Contexto Nodal
Los cooperativistas mineros de Bolivia iniciaron el 10 de agosto una serie de protestas en rechazo a la aprobación de la Ley General de Cooperativas sobre la sindicalización en el sector cooperativo. Durante los bloqueos se produjeron enfrentamientos con la policía y la muerte de cinco manifestantes. Este jueves 25, el viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, fue retenido por los cooperativistas y luego asesinado.

Romero identifica a 9 ‘conspiradores’ y vincula a 17 con el asesinato de Illanes

En una sesión interpelatoria que este miércoles se extendió por aproximadamente ocho horas, los ministros de Gobierno y Minería, Carlos Romero y César Navarro, respectivamente, revelaron varios detalles sobre el conflicto con los mineros cooperativistas que concluyó con seis muertes, entre ellas el asesinato del viceministro Rodolfo Illanes el 25 de agosto.

Romero informó que se había planificado un operativo de rescate que incluía la movilización de 5.700 policías y reveló que las investigaciones apuntan a 9 ‘conspiradores’ y a 17 personas vinculadas con la muerte de la autoridad. El acto interpelatorio, que había sido solicitado por legisladores del oficialismo, finalmente concluyó ratificando la confianza en ambas autoridades.

Los legisladores de oposición reclamaron durante la sesión, con pancartas, la ausencia de datos sobre la muerte de los cooperativistas en el conflicto, entre ellos cuatro por impactos de bala.

Romero describió en una maqueta la operación policial y el desplazamiento minero durante el 25 de agosto. Ese día, Illanes fue secuestrado en Panduro, centro del conflicto, y se produjeron –relató- una serie de contactos telefónicos con los plagiadores, que terminaron en un acuerdo para el repliegue policial-minero, que finalmente no cumplieron los movilizados.

Dijo que para afrontar la crisis del secuestro se apeló al Protocolo de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que establece como último recurso el uso de la fuerza. Un total de 5.700 policías fueron replegados de diferentes ciudades capitales e intermedias para participar del megaoperativo de rescate, que debía ejecutarse en horas de la noche de esa jornada.

Pero no llegó a ponerse en práctica porque Illanes fue victimado en horas de la tarde. “Un panorama adverso imposibilitaba cualquier acción policial en ese momento…no se tenía una ubicación exacta del Viceministro, pero sí del desplazamiento de mineros en lugares claves y en las alturas”, relató Romero para luego afirmar que una intervención hubiera provocado “bajas de ambas partes, entre muertos y heridos”. Calculó que una intervención habría costado la vida al menos a 70 personas.

Durante la interpelación, el ministro presentó un cuadro de las personas vinculadas con el asesinato de Illanes. Un total de 17 fueron identificadas, 10 están encarceladas y siete (Miguel Exquiel, Josue Caricari, Eloy Baldivieso, Ever Carvajal, Margarita Condori, Erasmo Arapaya y Ángel Aparaya) aparecen como prófugos y buscados.

buscados.

Uno de los cuadros que presentó el ministro de Gobierno durante el acto interpelatorio.

En otro cuatro titulado “La conspiración de la desestabilización”, identificó a nueve personas divididas entre ideólogos y conductores políticos de la movilización, que el Gobierno considera que tenía fines desestabilizadores.

En el grupo de los ideólogos aparecen Jaime Zambrana, Freddy Ontiveros, Roberto Carlo Durán y Ramiro Paredes, mientras que en la conducción política están señalados Carlos Mamani, Agustín Choque (ambos también están entre los vinculados con la muerte de Illanes)  Federico Escóbar, Feliciano Mamani y Albino García.

Romero informó que tres filtros evitaron que policiales porten armas de fuego durante los enfrentamientos con cooperativistas, mientras que Navarro afirmó que la detención de mineros de la Cooperativa 26 de Febrero por robo de minerales en Colquiri, fue una de las razones que activó la protesta de los cooperativistas que acabó con el saldo de seis muertes.

Los cooperativistas plantearon un pliego demandas, entre las que se encontraba la atribución de firmar acuerdos de asociación con empresarios para la explotación de sus áreas de trabajo.

El vicepresidente Álvaro García ofreció una conferencia de prensa a la conclusión del acto interpelatorio y afirmó que la muerte de cooperativistas y el asesinato de Illanes deben ser investigados para dar con los responsables.

En las afueras del Legislativo se apostaron varias personas con pancartas de apoyo a los ministros interpelados.

La Razón