Reunión clave del Mercosur y expectativa por la presencia de la canciller venezolana

Mercosur: reunión clave de cancilleres en medio de una fuerte polémica con Venezuela

Los cancilleres del Mercosur se reunirán este miércoles en Buenos Aires para celebrar la XI Reunión Extraordinaria del Consejo del bloque, en medio de fuertes tensiones con Venezuela, que pese a estar cesada en sus derechos desde este mes, planea enviar a su ministra de Exteriores al encuentro.

Los representantes de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina están citados este miércoles para celebrar el encuentro en el que se definen las líneas de acción del Mercosur para el primer semestre del año próximo – período en el que la presidencia recaerá sobre la Argentina.

Esta será la primera reunión ministerial después de que, el pasado 2 de diciembre, el bloque comunicara a Venezuela que cesaba de ejercer sus “derechos inherentes” como Estado parte del bloque, por haber incumplido el Protocolo de Adhesión, incluso pese a estar ejerciendo la presidencia rotativa en ese momento.

En el marco de esas tensiones, en esta ocasión no se producirá la tradicional cumbre de presidentes que normalmente forma parte del programa de trabajo del Mercosur de diciembre.

Venezuela, por su parte, asegura que la cesación es ilegal ya que, según el Gobierno encabezado por Nicolás Maduro, el país caribeño ha incorporado 1.479 normas del Mercosur a su legislación interna, lo que equivale a un 95% de la legislación que los Estados deben cumplir para su adhesión al bloque.

Por ello, está previsto que viaje igualmente a Buenos Aires Delcy Rodríguez, ministra de Exteriores de Venezuela, y que intente acudir a la reunión, pese a las negativas lanzadas desde otros países.

“Ella no está invitada. El Gobierno venezolano no está invitado”, afirmó tajante el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, en declaraciones a la prensa en Asunción.

Loizaga aseguró, además, que su país no va a aceptar la entrada de la representante venezolana.

Sin embargo, otros países, como Uruguay, no han mostrado una posición tan tajante sobre la exclusión del Estado caribeño.

Paralelamente, desde Buenos Aires, el coordinador nacional de Venezuela en el Mercosur, Héctor Constant, calificaba como “golpe a la institucionalidad” el hecho de que se impida asistir a su país y advertía de que cualquier decisión que se tome será “nula”.

Constant se pronunció así en un contacto con los medios a las puertas de la Cancillería argentina, después de que no se le permitiera entrar a una reunión de los coordinadores nacionales del Grupo del Mercado Común (GMC), algo que ya había ocurrido este lunes, cuando tampoco pudo participar en un encuentro del equipo técnico del bloque.

Una alternativa que se baraja es que, de presentarse finalmente, la canciller venezolana sea recibida solamente por su par argentina, Susana Malcorra.

Dentro de una fuerte polémica, Venezuela ejerció este semestre la presidencia temporal del bloque y Argentina tomará el relevo, efectivo a partir del 1 de enero, pese a no celebrarse la cumbre de presidentes para el traspaso.

La asunción rotativa y la situación de Venezuela ocuparán buena parte de la agenda prevista de trabajo de los cancilleres, según confirmaron a la agencia Efe fuentes del Gobierno argentino, aunque el bloque también tiene pendientes otros asuntos -como el estado de las negociaciones para cerrar un tratado de libre comercio con la Unión Europea.

InfoBae


Canciller venezolana está en Argentina para reunión de Mercosur

La ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, arribó a Argentina para participar este miércoles 14 de diciembre en la reunión de cancilleres del Mercado Común del Sur (Mercosur), a pesar de que fue convocada ilegalmente por la cancillería de esa nación.

El embajador de Venezuela en Buenos Aires, Carlos Martínez Mendoza, recibió a la Canciller.

A través de su cuenta en la red social Twitter, la diplomática escribió: “Ni la intolerancia burócrata ni modales dictatoriales de funcionarios del Plan Cóndor impedirán que Venezuela ejerza sus derechos soberanos”.

En días pasados, Rodríguez destacó: “Venezuela, en defensa legítima de sus derechos e intereses, así como de la institucionalidad mercosuriana, participará de este encuentro. El 14 del corriente estaré en Buenos Aires, llevando el mensaje de integración y unidad de Venezuela a los hermanos pueblos del MERCOSUR”.

La Canciller venezolana viajará mañana jueves a Uruguay, para acudir a negociaciones directas, que han sido impulsadas por Venezuela para la resolución de controversias.

El pasado lunes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, conversó por videoconferencia con su homólogo de Uruguay, Tabaré Vázquez, con quien abordó temas correspondientes a la situación que enfrenta Venezuela dentro del Mercado Común del Sur (Mercosur).

