El gobernador Alejandro García Padilla convirtió en norma ayer con su firma el Proyecto del Senado 500 que crea la Ley contra el acoso escolar o “bullying” del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, cuyo objetivo es mantener el entorno escolar libre de violencia.

El Ejecutivo puertorriqueño informó hoy a través de un comunicado de que la medida permitirá eliminar todo tipo de hostilidad en el entorno escolar y propiciará el enriquecimiento del intelecto de los jóvenes en la isla caribeña.

El comunicado destaca que tras los recientes actos de agresión entre niños y jóvenes, algunos de los cuales contaron con la partición de adultos, hechos difundidos por las redes sociales, la administración de García Padilla determinó aprobar leyes de avance social destinadas a garantizar la protección de los más vulnerables.

La nueva ley, que se conocerá como la Ley Alexander Santiago Martínez, dispone que el Departamento de Educación, la Asociación de Escuelas Privadas y el Departamento de la Familia, entre otras entidades, dispongan de oficiales de enlace encargados del manejo de casos de hostigamiento, tanto en escuelas públicas y privadas.

Estos departamentos y asociaciones deberán desarrollar además programas y talleres de capacitación sobre hostigamiento o intimidación en escuelas privadas, públicas y de educación superior para formar al personal docente, no docente, padres y estudiantes con estrategias de prevención del acoso.

La norma ordena al Departamento de Educación a que diseñe un protocolo de manejo de casos de hostigamiento para los planteles escolares públicos y al Consejo de Educación local a que promueva la normativa aplicable que deberá incluir toda institución escolar privada dentro del protocolo de manejo de casos de hostigamiento.

Asimismo, el primer ejecutivo firmó el Proyecto del Senado 967 para crear la Ley para el Acceso, Adiestramiento y Apoyo Extendido para la Inserción Social de las Personas de 16 años en adelante con Diversidad Funcional.

Primera Hora