Gobierno pide a cooperativistas entregar a responsables de la muerte de Illanes para restituir el diálogo

El Gobierno pidió este lunes a los mineros cooperativistas entregar a la Justicia a los responsables del asesinato del viceministro Rodolfo Illanes, ocurrido el 25 de agosto en la localidad de Panduro, como una forma de “lavar” su imagen ante la sociedad y como primer paso para restablecer el diálogo que permita avanzar hacia una solución definitiva del conflicto que estalló el 10 de agosto con bloqueo de caminos.

“Ellos (los cooperativistas) tienen la obligación de reinvindicar a Fencomin (Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia) (…) La manera de lavar la imagen de Fencomin es entregar a los responsables del asesinato del viceministro Illanes (…) también esclarecer la muerte de los cooperativistas mineros, una vez que estos elementos se hayan dado se van a restiituir las condiciones favorables para un escenario de diálogo que seguramente el pueblo boliviano está esperando”, declaró la mañana de ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero, a la red PAT.

Romero destacó el rol histórico que cumplió Fencomin en las últimas décadas, especialmente por su articulación frente a la relocalización de mineros en la época neoliberal (1985), la generación de empleo, la dinamización de la economía y el apoyo e impulso al proceso de cambio en Bolivia. “Ahora nos duele lo que está sucediendo”, complementó.

Además de Illanes, los cooperativistas Pedro Mamani, Severino Ichota, Fermín Mamani, Freddy Ambrosio y Rubén Aropaya perdieron la vida debido a los conflictos que derivaron en enfrentamientos entre el 23 y 25 de agosto.

Como reacción a la protesta minera que rechazó la sindicalización al interior de las cooperativistas por modificaciones a la Ley General de Cooperativas, el Gobierno aprobó la pasada semana cinco decretos supremos y una resolución administrativa que revierten a dominio del Estado las áreas sobre las que se sucribieron contratos de riesgo compartido con empresas privadas y prohiben el uso de dinamita en manifestaciones con penas entre 1 y 4 años de cárcel, entre otras determinaciones.

Romero reiteró ayer sus observaciones a cerca de la difusión de un segundo video que muestra a Illanes en contacto telefónico con él, según reconoció la propia autoridad. Advirtió que esa comunicación fue en horas de la mañana del jueves 25 de agosto y que él exigió hablar con los dirigentes que retenían al Viceministro y que, además, demandó el respeto absoluto a la vida de la autoridad retenida.

Dijo a PAT que a través del teléfono pidió a los cooperativistas instalar el diálogo directo con Illanes y aclaró sobre la imposibilidad de dejar en libertad al menos a 12 cooperativistas detenidos y derivados a la cárcel de San Pedro de La Paz, bajo la figura de detención preventiva, por no ser una atribución de su despacho sino de un juez.

Romero aseguró que en caso de ser convocado por el Ministerio Público a declarar sí asistirá, porque nunca negó las comunicaciones vía teléfono con Illanes. “Yo doy la cara y me presento con la verdad”, argumentó.

La Razón