Evo Morales explica las razones estratégicas de los cambios en su gabinete

Evo ratifica que el nuevo gabinete tiene fines estratégicos y políticos

Lo confirmó ayer el presidente Evo Morales. El nuevo gabinete tiene fines “estratégicos, tácticos y políticos”. Eso, para garantizar la “revolución democrática y cultural” del oficialismo, según el Mandatario, lo que incluye la continuidad del Presidente en el próximo periodo de gobierno.

“Los cambios que hicimos el día de ayer (el lunes) es lo estratégico, lo táctico y lo político”, dijo ayer el Jefe de Estado, minutos antes de viajar a República Dominicana, para participar de la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El Presidente explicó que el nuevo equipo de ministros fue diseñado para garantizar que la revolución democrática y cultural, iniciada hace 11 años por su gobierno, “siga adelante”.

“Nuestros ministros salientes han entendido nuestra responsabilidad, de conducir nuestra revolución democrática (y) cultural, para el bien de todos los bolivianos y bolivianas”, agregó el Jefe de Estado.

Para que no queden dudas, el Presidente también lo dejó claro en su cuenta de Twitter. “El cambio de Gabinete es parte de una táctica política para garantizar la Revolución Democrática y Cultural”, escribió.

El diputado Javier Zavaleta (MAS), en la misma línea, adelantó que el nuevo gabinete se sumará a la “campaña permanente” del partido oficialista para habilitar al Presidente en las elecciones de 2019.

“Este gabinete va a tener mucho que hacer y decir a la hora de las elecciones de 2019”, avisó.

El Presidente, entretanto, dijo que se vienen días de transición en los ministerios donde se registraron cambios.

El Jefe de Estado confesó, además, que al que más extrañará, será al ex canciller, David Choquehuanca.

“Sobre todo, extrañaré al compañero David Choquehuanca, que tantos viajes hicimos, y más extrañaré los partidos de ajedrez que hacíamos en el vuelo”, confesó.

El día después de la posesión del nuevo gabinete, casi todos los ministros salientes entregaron sus despachos a sus sucesores. El único que no lo hizo, pese a que el acto fue programado de manera oficial para ayer, fue el ex ministro Juan Ramón Quintana, que entregará su despacho recién hoy.

Por otra parte, se conoció ayer que la nueva ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado Noya, trabajó en USAID, una agencia de cooperación de Estados Unidos, que fue expulsada del país en 2013 por el Presidente, acusada de injerencia.

El currículum que distribuyó el Gobierno no menciona este dato.

Choquehuanca dice que volverá a su comunidad

El ex canciller David Choquehuanca dijo ayer que planea regresar a su comunidad para arreglar las cañerías de su casa, luego de entregar el despacho del Ministerio de Relaciones Exteriores al nuevo canciller, Fernando Huanacuni.

“Yo me siento tranquilo de que yo voy a poder caminar en mi comunidad. Yo decía ‘lo primero que voy a hacer es arreglar las cañerías de mi casa’. Tranquilo voy a trabajar porque sé que estamos en buenas manos”, indicó el ex dignatario.

En Chile, el diputado de ese país Jorge Tarud dijo que el alejamiento de Choquehuanca, posible presidenciable, tuvo que ver con que el presidente Evo Morales no quería un “competidor” para los comicios de 2019.

El Ministerio de Arce, parte del Consejo Marítimo

El nuevo Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional formará parte del Consejo de Reivindicación Marítima. Así lo informó ayer el titular de esa cartera de Estado, Héctor Arce Zaconeta.

Por otra parte, adelantó que las unidades de transparencia de las instituciones públicas serán “independientes”. La designación de los responsables estará a cargo de su ministerio, el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, según explicó.

El Ministro llamó, además, al mundo judicial a coadyuvar en la tranformación de la justicia.

Nuevo Canciller, maestro Shaolín y filósofo aymara

Un maestro Shaolín. El nuevo canciller del Estado, Fernando Huanacuni, estuvo en China en 1999. Quería ingresar en un templo Shaolín. Lo logró y se convirtió, tiempo después, en un maestro Shaolín.

