Colombianos marcharán nuevamente por la paz el 19 de octubre

El pueblo de Colombia marcha nuevamente hoy para exigir el desarrollo del Acuerdo Final para la Paz firmado el 26 de septiembre pasado por el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), y que supondría el fin del conflicto armado que data desde hace 52 años, que ha dejado miles de desplazados y víctimas.

Acuerdo Ya, será la consigna de la movilización del 19 de octubre en el departamento de Bolívar. Saldrá del sector 28 y llegará a la plaza principal de la ciudad El Carmen de Bolívar.

“Los colombianos que creemos en la paz nos seguiremos movilizando hasta alcanzarla”, dijo al respecto el concejal de Bogotá Celio Nieves Herrera.

Ya en días anteriores el pueblo colombiano ha salido a las calles para exigir que se aplique el acuerdo, que busca propiciar un escenario en el que sean eliminados todos los factores que provocaron la guerra en Colombia; crear las condiciones para que los grupos insurgentes que buscaban el poder y luchaban por reivindicaciones sociales a través de las armas ahora lo hagan a través de la política y por votación popular, así como satisfacer los derechos de las víctimas mediante la verdad y la justicia.

El Acuerdo Final de Paz se iba a constituir en el fin del conflicto, que ha generado 7,3 millones de desplazados, 87.000 desaparecidos, 32.000 secuestrados y 215.000 muertos. Sin embargo, tras ser consultado en un plebiscito, la opción del No ganó con 50,23 %, con una abstención de 63 %.

Sin embargo, tanto el Gobierno como las FARC-EP han manifestado su voluntad de continuar con lo establecido en el documento, concretado tras más de cuatro años de diálogos y que contó con la participación de observadores internacionales y representantes de las víctimas del conflicto. Aún se desconoce cuál será el mecanismo para ello.

Prensa Rural


Uribe reclama un acuerdo de paz “ya”

El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, reclamó que se alcance “ya” un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), si bien reclamó incluir “modificaciones de fondo” al pactado previamente.

En una serie de once ‘tuits’ publicados en su cuenta oficial en Twitter, encabezados con la expresión “Acuerdo ya”, Uribe formuló una serie de aspectos que deberían ser tenidos en cuenta de cara al cierre de un acuerdo final de pacificación.

“Ya modificaciones de fondo para no entregar el país a las FARC”, puso en uno de ellos, pidiendo “Ya devolución de los niños” y “Ya devolución y claridad sobre los secuestrados”. El resto de ‘tuis’ piden “sancionar a los responsables de delitos atroces”, “evitar la elegibilidad de responsables de delitos atroces y privilegios para el partido de (las) FARC” y “respetar las peticiones de los defensores de los valores de familia”.

Asimismo, reclamó “respetar el derecho a la empresa de la gente honestas del campo”, “eliminar las amenazas a la estabilidad fiscal y financiera de la economía nacional”, y “eliminar amenazas a la competitividad de la empresa privada”.

Por último, Uribe solicitó “eliminar textos que someten a los campesinos a depender de (las) FARC” y “reconocer que el narcotráfico de las FARC es delito promotor de atrocidades”.

Los ‘tuits’ fueron publicados apenas un día después de que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidiera acelerar los contactos con los impulsores del ‘No’ en el referéndum sobre el acuerdo de paz con las FARC, entre ellos el propio Uribe.

Los ex presidentes Uribe y Andrés Pastrana, defensores del ‘No’ durante la campaña, en el que el 50,2% de los colombianos decidió no ratificar el acuerdo sellado entre Gobierno y guerrilla, ya han presentado al Ejecutivo sus propuestas.

En respuesta, las FARC mostraron su disposición a evaluar las propuestas que los diferentes sectores entreguen a Santos.

Por otro lado, el partido Centro Democrático, fundado por Uribe, criticó al diario estadounidense The New York Times, que en una editorial acusó al ex gobernante de “bloquear” la paz en el país. “Sus afirmaciones (las del periódico) constituyen una ofensa para los millones de colombianos que nos opusimos a un acuerdo (de paz) que daba impunidad total a los autores de delitos de lesa humanidad y los premiaba con participación política”, señala el partido.

La Gaceta