Guatemala: al menos un millón de jóvenes no tiene acceso a la educación, según informe 

Un estudio presentado hoy por la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), la Gran Campaña Nacional por la Educación (GCNPE) y el Observatorio Nacional de la Calidad Educativa (ONCE), señala que alrededor de 1 millón de adolescentes no asisten a las escuelas.

_Nac4_3bRepresentantes de las organizaciones informaron que esta estadística queda plasmada en el nivel de cobertura educativa que se ha registrado en los distintos grados académicos, en los cuales se destacan una considerable baja en los niveles de primaria, básico y diversificado.

Según el estudio, durante el 2015 se tuvo una cobertura de 47.8 por ciento en el nivel preprimario mientras que en el nivel primario fue del 80.4 por ciento. Sin embargo, en básicos y diversificado, los porcentajes descienden hasta el 45.9 por ciento y 24 por ciento, respectivamente.

El documento indica que las causas de que los jóvenes no se inscriban en los establecimientos educativos son los aspectos económicos, debido a que en muchos casos los adolescentes deben buscar un empleo desde temprana edad.

Gabriela de Búrbano, coordinadora de la GCNPE, dijo que los adolescentes que no estudian ni trabajan están propensos a incorporarse a grupos delictivos, con el objeto de conseguir recursos para su subsistencia de manera fácil.

“Por su falta de interés también pueden perseguir algún ideal que no sea el más correcto porque no tienen una formación, por lo que vemos a muchos jóvenes implicados en actos delictivos”, indicó de Búrbano.

BAJA INVERSIÓN EN EDUCACIÓN

De acuerdo a la Ley Nacional de Educación, emitida en 1991, Guatemala debe invertir al menos el 7 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en el tema de la educación, la cual es una cifra recomendada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Sin embargo, las cifras de inversión educativa en Guatemala son bajas, apenas el 2.9 por ciento del PIB, siendo la más baja de toda Centroamérica, según el análisis de ASIES.

Marda Oliva de Muralles, coordinadora del ONCE, dijo que este aspecto tiene mucho que ver con los temas de recaudación tributaria, además de la buena voluntad del Congreso de la República.

CALIDAD EDUCATIVA

Por otro lado De Búrbano explicó que la inversión en este rubro se debe traducir en calidad educativa, una educación que cumpla con lo que requiere la sociedad, algo en lo que la población también se debe involucrar.

Por su parte De Muralles señaló que para mejorar la calidad educativa en el país se debe mejorar la infraestructura de los establecimientos educativos, así como el equipamiento, la función administrativa de las direcciones de educación y la formación de los catedráticos.

Otras voces en educación