Huanacuni es también un filósofo aymara, un estudioso del “Vivir bien” y ferviente adherente del Gobierno del presidente Evo Morales, según se conoció ayer.

Tras recibir el despacho de la Cancillería, Huanacuni dijo que continuará con la labor del ex canciller David Choquehuanca, que ocupó el cargo por 11 años.

López: No hay asfixia económica a los medios

La nueva ministra de Comunicación, Gísela López, aseguró ayer que el Gobierno no practica la asfixia económica a medios de comunicación en el país. Dijo que tiene documentos que respaldan esa afirmación.

En 2016, los periodistas y medios señalados por el Gobierno denunciaron lo contrario.

Por otra parte, tras recibir su despacho, sugirió que se deben normar las redes sociales.

“Necesitamos una normativa que nos permita preservar los derechos ciudadanos a no ser mellados en su dignidad ni ofendidos”, argumentó.

Alanoca anuncia cumbre nacional de culturas

Lo anunció en su estreno ante los medios de comunicación. La nueva ministra de Culturas, Wilma Alanoca, adelantó que organizará una cumbre nacional de culturas, aunque no citó fechas.

“Tenemos que hacer una cumbre de la cultura para poder fortalecer nuestra política”, avisó, en el acto del despacho de su ministerio.

“El compromiso es el de seguir trabajando como se lo ha hecho hasta la fecha (…), porque es deber de todos los bolivianos fomentar la cultura en todas sus aristas”, agregó.

La exportación, el reto del Ministro de Energía

El ministro de Energía, Rafael Alarcón, la nueva cartera que creó el presidente Evo Morales, recibió su despacho con el reto de convertir a Bolivia en exportador de electricidad.

“Esa es la tarea que nos ha encomendado el Presidente (Evo Morales): generar excedentes en la producción eléctrica para exportar”, dijo Alarcón.

Otro de sus desafíos será explotar e industrializar el litio, como recurso energético, y consolidar un centro nuclear en el país, según explicó el titular de Energía.

Correo del Sur


Nuevo canciller de Bolivia es maestro de Kung Fu y filósofo aymara

En octubre pasado, Fernando Huanacuni Mamani viajó a China, como líder de una delegación que participaría en el Undécimo Festival Internacional de Shaolin Wushu. Como shifu o “maestro” de la Escuela de Kung Fu Shaolin Quan Bolivia “Dragón Dorado del Sur”, Huanacuni encabezó una delegación exitosa: los medios bolivianos hablaron de una “excelente representación”, con tres medallas de oro, cuatro de plata y diez de bronce. Tres de estas últimas, ganadas directamente por Huanacuni.

Tres meses después, Huanacuni se encuentra al inicio de un nuevo desafío: este lunes, como parte de un cambio de gabinete mayor, el Presidente Evo Morales lo designó como su nuevo Ministro de Relaciones Exteriores, en reemplazo del histórico David Choquehuanca Céspedes, quien estuvo once años en el cargo, tras haber asumido en enero de 2006, en el primer gabinete del Mandatario.

La salida de Choquehuanca fue mirada con atención en Santiago y se interpreta como una ratificación de lo que ya ocurría en los hechos: pese al fuerte ascendiente que el hasta hoy canciller mantenía ante las bases del oficialista MAS, las principales directrices de la política exterior estaban en manos del Vicepresidente Alvaro García Linera, quien había impuesto un enfoque confrontacional ante Santiago, demanda en La Haya incluida.

Sin embargo, en RR.EE. dicen que el futuro de Choquehuanca no está sellado: su nombre había sido mencionado como posible carta presidenciable o como compañero de fórmula de Morales, quien ya definió repostular.

En lo que sí hubo sorpresa en Santiago fue en la designación de Huanacuni, de quien sólo se conocía su paso por la jefatura de Protocolo en la Cancillería de Choquehuanca, entre 2006 y 2012.

