El Congreso dejó en firme este martes una reforma a la Ley de Penalización de Violencia contra las Mujeres.

De forma unánime, los 39 diputados presentes en la votación aprobaron en segundo debate la iniciativa.

La reforma, propuesta por el legislador del Frente Amplio, Gerardo Vargas Varela, equipara la pena por el delito de fraude de simulación en los juicios de separación de pareja a la sanción que establece el Código Penal.

El Código sanciona con una pena máxima de 10 años de cárcel ese delito sobre posibles bienes gananciales, mientras que la Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres la establecía en 3 años.

Vargas Varela expresó su satisfacción por la aprobación de la reforma y dijo que era necesaria.

CR Hoy