Puerto Rico: el gobernador nombra cuatro representantes para que promuevan la anexión en Washington

Los exgobernadores Carlos Romero Barceló y Pedro Rosselló González, así como el expresidente del Senado Charlie Rodríguez y el expelotero de las Grandes Ligas Iván Rodríguez Torres fueron designados ayer miembros de la Comisión de la Igualdad para Puerto Rico.

Dicha comisión tiene la encomienda de promover en el Congreso y en el gobierno federal la estadidad, según lo establece la Ley por la Igualdad y Representación de los Ciudadanos Americanos de Puerto Rico (Ley 30-2017).

Aunque el estatuto establece que el gobernador Ricardo Rosselló debe nombrar siete cabilderos que enviará a Washington como “senadores y representantes”, ayer designó a cuatro, identificados como demócratas, y el resto será nombrado “en los próximos días” y serán republicanos.

La Ley 30 permite que los miembros de la comisión reciban dieta y reembolso de gastos. Pero Rosselló anunció que ninguno de sus miembros, ni siquiera los próximos a nombrar, cobrarán un centavo de fondos públicos. Para ello, anticipó, se propone enmendar la Ley 30.

“No dispondrán de utilizar los fondos públicos para gastos en los que incurrirán los integrantes de la Comisión de Igualdad para Puerto Rico durante sus gestiones en Washington. Por lo tanto, esto presenta un ahorro y la oportunidad para poder invertir ese ahorro en algunas otras áreas de importancia para nuestro gobierno y nuestra sociedad”, dijo Rosselló, no sin antes revelar que esta fue una idea de Rodríguez Torres.

Cuando se aprobó la ley, la Oficina de Gerencia y Presupuesto certificó que esa comisión gastaría $373,800 del presupuesto de este año fiscal en dietas y reembolsos. Rosselló dijo que los nominados tendrán a su disposición un espacio en la sede de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico. No estarán permanentemente en Washington y tendrán reuniones mensuales.

Rodríguez Torres, destacó el gobernador, se unió a la comisión como miembro independiente, pues no milita en ningún partido político.

“Esto nos ayuda a visualizar, en vez de mirarlo todo desde el prisma de los partidos políticos y de las estructuras, de que esto ya es un asunto de derechos civiles, de derechos democráticos, de darnos a respetar ya como ciudadanos americanos”, dijo el gobernador sobre cómo armonizaba el nombramiento del expelotero en un grupo que aboga por la estadidad.

“Hay que poner en luto todas las cosas negativas, echar todo lo negativo atrás. Unirnos todos como puertorriqueños y ser uno”, dijo Rodríguez Torres, quien, a finales de julio, será inmortalizado en el Salón de la Fama del Béisbol.

Romero Barceló, por su parte, destacó que la comisión es un grupo que en la Isla no se había utilizado antes. “Esto no es una cuestión de pedir privilegios o favores. Ni ir a mendigar fondos. Esto es para exigir lo que nos corresponde como ciudadanos americanos: el derecho al voto, derecho a representación, a igualdad de oportunidades y también igualdad en obligaciones”, dijo.

Recordó que, como excomisionado residente en Washington, tiene acceso tanto al hemiciclo de la Cámara como al del Senado federal.

Entretanto, Rosselló González reconoció que no tiene ese acceso. “Pero si no quieren darme la cita pues los espero en el parking. Así que, de alguna manera, vamos a llegar a los representantes del Congreso”, afirmó.

Su causa de vida

Puntualizó que las colonias, a nivel mundial, han ido desapareciendo. “Queda Puerto Rico, como uno de los lugares, el mayor y de más población, bajo un sistema colonial. Esto no es una acción política. Es una acción de una causa que ha dominado las ideas de mi vida adulta”, aseveró el padre del gobernador.

Rodríguez Colón, quien preside el Partido Demócrata en Puerto Rico, adelantó que no solo cabildearán por la estadidad en el Congreso sino que acudirán “a distintos medios de comunicación nacionales e internacionales”.

De inmediato, el presidente del Partido Popular Democrático, Héctor Ferrer, anticipó que combatirán las gestiones de los cabilderos. “Son personas que han intentado fallidamente convencer a los puertorriqueños y al Congreso de los Estados Unidos de que los puertorriqueños queremos la estadidad. Volverán a fracasar, llevarán una información falsa al Congreso y nosotros nos encargaremos -como ya hemos hecho- de llevar la realidad de los resultados del plebiscito. Hago paréntesis y excluyo al pelotero Iván Rodríguez, quien goza de mi respeto y mi cariño siempre. Es respetado por todos los puertorriqueños, pero lamentablemente creo que no tiene la información correcta referente a estos resultados y la realidad es que el 11 de junio en Puerto Rico prevaleció el boicot”, afirmó.

El senador independentista Juan Dalmau también cuestionó los resultados del plebiscito. “No importa a quien designen, el instrumento en sí mismo no solo es defectuoso sino que será inefectivo, si no se presta a la mofa y a la caricatura”, dijo el senador.

El Nuevo Día