La cumbre de presidentes del MERCOSUR prevista para julio en Montevideo será suspendida por decisión de Argentina, Paraguay y Brasil. Solo Uruguay manifestó estar de acuerdo con pasar la presidencia pro témpore del bloque Venezuela. La ceremonia se realizará entre cancilleres.

Tal como lo indica el reglamento del MERCOSUR, en julio de este año Uruguay debería traspasar la presidencia pro témpore a Venezuela, el siguiente país en la lista. Sin embargo, Argentina, Brasil y Paraguay se mostraron reacios a participar de la ceremonia.

La cumbre de presidentes del MERCOSUR se iba a realizar en Montevideo, pero la misma será suspendida.

Solo Uruguay se mostró a favor de concretar el traspaso de mando de la presidencia pro témpore del MERCOSUR a Nicolás Maduro, el mandatario venezolano. Esto implica que Venezuela pasará a ocupar el puesto al frente del bloque por seis meses, hasta que sea el turno de Argentina.

A raíz de la suspensión de la ceremonia, el traspaso de presidencia se hará entre cancilleres. Es decir que el uruguayo Rodolfo Nin Novoa le entregará el mando del MERCOSUR a su par venezolana, Delcy Rodríguez.

Nin Novoa confirmó este lunes “no habrá Cumbre de mandatarios en el traspaso de la presidencia pro témpore por parte de Uruguay a Venezuela”.

“No es una situación inédita y no está asociada hacer el traspaso con una Cumbre presidencial. Por las condiciones políticas particulares que viven Venezuela y Brasil acordamos que se haga igual que el traspaso de la presidencia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), es decir entre cancilleres”, dijo.

Los países disconformes del bloque

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, y el canciller brasileño, José Serra, se negaron a participar de la cumbre del MERCOSUR, informó el viernes el diario Folha de San Paulo.

Temer, por su parte, dijo a la Radio Estadao que el MERCOSUR representa un obstáculo para otros acuerdos comerciales y por esto debe ser revisado, aunque no eliminado. “El MERCOSUR es un organismo importante, sin ninguna duda”, pero “Brasil muchas veces tiene dificultades para hacer nuevos acuerdos porque está preso a los compromisos del bloque”, declaró, y agregó: “En este momento necesitamos rediscutir el Mercosur, no para eliminarlo sino para colocarnos en una posición más segura para buscar ampliar nuestras relaciones con otros países”.

Según el diario Folha, los gobiernos de Argentina y Paraguay también se mostraron disconformes con el traspaso de la presidencia pro témpore a Venezuela. “Los tres países (Brasil, Argentina y Paraguay) intentaron postergar el encuentro, pero el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, se resiste”, publicó el medio.

La Red 21


Paraguay firma el protocolo de ingreso de Bolivia al bloque

El Poder Ejecutivo aprobó ayer el ingreso de Bolivia al Mercosur, luego de que el Poder Legislativo ya lo haya hecho un mes atrás.

Adhesión. Cartes saluda a su par boliviano Evo Morales, durante una visita al país vecino el año pasado.
Dicho protocolo servirá para que Bolivia entre en el bloque regional, formado actualmente por Paraguay, Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela, y consolide “la integración entre los países de la región y otros bloques comerciales”, según un comunicado de la asesoría jurídica de la Presidencia de la República.

El “referido Protocolo tiene como objetivo principal formalizar la adhesión del Estado Plurinacional de Bolivia al Tratado de Asunción; así como a los protocolos de Ouro Preto, de Olivos para la Solución de Controversias en el Mercosur; el Modificatorio del Protocolo de Olivos para la Solución de Controversias en el Mercosur; al de Asunción sobre Compromiso con la Promoción y Protección de los Derechos Humanos del Mercosur, y al Constitutivo del Parlamento del Mercosur, en ajuste a lo establecido en el artículo 20° del Tratado de Asunción”, según expresa el documento.

El protocolo de la adhesión boliviana a Mercosur también ha sido ratificado por Venezuela, Uruguay y Argentina.

Bolivia ya está participando de las reuniones del bloque como país en proceso de adhesión sin derecho a voto.

