Argentina: hasta el 21/10 se desarrolla el Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires

Un festival que se multiplica

Por Ana Seoane

Desde el jueves 5 hasta el sábado 21 de octubre se podrán ver 19 espectáculos internacionales y 46 nacionales, pero este año la particularidad es que en la programación se incluyen propuestas de danza, películas y también entrecruces de distintas artes. Más conocido por sus siglas –FIBA– este festival aparece en los escenarios cada dos años, ocupando teatros del Complejo Teatral Buenos Aires, y se suman como es tradicional también varios espacios independientes que albergarán las propuestas seleccionadas. En esta edición se agregan otros ámbitos como las bibliotecas (Nacional y de los Maestros), Centros Culturales como Ricardo Rojas, Adán Buenosayres, entre otros.

Esta vez el país con que se abre el FIBA es Dinamarca con su mirada sobre un clásico de Shakespeare y con el título de The Tiger Lillies Perform Hamlet hará sólo tres funciones (5, 6 y 7 de octubre en el San Martín). La propuesta entrecruza la tragedia con la música de esta banda de rock que bautiza al espectáculo.

Con la flamante dirección artística de Federico Irazábal se subraya la presencia de algunas propuestas. Nathan sobre la obra de Gotthold Ephraim Lessing, con la intervención de Elfriede Jelinek y la dirección del alemán Nicolas Stemann; 38SM que es una coproducción con el Teatro Nacional Cervantes con dirección del francés Laurent Berger, sobre los textos de Shakespeare. Una de las características de este FIBA parece ser la longitud, ya que son varias las propuestas muy extensas, más de dos horas e incluso se llega a las doce. Este será el caso de la presentación de la compañía francesa “Si vous pouviez lécher mon coeur” con dirección de Julien Gosselin, su espectáculo 2666 basado en la novela de Bolaño.

Anticipan que por primera vez el FIBA llegará a los barrios. La velocidad de la luz de Marco Canale se presentará en el Barrio 31 y La Partida, espectáculo coreográfico de la española Vero Cendoya estará en el Barrio Ramón Carrillo de Villa Soldati y en el Barrio Villa 20 de Villa Lugano.

Otro rasgo es el entrecruce y la gran cantidad de coproducciones entre distintos países. Hay también más propuestas que se pueden inscribir en la línea de lo performático, no sólo internacionales, sino también en los espectáculos nacionales. Así aparece en la categoría “site specifics” The Quite Volume (en la Biblioteca Nacional) y Etiquette, de Ant Hampton y Silvia Mercuriali.

Llegará el célebre grupo alemán Rimini Protokoll, con la dirección de Stefan Kaegi y que tanto influyó en la teatralidad de la ciudad de Córdoba a partir de su presencia en el festival del Mercosur hace varios años. Aquí harán Remote Buenos Aires con un recorrido que se iniciará en el Cementerio de la Recoleta y que incluirá acceder al transporte público y en grupo.

Mediante un acuerdo con el Instituto Nacional del Teatro (INT) estarán cuatro regiones del país con sus respectivos espectáculos. Llegará desde Córdoba y se verá gratuitamente en el Anfiteatro del Parque Centenario: Eran cinco hermanos y ella no era muy santa de Miguel Iriarte, en versión cuartetera de David Picotto. En el Teatro del Abasto se presentarán gratis: Volver a Madryn de Rodrigo Cuesta, con la compañía El Cuenco Teatro (Córdoba); Barroco americano de Alberto Moreno (San Juan); y Tu veneno en mí (Mendoza). El Ministerio de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ahora a cargo de Angel Mahler invirtió $ 46.000.000 para la realización de este FIBA.
Perfil


Llega FIBA: el teatro del mundo

Por Jorge Luis Montiel

“El FIBA sigue siendo un evento fundamental para nuestras artes escénicas”, arma Federico Irazábal, prestigioso crítico e investigador teatral y actual Director Artístico del Festival Internacional de Buenos Aires. “Siendo ésta una ciudad tan teatral, es bueno poder ver qué es lo que la escena del mundo hace.

