El Gobierno de Salvador Sánchez Cerén entregó esta mañana el primer pago a familiares de víctimas de violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado, esto como parte de una política de resarcimiento de daños que se impulsa desde la administración anterior.

El mandatario, sin embargo, recordó que ningún tipo de compensación económica “repara el dolor que han tenido durante tantos años”, en referencia a la pérdida de familiares o los abusos de que estas personas fueron objeto durante el conflicto armado de finales de los 80 y toda la década del 90.
Según el mandatario, el programa que entregará dinero a estas personas no solo beneficia a las víctimas si no también a sus familiares.

“Hoy cumplimos una tarea muy importante que debió realizarse hace muchos años, pero que se postergó sin razón. Este acto nos convierte en un Estado responsable, comprometido con la construcción de la paz e impulsor de la justicia”, explicó.

El pago inicia en momentos en que el Gobierno atraviesa una difícil situación fiscal que lo ha llevado a limitar subsidios y a retrasar pagos por otros beneficios sociales. En ese sentido, Sánchez Cerén dijo que “necesitamos más recursos para una verdadera reparación de daños a víctimas del conflicto”.

“En nombre del Estado, en mi calidad de presidente y comandante general de las Fuerzas Armadas pido perdón a ustedes y a sus familias, por todo los actos que les afectaron directamente”, dijo hoy el presidente.

El Gobierno, por medio del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), dará cobertura a 134 municipios del país en los cuales se han identificado un total de 6,235 personas víctimas y sus familias .

La Página