El Jefe de Estado recordó que actualmente Venezuela es atacada por la Triple Alianza, conformada por Argentina, Brasil y Paraguay, cuyos gobiernos buscan expulsar a Caracas del bloque regional.

En este sentido, señaló que ya se encuentra activado el Protocolo de Olivos, para la resolución de controversias, al tiempo que no dudó en acotar que se debe perseverar en la integración de Latinoamérica.

“Venezuela es Mercosur, somos Mercosur, en lo económico, en lo social. Nuestra visión es el Sur”, reiteró.

TeleSur


Uruguay insiste en que Venezuela tiene derecho a tener voz en Mercosur

Uruguay reiteró este martes que Venezuela tiene derecho a seguir participando con voz en los diferentes órganos e instancias del Mercosur, después de que el pasado 2 de diciembre el país caribeño quedara suspendido del bloque por haber incumplido el Protocolo de Adhesión.

“Uruguay reitera su posición relativa al derecho de Venezuela a seguir participando en los diferentes órganos e instancias del bloque con voz”, se expresa en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El documento se hace eco del diálogo “extenso, respetuoso y constructivo” que en la noche del pasado lunes mantuvieron los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, y de Venezuela, Nicolás Maduro, por videoconferencia para “intercambiar perspectivas respecto a la situación” del país caribeño en el Mercosur.

A través de una emisión televisiva para toda su nación, Maduro comunicó en la noche del lunes que acordó con Vázquez crear una vía para “canalizar el conflicto” surgido en el Mercosur tras la suspensión de su país del bloque.

“Nos hemos puesto de acuerdo en una ruta para canalizar la solución al conflicto que ha surgido, resolverlo (…) a través de la activación del Protocolo de Olivos”, agregó Maduro.

En este sentido, el gobierno uruguayo dijo ayer en su comunicado que “apoya la iniciativa venezolana de aplicación del Protocolo de Olivos para la solución de controversias, como herramienta que contribuya a la construcción de consensos y acercamientos al interior del bloque”.

Además, Uruguay saludó en su escrito la “clara disposición” de Venezuela “para avanzar en la adhesión al ACE 18, instrumento jurídico sustantivo para consumar su plena membresía al Mercosur”.

La decisión de los países fundadores del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) de dejar a Venezuela sin derechos en el bloque se basa en el incumplimiento de 228 normas para completar su adhesión completa al bloque una vez terminó el plazo para que lo hiciera.

La Cancillería venezolana rechazó esa decisión y, tras considerarla “ilegal”, afirmó que seguirá ejerciendo la presidencia pro témpore del bloque y aseguró que su país ha incorporado 1.479 normas del Mercosur a la normativa legal interna, lo que equivale a un 95 % de la legislación que los Estados deben cumplir para su adhesión.

Por su parte, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo ayer que la ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, no participará en la reunión de cancilleres del Mercosur, que se celebrará el miércoles en Buenos Aires, al no estar invitada, ya que el bloque cesó al país caribeño en el ejercicio de sus derechos. La canciller venezolana dijo que de todas maneras asistirá a la reunión.

Los cancilleres del Mercosur se reunirán en Buenos Aires para comenzar a debatir el plan de acción del primer semestre de 2017, periodo en el que Argentina ejercerá la presidencia rotatoria del bloque, que asumirá el próximo 1 de enero sin que se celebre la tradicional cumbre de presidentes.

El comunicado completo de Cancillería:

En el día de ayer, los señores presidentes de Uruguay y Venezuela, Tabaré Vázquez y Nicolás Maduro, mantuvieron un extenso diálogo, vía videoconferencia, a fin de intercambiar perspectivas respecto a la situación de Venezuela en el MERCOSUR.

Tomando como base el diálogo respetuoso y constructivo, y en búsqueda de una salida acordada entre todas las partes involucradas, Uruguay apoya la iniciativa venezolana de aplicación del Protocolo de Olivos para la solución de controversias, como herramienta que contribuya a la construcción de consensos y acercamientos al interior del bloque.

Asimismo, el gobierno uruguayo saluda el anuncio de Venezuela sobre su clara disposición para avanzar en la adhesión al ACE 18, instrumento jurídico sustantivo para consumar su plena membresía al MERCOSUR.

Por último, Uruguay reitera su posición relativa al derecho de Venezuela a seguir participando en los diferentes órganos e instancias del bloque con voz.

El País


Canciller paraguayo: Venezuela “no está invitada” a reunión del Mercosur

El Gobierno dijo que la ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, no participará en la reunión de cancilleres del Mercosur, que se celebrará el miércoles en Buenos Aires (Argentina).

“Ella (Rodríguez) no está invitada. El Gobierno venezolano no está invitado”, afirmó este martes el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, a los periodistas en Asunción.

