Paraguay: rechazan recusación del Tribunal del caso Curuguaty pedida por abogados de los campesinos

Pocas horas después de haber sido presentada, en la noche del miércoles el tribunal de Apelación de Saltos del Guairá –integrado por Carlos Domínguez, María Belén Agüero y Guillermo Zillich– rechazó la recusación presentada por el abogado Pablo Aguayo y confirmó al tribunal de sentencia conformado por los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Benito González y Samuel Silvero, para seguir juzgando el caso, informó el sitio Judiciales.net.

El reporte señala que para los camaristas, los argumentos vertidos por el abogado recusante no son válidos, por lo que no existe causal para apartar a los magistrados del caso y fueron confirmados en el marco de este proceso.

En la mañana del miércoles, tras reiniciarse el juicio oral en el Palacio de Justicia de Asunción, Aguayo había solicitado la presencia de los intérpretes en lengua guaraní que se había resuelto la semana pasada a fin de garantizar el derecho de los campesinos acusados de estar al tanto del transcurso del proceso. Sin embargo, la audiencia continuó y los jueces anunciaron que el intérprete intenvendría luego de prestar juramento y que se puede continuar, puesto que el abogado habla guaraní, lo cual fue considerado como una decisión arbitraria que favorece a los hispanohablantes.

Ante el rechazo de los recursos presentados por la defensa, Aguayo consideró que el Tribunal de Sentencia actuó con parcialidad manifiesta y de manera arbitraria, por lo que recusó a los magistrados.

Rubén Villalba, Felipe Benítez, Luis Olmedo, Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Néstor Castro, Lucía Agüero, María Olmedo y Dolores López se encuentran acusados por invasión de inmueble ajeno, asociación criminal y homicidio doloso en grado de tentativa; Alcides Ramírez y Juan Carlos Tillería, por invasión de inmueble y asociación criminal; mientras que Felipe Nery Urbina está procesado por “frustración a la persecución penal” al haber pasado por el lugar tras el tiroteo e intentado auxiliar a uno de los heridos. La joven RRVO será sometida a un proceso penal adolescente porque al momento de los hechos era menor de edad, en tanto que el también menor RABC ya fue condenado en un proceso abreviado.

Ningún policía fue investigado ni enfrenta cargos por la muerte de los once campesinos, pues el Ministerio Público sostiene la hipótesis de que los más de 300 policías fueron emboscados por unos 60 ocupantes, entre los que había mujeres y niños, y que las fuerzas de seguridad respondieron en legítima defensa.