Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Los nuevos emoticonos constituyen uno de los diversos esfuerzos para representar mejor a las mujeres a través de la tecnología.

Apple ha anunciado el rediseño de sus emoticonos (emoji) para contribuir a la lucha por la igualdad de género. Esta noticia ha dado la vuelta al mundo por estos días y es que la iniciativa propone otra plataforma para “dialogar” sobre derechos, diversidad, respeto y equidad.

Si bien no es la primera vez que surgen propuestas de este tipo, sí resulta atractivo para los usuarios de esta empresa multinacional que ahora exista la posibilidad de expresar actividades que pueden hacer tanto hombres como mujeres y que hasta ahora no estaban disponibles en esta opción comunicativa.

Según anunció la multinacional a inicios de agosto, más de un centenar de nuevos y rediseñados caracteres emoji estarán disponibles para los usuarios de iPhone y de iPad este otoño con IOS 10.

“Apple está trabajando en estrecha colaboración con el Consorcio de Unicode para asegurar que los populares caracteres emoji reflejen la diversidad de la gente en todas partes”, refería el sitio oficial de la compañía.

Esta actualización propone a los usuarios más posibilidades para expresar ideas, emociones o sentimientos, pero esta vez con un enfoque de género. Se incluyen además, caracteres que promueven la diversidad sexual, como la bandera multicolor, o una mayor cantidad de opciones para identificar a las familias.

De esta manera, encontramos los habituales emoticonos que representan a las familias más tradicionales (mamá, papá e hijos), pero también familias monoparentales (que está compuesta por un solo progenitor, hombre o mujer, y uno o varios hijos) e incluso homoparentales (aquella donde una pareja de hombres o de mujeres se convierten en progenitores de uno o más niños).

Pero, no fue esta la primera iniciativa por llevar los temas de género a las nuevas tecnologías. Meses antes, Google anunció que había propuesto un conjunto de nuevos emoji al Comité Técnico de Unicode que representan una amplia gama de profesiones para las mujeres (así como los hombres), y que reflejan las funciones esenciales que desempeñan las mujeres en el mundo.

“Desde entonces hemos trabajado en estrecha colaboración con los miembros de la Subcomisión Emoji Unicode para llevar la propuesta a la vida. Hoy en día, el Subcomité ha acordado añadir 11 nuevos emoji profesionales, en ambas opciones, masculinos y femeninos, y con todos los tonos de piel. Entonces están disponibles más de 100 nuevos emoji para elegir”, refería el comunicado de la multinacional.

Estos nuevos emoticonos constituyen uno de los diversos esfuerzos que realiza la compañía para representar mejor a las mujeres a través de la tecnología. Más del 90 por ciento de la población mundial en línea usa los emoticonos. Sin embargo, aunque hay una gran variedad de estos, no existen los suficientes que permitan destacar la diversidad de las profesiones en que se desempeñan las mujeres, ni empodera a las chicas jóvenes, refiere la información publicada por Google.

Otro ejemplo interesante fue protagonizado por Facebook, que en julio de 2015 actualizó su ícono de AMIGOS, que está situado en la esquina superior derecha de la página, donde aparecía una silueta de un hombre delante con una mujer detrás, más pequeña que él, y donde ahora se ven ambos en un mismo nivel.

La directora de diseño de Facebook, Caitlin Winner, explicó en su publicación Cómo cambiamos el ícono de Amigos de Facebooks que no se sentía cómoda con la imagen puesto que la del hombre era totalmente simétrica mientras que a la de la mujer le faltaba un hombro, y fue entonces que comenzó a trabajar en un diseño que favoreciera a ambas representaciones.

Para muchos el cambio pasó inadvertido, sin embargo, este fue un pequeño aporte de la red social a la lucha por la equidad de género.

EMOTICONOS PARA MUJERES REALES… POR FAVOR

En los diversos soportes tecnológicos, los emoji disponibles no representaban a las mujeres en todas sus facetas cotidianas, y su representación en el sector laboral era escasa. Las imágenes que las identificaban mostraban más el lado superficial.