Última Hora


Uruguay y Argentina, aliados por un Mercosur más flexible

Argentina y Uruguay vienen jugando juntos en el Mercosur y ayer volvió a quedar demostrado en el encuentro entre sus cancilleres, Rodolfo Nin Novoa y Susana Malcorra.

Más allá de las diferencias propias de un gobierno de izquierda y otro de derecha, ambos países resolvieron priorizar “el sentido común por encima de las diferencias ideológicas” y los resultados quedaron a la vista ya que ambos países levantaron prácticamente todas las restricciones comerciales que existían.

Ayer la relación quedó en evidencia. El encuentro entre los cancilleres dejó un mensaje claro, ambos gobiernos quieren un Mercosur más flexible, pero tienen claro que si bien tiene sus complejidades, “el Mercosur se resuelve con más Mercosur y no con menos”.

Esta alianza quedó en evidencia también con respecto al complejo tema Venezuela donde Brasil y Paraguay presionan para no pasar la Presidencia pro témpore al gobierno de Maduro, algo que Tabaré Vázquez ya ratificó que hará de todas maneras ya que Uruguay mantiene su posición de cumplir con los estatutos del bloque.

Mensaje a Brasil

El gobierno interino de Brasil había dejado trascender por la prensa de su país que no asistirá a la cumbre de Montevideo donde se entregará la Presidencia a Venezuela. Ante ello, Uruguay resolvió suspender la cumbre y cumplir con el procedimiento solo entre cancilleres.

“Uruguay está firmemente apegado a las normas internacionales de derecho y a cumplir con los compromisos que tiene establecidos. Las normas mercosurianas establecen que la rotación será semestral; Uruguay tiene la Presidencia y cuando termina en julio va a pasarla. Antes o después veremos las condiciones sobre este aspecto”, recalcó Nin.

De paso, anunció que próximamente recibirá la visita del canciller brasileño para hablar personalmente “y no a través de la prensa”.

Las “condiciones políticas particulares que viven algunos socios”, en alusión a Brasil y Paraguay es el motivo por no realizar la cumbre, afirmó el ministro, y destacó que “no necesariamente el traspaso de la Presidencia pro témpore está asociado a una Cumbre” de mandatarios.

Cada socio pleno rota en la Presidencia durante seis meses y el presidente Tabaré Vázquez le tocó desempeñar esta tarea desde el mes de enero y concluye el 30 de junio.

El traspaso de responsabilidades a la nueva Presidencia se realizará por áreas en forma gradual.

Venezuela

Por su parte, la canciller argentina Susana Malcorra afirmó que la respuesta de la OEA ante la crisis venezolana podría ser “acompañar” una eventual gestión del Grupo de Amigos de Venezuela y desestimó concretar una expulsión del país caribeño en el organismo.

Aclaró que en la próxima reunión de la OEA en Washington se recibirá el informe del secretario general Luis Almagro, “el cual tiene una serie de secuencias y pasos”.

Explicó que “hay una traducción automática en los medios de que la aplicación de la Carta significa una cesación de Venezuela y esto no es así”, y dijo que “el trabajo avanzará paulatinamente” hasta una resolución.

Malcorra llegó en la jornada a Montevideo en una breve visita para abordar temas bilaterales e internacionales en común y participó también junto a Novoa en un almuerzo para conmemorar el Día de la Exportación.

Posicionamiento político interno

El viernes pasado, la Mesa Política Nacional del FA declaró su total respaldo a lo expresado por el presidente Tabaré Vázquez respecto a su voluntad de dar cumplimiento a lo establecido por las normas acordadas en el Mercosur, “traspasando la Presidencia pro témpore de ese organismo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro”.

Este órgano de conducción del FA comparte lo manifestado por el presidente Vázquez en cuanto a que no corresponde la activación de la cláusula democrática de la OEA en el caso de Venezuela.

Por su parte, la oposición uruguaya cuestionó que el presidente Maduro asuma la Presidencia del Mercosur. El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres dijo que le parece una “broma de mal gusto” que Venezuela reciba la Presidencia del Mercosur.

La Republica