El canciller añadió que “Venezuela tiene la decisión encima que se tomó el pasado 2 de diciembre por la cual se ha cesado en sus derechos, por lo tanto no puede participar en esa reunión”.

Loizaga subrayó que Rodríguez puede asistir al lugar del encuentro y reunirse “bilateralmente” con la canciller argentina, Susana Malcorra, pero subrayó que no se aceptará su participación en la reunión de cancilleres.

“No va a participar y si participa nosotros no aceptaríamos, si quiere participar no vamos a aceptar, porque es una decisión tomada”, dijo Loizaga.

Rodríguez dijo el fin de semana que asistiría a la reunión de cancilleres del Mercosur en la capital argentina para llevar un mensaje de “integración”.

El pasado 2 de diciembre. los países fundadores del Mercosur, Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, comunicaron a Venezuela que cesaba de ejercer sus “derechos inherentes” como Estado parte del bloque, por haber incumplido el Protocolo de Adhesión.

Venezuela rechazó el anuncio y, tras asegurar que esta decisión es “ilegal”, señaló que seguiría en el bloque como presidente pro témpore.

El Gobierno venezolano aseguró además que su país ha incorporado 1.479 normas del Mercosur a la normativa legal interna, lo que equivale a un 95 % de la legislación que los Estados deben cumplir para su adhesión al bloque.

Los cancilleres del Mercosur se reunirán en Buenos Aires para comenzar a debatir el plan de acción del primer semestre de 2017, periodo en el que Argentina ejercerá la presidencia rotativa del bloque, que asumirá el próximo 1 de enero sin que se celebre la tradicional cumbre de presidentes.

Paraguay


Venezuela ve golpe a la institucionalidad en reunión del Mercosur en Argentina

El diplomático venezolano Héctor Constant calificó este martes de un golpe a la institucionalidad que no se permita a su país participar en las reuniones del Mercosur que tienen lugar esta semana en Buenos Aires y afirmó que todas las decisiones que se tomen son “nulas e írritas”.

“Nos preocupa y nos inquieta que estemos dándole un nuevo golpe a la institucionalidad del Mercosur con medidas que obviamente no contribuyen ni a la integración regional ni a solucionar cualquier diferencia que pueda existir”, afirmó el coordinador nacional de Venezuela en el Mercosur en declaraciones a la prensa realizadas frente al Palacio San Martín.

Constant se quedó a las puertas de dicho edificio, sede de la Cancillería argentina, después de que no le permitieran entrar a una reunión de los coordinadores nacionales del Grupo del Mercado Común (GMC), algo que ya ocurrió el lunes, cuando tampoco pudo participar en un encuentro del equipo técnico del Mercosur.

Todo ello tiene lugar antes de que este miércoles se lleve a cabo en la capital argentina la XI Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común, en la que los cancilleres del bloque comenzarán a debatir el plan de acción del primer semestre de 2017, periodo en el que Argentina ejercerá la presidencia rotativa del bloque, que asumirá el próximo 1 de enero.

El pasado 2 de diciembre los países fundadores del Mercosur -Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay- comunicaron a Venezuela que cesaba de ejercer sus “derechos inherentes” como Estado parte del bloque, por haber incumplido el Protocolo de Adhesión.

Venezuela rechazó el anuncio y, tras asegurar que esta decisión es “ilegal”, señaló que seguiría ejerciendo la presidencia pro témpore.

Pese a que el país caribeño no puede participar en el encuentro de este miércoles por haber sido cesado, su ministra de Exteriores, Delcy Rodríguez, dijo el fin de semana que asistiría para llevar un mensaje de “integración”, algo que rechazó este martes el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, quien en declaraciones a periodistas en Asunción aseveró que “el Gobierno venezolano no está invitado”.

Por su parte, ayer Constant hizo hincapié en que su país seguirá intentando formar parte de estas deliberaciones porque sin su presencia “todas las decisiones que se tomen son nulas e írritas”.

Venezuela “está aquí presente buscando el diálogo necesario y lamenta profundamente que no se haya permitido el ingreso de la delegación nacional, lo cual se pone como una traba nueva a este proceso de normalización institucional del Mercosur”, apuntó.

A su juicio, lo ocurrido supone “un desacato” de las normas de un bloque que se enfrenta a una “paralización” debido a la existencia de dos frentes: uno “de integración, que respeta la normativa”, formado por Venezuela y Bolivia (país en proceso de adhesión al bloque), y otro que no lo hace.

En ese sentido, se mostró preocupado por el hecho de que se pueda estar vulnerando la normativa del Mercosur, creando un “peligroso antecedente de intolerancia política” que puede causar “una herida regional”.

Pese a ello, la “acción unionista” de Venezuela sigue “absolutamente incólume, independientemente de los obstáculos que se quieran poner a ese fortalecimiento de la integración regional”, sostuvo.

El Carabobeño