La Policía Federal de Brasil lanzó este lunes (22) la fase 23 de la Operación Lava Jato de combate a la corrupción, que tiene como uno de sus principales blancos al publicista y periodista Joao Santana,  estratega electoral de las campañas de la presidenta Dilma Rousseff en el 2010 y en el 2014 y del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva en el 2006, cuando disputó y obtuvo su reelección. Según los investigadores del Lava Jato, Santana recibió pagos no declarados de 4,5 millones de dólares en el exterior, de los cuales tres millones provinieron de empresas alcanzadas por la operación anticorrupción. El juez de la causa, Sergio Moro, le incautó un apartamento en Sao Paulo y le decretó, al igual que a su esposa y socia, la prisión temporal. Ambos están trabajando en la República Dominicana y dijeron que volverán a Brasil en las próximas horas (ver aparte).

La Policía Federal de Brasil lanzó este lunes (22) la fase 23 de la Operación Lava Jato de combate a la corrupción, que tiene como uno de sus principales blancos al publicista y periodista Joao Santana,  estratega electoral de las campañas de la presidenta Dilma Rousseff en el 2010 y en el 2014 y del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva en el 2006, cuando disputó y obtuvo su reelección.

Según los investigadores del Lava Jato, Santana recibió pagos no declarados de 4,5 millones de dólares en el exterior, de los cuales tres millones provinieron de empresas alcanzadas por la operación anticorrupción. El juez de la causa, Sergio Moro, le incautó un apartamento en Sao Paulo y le decretó, al igual que a su esposa y socia, la prisión temporal.

Ambos están trabajando en la República Dominicana y dijeron que volverán a Brasil en las próximas horas.

El fiscal Carlos Fernando dos Santos los acusó de recibir dinero que tiene como origen desvíos de la petrolera estatal Petrobras.

La policía realizó acciones de búsqueda e incautación de documentos y de cumplimiento de órdenes de detención en Sao Paulo, Rio de Janeiro y Salvador.

La nueva fase del Lava Jato fue bautizada Acarajé, bocadillo típico de Bahía, estado del que es oriundo Santana.

El grupo de fiscales que compone la Operación Lava Jato investiga transferencias de dinero de empresas involucradas en el caso a cuentas de Santana en el exterior, quien reiteradamente ha negado irregularidades.

Moro, el juez que conduce la causa, negó el acceso de la defensa del publicitario a los autos de la investigación e ironizó sobre el pedido de sus abogados.

Un equipo de la Policía Federal ingresó a un apartamento de Santana, en la ciudad de Salvador y también a otra propiedad del publicista, en otra ciudad de Bahia.

Santana actualmente asesora a Danilo Medina en República Dominicana.

Unos 300 policías fueron movilizados para cumplir 51 mandatos judiciales, entre ellos dos de detención preventiva, seis de prisión temporaria y cinco de conducir a prestar declaración.

Joao Santana es el más reputado de los consultores políticos de América Latina. Fuera de Brasil fue asesor en Venezuela de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, del salvadoreño Mauricio Funes, del angoleño José Eduardo dos Santos y del argentino José Manuel de la Sota, entre otros.

Brasil 247

Campañas de Santana para el PT fueron legales: Policía Federal

La Policía Federal concluyó que no fueron encontradas irregularidades en los pagos del Partido de los Trabajadores (PT) por los servicios prestados por el publicitario Joao Santana en las campañas electorales de la presidenta Dilma Rousseff, del ex-presidente Lula y del alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad. El informe de la Policía Federal fue citado por el juez federal Sérgio Moro al decidir el pedido de detención de Santana y de su esposa y socia, Mónica Moura. Según la Policía, las sospechas en relación al publicitario y Mónica Moura son referentes a US$ 7,5 millones que habrían sido pagados fuera de Brasil, a través de una empresa offshore que sería controlada por una empresa alcanzada por el caso Lava Jato, de desvío de recursos de la petrolera estatal Petrobras. Por su parte, el coordinador jurídico de la campaña a la reelección de la presidenta Dilma Rousseff, Flávio Caetano, dijo que el pago de 88 millones de reales al estratega Joao Santana se dió “de forma legal y absolutamente transparente”.

La Policía Federal concluyó que no fueron encontradas irregularidades en los pagos del Partido de los Trabajadores (PT) por los servicios prestados por el publicitario Joao Santana en las campañas electorales de la presidenta Dilma Rousseff, del ex-presidente Lula y del alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad.

El informe de la Policía Federal fue citado por el juez federal Sérgio Moro al decidir el pedido de detención de Santana y de su esposa y socia, Mónica Moura.

Según la Policía, las sospechas en relación al publicitario y Mónica Moura son referentes a US$ 7,5 millones que habrían sido pagados fuera de Brasil, a través de una empresa offshore que sería controlada por una empresa alcanzada por el caso Lava Jato, de desvío de recursos de la petrolera estatal Petrobras.

“Los valores referentes a los pagos por los servicios de João Santana y Mónica Moura para las campañas electorales de Luiz Inácio Lula da Silva (2006), Fernando Haddad (2012) y de la actual presidente de la República Dilma Rousseff (2010 y 2014) totalizan 171,552 millones de reales. No hay, y esto debe ser resaltado, indicios de que tales pagos [de las campañas] estén revestidos de ilegalidades”, concluyeron los comisarios en el informe citado por Moro.

El magistrado agregó que “todo indica” que los recursos fueron declarados.

Por su parte, el coordinador jurídico de la campaña a la reelección de la presidenta Dilma Rousseff, Flávio Caetano, dijo que el pago de 88 millones de reales al estratega Joao Santana se dió “de forma legal y absolutamente transparente”.

“Reafirmamos que en la campaña de la Presidente Dilma Rousseff todos los gastos fueron debida y regularmente contabilizados”, dijo el abogado en un comunicado.

Brasil 247