Ahí, Huanacuni pudo integrar algunas prácticas y gestos indígenas. Y es que más allá de su expertise en artes marciales, Huanacuni -abogado de la Universidad Mayor de San Andrés- es reconocido en Bolivia por su trabajo político y teórico en torno a la promoción de los valores y cosmovisión aymara. Se ha especializado, de hecho, en educación y temas jurídicos, pero -según dijo al diario La Razón- “en la visión de los pueblos indígena originarios”.

Así, ha colaborado con distintos medios de comunicación, incluso como conductor de programas culturales, promoviendo la cultura indígena.

“Chuspa y aguallo”

Una muestra de que las tradiciones indígenas son parte importante de su vida se produjo en febrero de 2014, en su matrimonio con Cecilia Pinedo.

Según el diario La Razón, tras la ceremonia civil, “lo que sorprendió luego fue el aroma a incienso, el sonido de la música ancestral que emitían las conchas marinas y el ingreso de los amautas. Hubo palabras y consejos de los ancianos, así como la entrega de la chuspa a él y un atado de aguayo a ella. Cargados de todas las bendiciones, los esposos recorrieron los jardines al ritmo de música andina para hacer el ingreso al salón donde esperaban los mariachis”.

“Los invitados aprovecharon la oportunidad para felicitar a Fernando y Cecilia, quienes estuvieron acompañados por el padrino de aros, Faris Hadad, representante del Banco Mundial en Bolivia y amigo personal del novio. La fiesta continuó al ritmo de Sandunga, huayños y bailecitos alrededor de un apthapi”, detalló La Razón.

En 2010, Huanacuni publicó el libro “Vivir Bien/Buen Vivir. Filosofía, Políticas, Estrategias y Experiencias Regionales”.

El concepto de “vivir bien” forma parte de la cosmovisión aymara y está recogido en la Constitución vigente desde 2009. “Huanacuni devino en uno de los más importantes teóricos de la doctrina del Vivir Bien, base de la filosofía del gobierno de Morales y su Proceso de Cambio”, dijo la agencia informativa oficial de Bolivia, ABI.

El “vivir bien” se entronca directamente con una de las ideas fuerza de la Cancillería de ese país: la llamada “diplomacia de los pueblos”, que tiene entre sus momentos más fuertes el acto con organizaciones sociales en el court central del Estadio Nacional, con varios gritando “mar para Bolivia”, en la primera visita del Mandatario a Chile en marzo de 2006, para la toma de posesión de Michelle Bachelet.

En julio de 20015, en entrevista con el medio brasileño Adital, Huanacuni fue consultado sobre las negociaciones con Chile por una salida al mar. La demanda marítima en La Haya ya estaba desde hacía dos años.

El abogado hizo alusión a la “diplomacia de los pueblos” como un método para acercar posiciones y mencionó la posibilidad de “abastecer” a Chile de gas natural.

Pero agregó también que “Chile necesita darnos un paso hacia el mar, que es, además de todo, un derecho histórico, porque un derecho no se puede sustentar por la fuerza. Es una inconsciencia, una aberración. Un derecho es un acuerdo entre las partes, un buen consenso, si hay superposición de uno sobre el otro no es un buen equilibrio entre los pueblos. Con Chile tenemos una deuda histórica, ellos tienen una deuda histórica con nosotros”.

“Estamos apelando a las cortes internacionales, como la de La Haya, que es un organismo reconocido internacionalmente. Por lo tanto, estamos en el camino también del bien vivir, que es comenzar a dialogar. Vivir mejor sería decir: yo tengo más armas, pues lucho contigo, y te obligo, pero esa no es la idea. El vivir bien significa hablar, dialogar y resolver”, indicó en esa oportunidad.

En este escenario, en la Cancillería chilena no esperan algún giro de la diplomacia paceña. Más bien se cree que se mantendría la línea dura impuesta por García Linera y que el rol de Huanacuni sería redoblar el lobby indigenista y mantener la sensibilidad aymara representada en el gabinete.

T13