puede afrontar la deuda pública

El director ejecutivo de OGP, Luis Cruz Batista, reveló que el Gobierno acordó no pagar la deuda de $94 millones para la Corporación para el Financiamiento Público previendo posibles problemas de liquidez en el futuro.

Mientras las cooperativas de ahorro y crédito-que tienen cientos de millones de dólares invertidos en bonos de Puerto Rico- buscan asesoría para proteger sus inversiones y el comisionado residente Pedro Pierluisi advirtió sobre una posible estrategia, por parte de los asesores del gobierno, para provocar el impago y entonces tratar de reestructurar la totalidad de la deuda pública en circunstancias que ellos entienden serían más desventajosas para los bonistas, la administración de Alejandro García Padilla insiste en que la deuda, según ha sido estructurada y con el crecimiento económico actual, no se puede pagar.

Cuando EL VOCERO preguntó por qué el gobernador García Padilla no ha convocado una sesión extraordinaria para que la Asamblea Legislativa asigne el pago de $94 millones para la Corporación para el Financiamiento Público (PFC, en inglés), a pesar de que el dinero está separado en el Fondo de $275 millones para el Desarrollo Económico y Pago de Obligaciones, el director ejecutivo de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Luis Cruz Batista, reveló que el Gobierno decidió no pagar esta deuda previendo posibles problemas de liquidez en el futuro.

“Ante una situación de estrechez y un gran reto de liquidez- y que no puedes decir que el banco me va a prestar- tenemos que ser entonces mucho más cautelosos”, sentenció Cruz Batista.

“Tal vez tienes el dinero hoy, y desembolsas ese dólar hoy. Pero, ¿qué pasa si en septiembre te hace falta ese dólar para ofrecer servicios?”, agregó el funcionario.

Cruz Batista insistió en que en términos técnicos y legales no constituye un impago dejar de pagar la deuda con el PFC por el tipo de deuda que es. “(La deuda del PFC) no está garantizada por la Constitución como los GO’s (Obligaciones Generales) y no tiene una asignación en particular como lo son deudas que se emiten contra COFINA (Corporación del Fondo de Interés Apremiante).En este caso, (el de la deuda del PFC) no está garantizada, ni tiene una asignación específica para ese pago”, sostuvo.

Sobre el pago de la Obligaciones Generales (GO’s), Cruz Batista insistió en que el Gobierno tendrá que hacer un balance entre el compromiso constitucional que tiene el país con esta deuda y la responsabilidad que tiene el Estado de prestar los servicios de seguridad, salud y educación a la ciudadanía.

“Reconocemos la prioridad de los GO’s sobre otras deudas y la diferencia con otras deudas, pero también hay que reconocer que hay un deber del Estado de mantener unos servicios de salud, unos servicios de educación y seguridad a nuestro pueblo, esos elementos hay que mirarlos. Así que es parte del proceso en una negociación, que ambas partes acuerden modificar unos términos y condiciones de unos pagos que hoy se hacen sumamente difíciles”, sentenció.

¿Y si los tenedores de los GO’s no aceptan renegociar los términos de pago? ¿Cómo garantizar ahora que los servicios de salud, seguridad y educación no se van a afectar si la decisión de renegociar no cae solo en el Gobierno de Puerto Rico? ¿Por qué mejor no preparar a la gente sobre lo que puede pasar?, preguntó EL VOCERO.

“Te entiendo. Esto va ser un proceso la mar de interesante y va ser un proceso difícil, en el sentido de que hay ‘issues’ legales y sociales. Es un ‘issue’ del Estado cumpliendo con lo que tiene que hacer desde el punto de vista legal, moral y social. Esa va ser la ecuación que tendremos que balancear en los próximos meses. Ese es el gran reto. Por esos decimos que hay que mirar esto como un gran todo”, respondió.
“Hay que llevar un mensaje de que el Gobierno tiene que seguir operando, de que hay unos servicios que dar y que tienes que buscar la forma de que esta negociación entre los bonistas y Puerto Rico, al final del día sea positivo. También tenemos que de alguna forma lograr que ese dólar se invierta para que la economía se siga desarrollando”, apuntó.

El director de OGP aseguró que el dinero de los GO’s está asignado en el presupuesto que recién entró en vigor a principio de este mes. Sin embargo, al igual que con la deuda del PFC, su pago dependerá de la liquidez.

“Los $1,011 millones para el pago de las Obligaciones Generales están en el presupuesto aprobado, pero otra cosa es el asunto de liquidez, que tengas el dinero. Y voy a pagar, quiero pagar esta cantidad, tengo una autorización para pagar esta cantidad, y otra cosa es que el secretario de Hacienda, cuando toquen a la puerta para pedirle el cheque haya dinero”, advirtió.

Pero se supone que el Gobierno hiciera proyecciones de recaudo y estimados antes de aprobar el presupuesto, y en el caso de los GO’s el dinero sí fue asignado, cuestionó EL VOCERO.

“El presupuesto está balanceado. Tenemos unos retos de liquidez, la Constitución establece un orden de prioridad y el pago de los GO’s en un momento histórico se discutió y los padres de la Constitución dijeron que se paga primero la deuda. Claro está, cuando decimos que se está viendo todo, es que se está iniciando un proceso para un momento dado negociar”, destacó el director de OGP.
“Claro, esto tendría que ser una negociación de las partes, que todo el mundo salga ganando, porque a ti te conviene cobrar y en la medida- más allá del asunto legal- que Puerto Rico tenga condiciones de pagar, aunque en este momento los términos y condiciones haya que modificarlos sentándonos a la mesa, nos conviene que se pague”, agregó.

Cruz Batista reconoció que está por verse si las proyecciones de recaudo del Departamento de Hacienda se cumplen por “toda la incertidumbre que estos procesos traen”.

Los problemas del Departamento de Hacienda trabajando sus proyecciones de recaudo son notables administración tras administración, según datos presentados, desde el 2000 hasta 2014, por el propio director de OGP.

Precisamente, el titular de Hacienda, Juan Zaragoza, informó el viernes que los ingresos al Fondo General del pasado año fiscal fueron de $600 millones menos de lo que proyectaron.

El director de OGP reconoció el fallo y aseguró que para atender el problema de proyección su agencia aprobó una reserva presupuestaria de $150 millones para atender el problema que puede representar el que los recaudos se queden por debajo de lo proyectado.

Cruz Batista destacó que las pasadas administraciones resolvían el problema en las proyecciones de recaudos con préstamos, pero “eso ya no es parte del juego” para esta administración.

El funcionario rechazó además la existencia de una estrategia-tal y como denunció Pierluisi- para llevar a Puerto Rico al impago y aseguró que la mejor muestra es el Informe Krueger. “Los mercados conocen la situación de Puerto Rico muy bien y el informe Krueger lo confirma, así que no hay nada de eso”, concluyó.

El Vocero