El canciller de Brasil, José Serra, pidió al presidente, Tabaré Vázquez, suspender el traspaso de la presidencia pro témpore del MERCOSUR a Venezuela

El canciller de Brasil, José Serra, se reunió este martes en Montevideo con el presidente de la República, Tabaré Vázquez, y el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, a quienes les solicitó suspender el traspaso de la presidencia pro témpore del MERCOSUR a Venezuela.

Serra se trasladó este martes hasta Montevideo -junto con el expresidente Fernando Henrique Cardoso- para reunirse con Vázquez y Nin Novoa en el marco de la polémica por el traspaso de la presidencia pro témpore del MERCOSUR a Venezuela.

Luego del encuentro, Serra explicó a la prensa que solicitó al Gobierno de Uruguay “más tiempo, al menos hasta mediados de agosto, para realizar el traspaso de la presidencia”, porque aseguró que otorgársela a Venezuela tiene que ser fruto de la “unanimidad”, lo que hasta el momento no existe.

Uruguay preside el MERCOSUR hasta fines de julio, instancia en la cual debería traspasar el mandato a Venezuela, tal como así se establece en los estatutos.

Sin embargo, los gobiernos de Paraguay y Brasil se oponen a que Venezuela asuma la presidencia del bloque regional, al menos en julio, porque consideran que no cumple con las normativas vigentes.

Serra, al ser consultado por la respuesta que obtuvo a su planteo de parte del Gobierno uruguayo, respondió que “no había una idea de llegar a una conclusión”.

De todos modos, aclaro en agosto vence el segundo plazo que se dio a Venezuela para cumplir con los “requisitos normativos” del MERCOSUR.

Por ello, Brasil propone esperar para resolver si se le traspasa al país del Caribe la presidencia temporal del bloque regional.

Días pasados el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo que su país “no acepta traspasar la presidencia pro témpore a un Estado cuyo gobierno está buscando el cierre de un Poder del Estado a través del Supremo Tribunal de Justicia, el cierre de la Asamblea Nacional, que es la voz del pueblo”.

Por su parte, Argentina planteó en las últimas horas la posibilidad de asumir la presidencia del MERCOSUR, a la cual le correspondería acceder recién en diciembre. Además, el Gobierno argentino ha sido muy crítico respecto a la situación política que atraviesa la administración de Nicolás Maduro.

La postura de Uruguay

Mientras que el canciller Nin Novoa dijo que Uruguay “no dará un solo paso para quedarse con la presidencia del MERCOSUR”.

El secretario de Estado confirmó, el pasado lunes 27 de junio, que “no habrá Cumbre de mandatarios en el traspaso de la presidencia pro témpore por parte de Uruguay a Venezuela”.

A raíz de la suspensión de la ceremonia, el traspaso de presidencia se realizaría entre cancilleres. Es decir que Nin Novoa le entregaría el mando del MERCOSUR a su par venezolana, Delcy Rodríguez.

“No es una situación inédita y no está asociada hacer el traspaso con una Cumbre presidencial. Por las condiciones políticas particulares que viven Venezuela y Brasil acordamos que se haga igual que el traspaso de la presidencia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), es decir entre cancilleres”, dijo Nin Novoa.

El lunes 11 de julio podría realizarse en Montevideo una cumbre de cancilleres.

La Red 21


Delcy Rodríguez: el canciller de facto de Brasil es amoral

La canciller de la República, Delcy Rodríguez, manifestó ayer su rechazo ante las declaraciones de su actual homólogo brasileño, José Serra, quien cuestionó el traspaso a Venezuela de la presidencia pro témpore de Mercosur.

A través de @DrodríguezVen, la canciller escribió: “La República Bolivariana de Venezuela rechaza las insolentes y amorales declaraciones del canciller de facto de Brasil, José Serra”, país en el que se está dando un golpe de Estado, al desconocer la voluntad de los brasileños que escogieron mayoritariamente a Dilma Rousseff.

Reunido con el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, Serra calificó de “complicada” la situación actual de Venezuela como para presidir el Mercosur, por lo cual rechazó el traspaso de mando. El brasileño sostendrá junto a sus homólogos de Argentina, Uruguay y Paraguay una reunión el 11 de julio para tratar la situación venezolana.

Por ello, en otro mensaje en la red social, Rodríguez repudió que “el canciller de facto de Brasil, José Serra, se sume a la conjura de la derecha internacional contra Venezuela y vulnere principios básicos que rigen las relaciones internacionales”.

Ciudad CCS


Cancilleres del Mercosur se reunirán para analizar situación de Venezuela

Los cancilleres del Mercado Común del Sur (Mercosur) se reunirían el próximo 11 de julio para tratar la situación de Venezuela. El encuentro es una solicitud del Gobierno paraguayo a la presidencia del bloque que ostenta hasta este mes, el Uruguay.

El canciller nacional Eladio Loizaga fue quien informó sobre la convocatoria para el próximo lunes en la ciudad de Montevideo, Uruguay.

“Para el día 11 (de julio) se está convocando la reunión de cancilleres”, indicó el secretario de Estado tras felicitar al presidente de la República, Horacio Cartes, por sus cumpleaños.

Señaló que en el encuentro solo participarán los ministros de Relaciones Exteriores de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina, quienes son los socios fundadores del bloque regional, informó el periodista de ÚH, Roberto Santander.

El tema central de la reunión será la situación actual por la que atraviesa Venezuela, país al que se le debe trasladar la presidencia pro témpore del organismo.

Sin embargo, la posición paraguaya es firme en que el país caribeño no puede ostentar ese cargo mientras tenga los conflictos internos.

“La posición paraguaya es firme. Debemos considerar seriamente la situación de lo que es la presidencia pro témpore y la situación de Venezuela se complica cada día”, expresó Loizaga a los medios de prensa.

La reunión de cancilleres del bloque fue una solicitud del Gobierno paraguayo en el marco del protocolo de Ushuaia, sobre derechos humanos y preservación democrática del bloque a la presidencia del bloque que ostenta hasta este mes el Uruguay.

Paraguay es el único país que ha dado su apoyo explícito al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en el proceso de aplicación de la Carta Democrática de esta organización a Venezuela, un instrumento jurídico con el que busca aumentar la presión internacional sobre el Gobierno de Nicolás Maduro.

Última Hora