Más de seis mujeres fueron asesinadas en menos de una semana en Honduras, en hechos y circunstancias diferentes, pero que tienen el denominador de mover a la alza el marcador de los femicidios.

Entre los asesinatos más recientes se encuentra la joven Lourdes Analid Flores, a quien le quitaron la vida en el sector número cuatro de la Colonia Hato de Enmedio, el pasado sábado 30 de julio, en Tegucigalpa.

Flores, quien tenía 23 años, quedó tendida en la entrada de una casa, tras recibir varios disparos por la espalda por un desconocido, que, según testigos, la iba siguiendo.

Lixie Beatriz Casco Lobo (34) tampoco se libró de ser parte de las estadísticas de la violencia en el país y el mismo sábado 30 de julio fue tiroteada al interior de un billar de su propiedad, conocido como El Paraíso en el Barrio Alvarado de La Ceiba.

Los familiares de Casco intentaron salvarle la vida al trasladarla a un centro asistencial, pero sus esfuerzos fueron en vano. La joven tenía 35 años.

Los familiares desconsolados confirmaron que a Lixi Casco la estaban extorsionando y que habían denunciado esas amenazas en la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), sin embargo no hubo respuesta.

Lixie Beatriz Casco Lobo estaba casada y tenía tres hijos.

La violencia de país siguió cobrando vidas el pasado sábado. Dos hombres y una mujer murieron el pasado sábado 30 de julio en horas de la noche, tras ser baleados en un campo de fútbol, ubicado en el sector de la colonia Villanueva, en el oriente de Tegucigalpa.

La fémina fue identificada con el nombre de Keinsy Yajaira Bilche Fonseca, de 19 años.

Femicidios siguen incrementando en Honduras

En una cancha de fútbol de la Colonia Villanueva, tres personas perdieron la vida, una de ellas era mujer..
Otra mujer murió acribillada a balazos esta semana por sujetos no identificados que la interceptaron en un callejón de la colonia Gracias a Dios, colindante con El Carrizal, en Comayagüela.

La víctima mortal, quien respondía al nombre de Lesbia Gisel Urbina, se trasladaba hacia su trabajo cuando fue interceptada y tiroteada.

Femicidios siguen en Honduras

Lesbia Gisel Urbina se trasladaba hacia su trabajo cuando fue interceptada por sus homicidas.
Los habitantes del lugar indicaron que la occisa era supervisora de guías de familias.

El pasado miércoles pero en la Colonia El Rosario, La Planeta, al norte del país, las autoridades encontraron en un crique de la zona el cadáver de otra mujer.

Según las Autoridades locales, tenia al menos ocho días de estar allí.

Autoridades locales encontraron a esta mujer en un crique de La Planeta vestida con un pantalón tipo pesquero.
Otro de los acontecimientos registrados durante esta semana fue la muerte de Keyla María, de 15 y Mario Rolando Carías, de 17 años, ambos pareja de hogar y vendedores ambulantes en el Zonal Belén de Comayagüela, según investigaciones preliminares.

Desconocidos ultimaron a balazos a la pareja cuando fueron interceptados por unos desconocidos que los seguían en vehículo, en la colonia Flor numero 1, cerca de la Cerro Grande, en la capital de Honduras.

La Campaña Nacional Contra los Femicidios tras notar la alta tasa de muertes hacia mujeres en el país lanzaron un comunicado el pasado jueves 21 de julio en donde expresan la situación del país con respecto a la muerte de mujeres.

“Queremos expresar públicamente la indignación e impotencia que nos provoca cada asesinato de una MUJER ya sea niña, joven o adulta; o niño pero a la vez el coraje y la reafirmación que debemos alzar nuestras voces de manera permanente para exigir y denunciar nacional e internacionalmente la violación reiterada de las leyes y de los convenios internacionales de derechos de las mujeres , de los cuales Honduras es signatario y por lo tanto, responsable de su cumplimiento” expresa el comunicado

Según lo anunciado en el comunicado, el Estado de Honduras aborda la seguridad desde un enfoque militarista, dando como única respuesta más militares; más presupuesto para Seguridad y Defensa, mientras tanto, cada vez más se muestra un Estado de derecho más débil, un sistema judicial que no es capaz de investigar y garantizar justicia, lo que sumado a criterios discriminatorios de género de quienes operan la justicia, genera una situación de mayor vulnerabilidad de los derechos de las mujeres en Honduras.

En materia de femicidios solo este año han asesinado 171 mujeres y todos estos casos impunes y sin investigación, sin que se reduzca el 96 % de impunidad, dice esta agrupación feminista.

Desde el movimiento de mujeres se impulsó la asignación de recursos para crear adscrita a la ATIC, la Unidad de investigación de muertes violentas de mujeres y Femicidios, sin embargo, según lo expresado por el comunicado, no se han visto resultados que permitan pensar que se cumplirá con el compromiso de reducir la impunidad en las muertes de mujeres.

El comunicado finalizo con un contundente mensaje :

“En diferentes ocasiones hemos dicho y lo repetimos ahora: no realizar investigaciones y no castigar este delito es transmitir a los femicidas y agresores, que es permitido este tipo de delitos y violación a los derechos de las mujeres. Reafirmamos nuestro rechazo a la militarización y el armamentismo y todas esas prácticas que se ensañan en la crueldad en estos casos y condenamos la forma en que se utilizan los medios de comunicación para culpabilizar a las propias víctimas, evadiendo de esta forma dar con los responsables de estos crímenes. Hoy denunciamos a un Estado que promueve la impunidad y exigimos investigación y justicia de más de más de 4 mil casos de Femicidios, durante los últimos 10 años.

Tiempo