Por los hechos del 13 de agosto de 1999, en los que resultó muerto el periodista y humorista Jaime Garzón, la Fiscalía declaró este viernes su asesinato como un crimen de lesa humanidad.

El ente acusador determinó que sí se reunían los suficientes elementos para categorizar así este crimen, siendo enmarcado dentro del contexto social y político para la época de los hechos, siendo que el mismo se trató de un ataque de los que se venían dando contra defensores de Derechos Humanos en razón de su labor o gestión.

Aclaró la Fiscalía que el homicidio de Garzón Forero ocurrió en medio del conflicto armado interno, suscitado entre miembros de las Fuerzas Armadas y los grupos ilegales como Farc y Eln. Además,  indicó que se abrió la posibilidad por parte de las mismas autoridades de que se formaran grupos armados al margen de la ley, debido, además,  a que se autorizó en ese entonces “por parte del Gobierno Nacional en el año 1994 la creación de las Asociaciones Comunitarias de Vigilancia Rural (las Convivir)… enfocado en el logro de la paz y la seguridad en el campo”.

Por este homicidio se encuentra abierto un proceso en contra del exsudirector del desaparecido DAS, José Miguel Narváez y el coronel (r) Jorge Eliecer Plazas.

El Tiempo