Primero de Mayo: un desfile por el respaldo a la Revolución cubana

El respaldo y compromiso con la construcción en Cuba de un socialismo próspero y sostenible primó en el desfile de cientos de miles de cubanos por el Día Internacional de los Trabajadores.

Las plazas de toda la isla vistieron de gala para acoger estas ya tradicionales marchas patrióticas del pueblo cubano, que desde horas de la madrugada se alistó para expresar su decisión de impulsar el proceso de actualización del modelo económico y social.

Vítores, consignas y banderas cubanas sobresalieron en las marchas que los educadores cubanos encabezaron en reconocimiento a la labor de este sector durante la Campaña de Alfabetización, que en 2016 se cumple 55 años de realizada.

En la capital habanera un toque de corneta dio la salida al desfile que se mantuvo compacto por más de una hora y media y fue sellado por un bloque de jóvenes que portaron decenas de banderas representativas de las diferentes organizaciones de más nuevas generaciones.

Presente estuvo en diferentes carteles y telas el reclamo del pueblo cubano por el fin del bloqueo económico y financiero impuesto por Estados Unidos y por la devolución del territorio ilegalmente ocupado de la base naval de Guantánamo.

El desfile por la capitalina Plaza de la Revolución tuvo como peculiaridad este año el acompañamiento musical de una banda compuesta por cerca de un centenar de instrumentistas, así como una gigante pizarra humana y el toque tecnológico de pantallas digitales.

Al ritmo de los más conocidos temas cubanos caminaron los habaneros, los cuales fueron interpretados por integrantes de varias agrupaciones musicales cubanas que se unieron en esta espectacular banda.

La pizarra humana dio colorido al pase por frente a la tribuna principal ubicada al pie del monumento al Héroe Nacional de Cuba, José Martí, al agitar pañoletas azules, blancas y rojas.

Varias pantallas y una valla digital mostraron imágenes y consignas, entre ellas la que presidió este 1 de Mayo, Por Cuba: Unidad y Compromiso.

La trompeta china, instrumento habitual en la conga cubana, hizo que ese ritmo marcara el paso a los participantes que alzaban sus manos al pasar frente al presidente cubano, Raúl Castro, y a otros dirigentes del gobierno que lo acompañaban.

En las palabras centrales del acto, el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte, afirmó que esta nación mantendrá el apego irrenunciable a sus ideales revolucionarios y antimperialistas, a su política exterior comprometida con las causas justas, la defensa de la autodeterminación de las naciones, y el incondicional apoyo a los pueblos hermanos.

En ese sentido, denunció las maniobras dirigidas a debilitar los procesos de integración regional en América Latina y revertir los avances por las políticas sociales implementadas por gobiernos progresistas como los de Venezuela, Brasil, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y El Salvador.

Prensa Latina


Discurso del Miembro del Buró Político y Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte De Nacimiento, en el Día de los Trabajadores, en la Plaza de la Revolución José Martí.

Compañero General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros;

Trabajadoras y trabajadores;

Distinguidos invitados:

Celebramos hoy, a lo largo y ancho del país, el Día Internacional de los Trabajadores con una movilización popular en todas las plazas y avenidas, marchando en bloques compactos y coloridos, bajo la convicción de que por Cuba, por nuestra gloriosa Patria, los trabajadores responderemos siempre con unidad y compromiso.

Este desfile se convierte cada año en una contundente demostración del respaldo de nuestro pueblo a la actualización del modelo económico y social que elegimos libremente como nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible.

Hace pocos días concluyó el 7mo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, coincidiendo con el 55 aniversario de la proclamación del carácter socialista de la Revolución y la victoria de Playa Girón, cuyos acuerdos de trascendencia estratégica para el presente y futuro del país cuentan con el apoyo de la Central de Trabaja-dores de Cuba y los sindicatos. Del análisis que realizaremos emergerá el aporte de los colectivos obreros para construir el consenso que demanda su perfeccionamiento y posterior implementación práctica.

Continúa siendo una prioridad del movimiento sindical el desarrollo de la economía, la lucha por la paz y la firmeza ideológica con la activa y comprometida participación de los trabajadores; alcanzar una mayor eficiencia en la generación de las riquezas para satisfacer las necesidades del pueblo, mejorar gradualmente los ingresos, elevar la calidad de nuestras producciones y servicios, sustituir importaciones, diversificar los renglones exportables y favorecer la integralidad de los encadenamientos productivos.

Nos asisten importantes motivaciones para festejar con alegría el día del proletariado mundial, al conmemorarse efemérides que nos dignifican como cubanos y enaltecen nuestra historia y tradiciones de lucha: El 55 aniversario de la campaña de alfabetización y la declaración de Cuba territorio libre de analfabetismo, el 60 aniversario del desembarco de los expedicionarios del yate Granma, unido al merecido homenaje en ocasión del 90 cumpleaños del líder histórico de la Revolución, compañero Fidel Castro Ruz.

Este Primero de Mayo es una jornada para denunciar las maniobras dirigidas a debilitar los procesos de integración regional en Nuestra América, revertir los avances alcanzados en las políticas sociales y desestabilizar los gobiernos de izquierda y progresistas en el poder, política dirigida principalmente contra la hermana República Bolivariana de Venezuela y Brasil, que se ha intensificado en los últimos meses en Bolivia, Ecuador, así como en Nicaragua y El Salvador.

Queridas compañeras, queridos compañeros:

Como resultado de un acto soberano y de la voluntad indoblegable de nuestro pueblo, bajo el principio de estricta igualdad, la dirección de nuestro Partido y gobierno acordó restablecer relaciones diplomáticas con Estados Unidos, así como avanzar hacia la normalización de relaciones, para lo cual deberá eliminarse el bloqueo y devolvernos el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo.

Del mismo modo, Cuba mantendrá el apego irrenunciable a sus ideales revolucionarios y antimperialistas, a su política exterior comprometida con las causas justas, la defensa de la autodeterminación de las naciones y el incondicional apoyo a los países hermanos.

Saludamos en esta mañana la presencia entre nosotros de amigos de diferentes organizaciones sindicales, de movimientos sociales y grupos de solidaridad, a los que expreso, en nombre de la clase obrera cubana, el agradecimiento infinito por su permanente respaldo a nuestra causa. Al mismo tiempo, ratificamos el mensaje de solidaridad con los trabajadores que en el mundo son víctimas de una brutal represión por reclamar sus más elementales derechos.
A los jóvenes trabajadores, continuadores de la obra de la Revolución y a las mujeres trabajadoras presentes en todos los sectores de la sociedad, nuestro reconocimiento y fraterno saludo.

Trabajadores:

El movimiento sindical cubano con la fortaleza de una clase obrera en el poder, les asegura que bajo cualesquiera que sean las circunstancias enarbolaremos las banderas de la lucha frente a la injusticia, la desigualdad, el subdesarrollo, la discriminación y por el establecimiento de un orden internacional más justo y equitativo, en cuyo centro se ubique el ser humano, la dignidad y el bienestar de los trabajadores.

¡Adelante, marchemos unidos con la seguridad inconmovible en la victoria!
¡Viva nuestra gloriosa Revolución socialista!
¡Vivan Fidel y Raúl!

CubaDebate


Volver