El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, informó este miércoles que el Mercado Común del Sur (Mercosur) también acogió la propuesta para la creación de un protocolo suramericano para combatir al virus del Zika, basado en las experiencias que han adoptado los países para enfrentar el dengue y la fiebre chikungunya.

En rueda de prensa desde la sede de Unasur, en Quito, Ecuador, Samper explicó que la propuesta fue enviada a Uruguay, donde se reúnen los 11 ministros de Salud de Mercosur para discutir acciones sobre el virus.

“Estos protocolos suramericanos o regionales que permitan enfrentar conjuntamente el problema del Zika a partir de la afirmación de que el ISAGS (Instituto Suramericano de Gobierno en Salud), entre otros organismos tienen una historia de evidencias científicas y experiencias acumuladas al dengue y al chikungunya”, señaló Samper.

El secretario añadió que hoy jueves habrá una reunión del grupo de trabajo técnico de Unasur que está integrado por todos los ministerios de Salud y en ahí se va a “empezar a trabajar en el diseño de este protocolo suramericano frente al tema del Zika”, cita la Agencia Andes.

Por su parte, el director ejecutivo del Instituto Sudamericano de Gobierno en Salud (ISAGS), José Gomes Temporao, explicó que “la idea es tomar las experiencias que han pasado del dengue y el chikungunya que puede ayudar a establecer una política con protocolos de tratamiento y de esta manera enfrentar de mejor forma al virus”, dijo.

Gomes comentó que ya se están tomando medidas científicas para entender cuál debería ser el tratamiento efectivo para el Zika, aunque consideró que desarrollar una vacuna tomaría todavía unos tres años, por lo que lo más importante es informar adecuadamente sobre cómo trabajar para que los criaderos de mosquitos no se reproduzcan.

En este sentido, señaló que “hay un desafío científico no solo para conocer la biología y la genética de este agente sino para desarrollar exámenes laboratoriales rápidos y fidedignos que nos puedan dar una realidad más completa de lo que estamos pasando, porque hasta ahora todos los números que tenemos están basados en evidencias químicas”.

Subrayó la importancia de que los ciudadanos sepan qué hacer para evitar que los criaderos se reproduzcan y empiecen a protegerse con el uso de repelente, para evitar las picaduras de los mosquitos. Son medidas que ya se han tomado en otras ocasiones para enfrentar al dengue y al chikungunya y que estarán presentes en este protocolo sudamericano.

De acuerdo con reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus del Zika ya está presente en más de 20 países, y en Brasil se han contabilizado 1,5 millones de casos y existen más de 4.000 bebés nacidos con microcefalia.

Al igual que ocurre con el dengue o la chikungunya, el zika se transmite mayoritariamente por la picadura infectada del mosquito Aedes aegypti, aunque otros mosquitos del tipo Aedes y algunos arácnidos o insectos también pueden transmitirlo.

Las complicaciones de la microcefalia generan retrasos del desarrollo cognitivo, dificultad en la coordinación y equilibrio, distorsiones faciales, entre otras patologías.

AVN