Fueron varios los reclamos previos que demandaban un mayor protagonismo femenino en este tipo de soportes. En diciembre de 2015 la escritora Sophie Kleeman, de la empresa de medios MIC Network, publicaba un artículo titulado ¡Ey Unicode!, ya es hora de que tengamos algunos emojis para las mujeres profesionales, donde planteaba: “Vale la pena examinar la falta de opciones de emoticonos para las mujeres que trabajan porque esto constituye un ejemplo pequeño, pero evidente de un esquema social que aún se las arregla para reforzar los estereotipos tradicionales de género en todos los sentidos, incluso cuando el tema es aparentemente tan inocuo como un pequeño rostro digital”.

Durante una entrevista vía correo electrónico, concedida a la periodista Kelly Wallace, de CNN, la cineasta británica Lucy Walker explicaba: “con mi experiencia… siempre he estado consciente de los matices importantes en las formas en que nos comunicamos y reconozco que el lenguaje que refuerza los estereotipos puede tener un profundo impacto en la confianza de las niñas en sí mismas (…) Existe una evidente ‘falta de simetría’de oportunidades para las chicas en emojis y mensajes claros sobre las cosas que las chicas debieran y no debieran estar haciendo (…) Además, esto es especialmente lamentable puesto que los emojis son utilizados con tanta frecuencia por las jovencitas y las adolescentes, cuya confianza ya está disminuyendo”.

Entonces no puede saberse a ciencia cierta si la decisión de incluir estos nuevos emoticonos estuvo influenciada por este tipo de opiniones o si, simplemente, se concientizó en la necesidad de mostrar un mundo más diverso y equitativo.

Lo cierto es que las nuevas tecnologías se han sumado a la lucha por la equidad de género con iniciativas que, si bien son solo el comienzo, muestran la voluntad de contribuir a cambiar estereotipos y concepciones de lo que desgraciadamente es, aunque debiera no ser.

CUBA, MUJER Y EQUIDAD

Según la tercera edición del Glosario de género y desarrollo, hablamos de igualdad de género cuando nos referimos al trato igualitario de hombres y mujeres en leyes y políticas, incluyendo el igual acceso a recursos y servicios, como la educación, la salud y el empleo, en el seno de la familia, la comunidad y la sociedad.

Por su parte, la equidad de género reconoce que las mujeres y los hombres tienen necesidades y poderes diferentes y que estos deben ser identificados y abordados de manera que se rectifique el desequilibrio entre ambos. Por ende, para alcanzar la igualdad de género puede ser necesario instrumentar programas y políticas que estén dirigidos específicamente a las mujeres.

En Cuba también se realizan acciones para promover la igualdad y equidad de género, quizás no como las que hemos visto en este trabajo, que son un poco más novedosas en cuanto a la aplicación de las nuevas tecnologías, pero cuyo impacto se hace notar en toda la sociedad.

En marzo del presente año, representantes de la sociedad civil cubana expusieron los logros alcanzados en la Isla en materia de igualdad de género y empoderamiento femenino ante la Organización de las Naciones Unidas.

Entre dichos logros puede citarse que la esperanza de vida al nacer de las cubanas es de 80,45 años y que la tasa de mortalidad materna directa es una de las más bajas del mundo, siendo de 21,4 por cada cien mil nacidos vivos.

Las cubanas representan el 48 % del total de las personas ocupadas en el sector estatal civil y el 46 % de los altos cargos de dirección; asimismo constituyen el 78,5 % del personal de salud, el 48 % de los investigadores científicos y el 66,8 % de la fuerza de mayor calificación técnica y profesional.

Es válido destacar también que el 48,86 % del parlamento cubano está formado por mujeres que lo sitúa como cuarto en el mundo en este sentido.

“Sin embargo, aún nos queda mucho por hacer. Trabajamos para seguir cambiando los patrones culturales, de forma que se comparta entre hombres y mujeres el cuidado de la familia y se continúe incrementando su presencia en los cargos decisorios a nivel gubernamental, por solo mencionar algunos aspectos”, dijo el presidente cubano Raúl Castro en la Conferencia de líderes globales sobre igualdad de género y empoderamiento de las mujeres: un compromiso de acción, en las Naciones Unidas.

“No negamos que existan logros en las últimas décadas, pero resultan frágiles e insuficientes. Para avanzar hacia la plena realización de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer es preciso, ante todo, el logro de un orden internacional justo y equitativo, que erradique la pobreza y el hambre, ponga fin a los conflictos bélicos, privilegie al ser humano por encima del capital y preserve el medio ambiente”, indicó el mandatario cubano en su discurso de septiembre de 2015.

Cuba Informacion