Indígenas de Paraguay,  Argentina y Bolivia, que participan en el III Encuentro Mundial del Gran Chaco Americano, en Villamontes del departamento de Tarija, hicieron un llamado a la unidad de los pueblos de las tres naciones para la defensa del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

El presidente del Consejo Continental de la Nación Guaraní (CCNAGUA), Celso Padilla, señaló a Erbol que el trabajo de tres días del evento internacional, que inició este martes y finaliza este jueves, se regirá en los temas de acceso al agua, autonomía indígena, economía chaqueña, identidad cultural, entre otros.

“Llamamos a la unidad de los hermanos indígenas de los tres países para poder hacer respetar y cuidar, y también enfrentar lo que es el cambio climático, el acceso al agua, la economía chaqueña, la autonomía indígena y la identidad cultural”, indicó el dirigente guaraní.

Adelantó que se hará una alianza estratégica de los pueblos de las tres naciones para la defensa del Chaco que une a los tres países.  Señaló también que exigirán el respeto a sus derechos de parte de los gobierno de Paraguay, Argentina y Bolivia.

El presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Efraín Balderas, manifestó al momento de darse la inauguración del III Encuentro del Gran Chaco de este continente, que como indígenas buscan vivir en paz y coordinar entre autoridades de gobierno e indígenas para el desarrollo de sus regiones.

“Nuestras autoridades han usado una palabra: paz, vivir en paz y es eso estamos buscando los pueblos indígenas. Este tercer encuentro nos sirve para venir y evaluar en qué hemos avanzado hasta este tercer encuentro (y) que nos sirva para probar otras decisiones como pueblos indígenas, como vivir por la naturaleza, no solo como indígenas, sino como población en general”, señaló a Erbol.

El evento de los tres países es organizado por Redes Chaco y contó con la presencia del vicepresidente, Álvaro García, quien junto a los gobernadores de Tarija, Adrián Oliva, y de Chuquisaca, Esteban Urquizu, entre otros representantes de Argentina y Paraguay, inauguró hoy dicha cita que finaliza este jueves en Villamontes. El encuentro reúne a autoridades, líderes de organizaciones, dirigentes de pueblos indígenas y representantes de distintos sectores que habitan en el Gran Chaco de Sudamérica.

Incidente 

El primer día del encuentro del Gran Chaco comenzó por la mañana con un acto por los 81 años de cese de hostilidades entre Paraguay y Bolivia, que se enfrentaron en la Guerra del Chaco.

Las autoridades de la región se olvidaron de invitar a los indígenas al acto central realizado por esta fecha, denunciaron los dirigentes.

“Tengo una indignación en este momento y quiero hacerlo público como autoridad de de las mujeres y es que esta mañana hemos sido discriminados por las autoridades y no hemos participado, no nos invitaron al evento de los 81 años, esa guerra nosotros también hemos peleado”, aseveró la guaraní de Argentina Juana Novillo.

Padilla dijo que este tipo de actitud no debería pasar en este momento donde se convoca a la unidad, no solo de los indígenas, sino de la población entera de los tres países vecinos.

Erbol