Qué tipo de teatralidad trabaja, qué preguntas se formulan y cuáles son las temáticas”, asevera. La intensa actividad, por toda la ciudad, se extenderá desde el próximo 5 hasta el 21 de octubre. Organizado por el Ministerio de Cultura porteño, durante 17 días en 38 sedes diferentes, el público podrá disfrutar de la escena teatral contemporánea gracias a una grilla que incluye 65 espectáculos.

Cruce de fronteras

La programación internacional incluye propuestas de Dinamarca, Bélgica, Portugal, Francia pero también espectáculos transnacionales donde confluyen artistas de diferentes procedencias. “Esta edición es la de un festival sin fronteras. Las principales producciones nos llegan gracias a la reunión de diferentes naciones, diversas culturas, cruce de idiomas”, agrega Irazábal.

“Estas obras vienen sin una única bandera que representar, lo hacen con muchas. Como en el caso de ‘Nathan!?’ (Suiza, Alemania, Francia) o ‘El Evangelio según Jesús, Reina del Cielo’ (Uruguay, Brasil, Argentina y Escocia).

La apertura del festival, precisamente, será reflejo de esta pluralidad con el grupo musical inglés de culto Tiger Lillies, quienes, junto a un elenco de actores daneses, ofrecerán una versión musical del Hamlet shakespereano.

“La crisis de fronteras también definió el trazado definitivo del festival. Nunca antes los barrios de la ciudad tuvieron tal nivel de protagonismo”, enfatiza el Director Artístico.

Bajo el marco del programa Arte en Barrios del GCBA, por primera vez, el FIBA extenderá bastante sus límites. De la mano de Marco Canale, “La velocidad de la luz”, es un proyecto social cuyo objetivo es favorecer la formación de nuevos artistas en el barrio 31 de Retiro. A su vez, la coreografía “La partida”, de la española Vero Cendoya vinculará, de manera singular, fútbol con danza contemporánea en el barrio Ramón Carrillo de Villa Soldati y el barrio Villa 20 de Lugano. Además, la artista alemana Britt Hatzius, llevará adelante “Blind cinema”, con alumnos de la Escuela N° 20 del barrio Fátima.

“La mayor diferencia de esta edición, consiste en expandirse e incluso por la utilización de bibliotecas (Nacional de los Maestros, o la del Congreso) para ‘The Quiet Volume’, obra de Ant Hampton que explora la capacidad de silencio y concentración en la que dos personas se ven inmersas al seguir instrucciones por medio de auriculares”, manifiesta.

Los imperdibles

“Me gustan absolutamente todas las propuestas. Cuesta señalar ‘imperdibles’. Coincido con los que remarcan la presencia de Tiger Lillies o la de Win Vandekeybus con un clásico suyo como es ‘In Spit of Wishing and Wanting’ (secuencias de danza con música de David Byrne, en un mundo sólo de hombres), o la de ‘Nathan!?’ (texto de Gotthold Lessing intervenido por Elfride Jelinek, la austríaca ganadora del Nobel de Literatura), que implica el arribo de uno de los directores alemanes más relevantes: Nicolas Stemann. Pero también señalaría que Milo Rau con ‘Five easy pieces’ (ambicioso espectáculo con niños entre 8 y 13 años), es destacable puesto que actualmente es uno de los artistas europeos de mayor renombre ”, declara.

Un vistazo a la extensa grilla permite apreciar, a simple vista, que la inversión de 45 millones de pesos, más los aportes de organismos culturales extranjeros y embajadas, posibilitan tener un pantallazo generoso de la actividad pero, ¿quedó algún artista fuera de esta undécima edición? “En un festival de esta magnitud siempre hay alguien que por diferentes cuestiones no podés tener.
Probablemente la más emblemática sea la del coreógrafo griego Dimitris Papaioannou. Estaba muy interesado en venir pero los ensayos de su nuevo espectáculo lo impedían”, confiesa Irazábal.

Los locales

Se trabajó junto a festivales y algunas ciudades del país para desarrollar intercambios. Por ejemplo, finalmente, se articuló una coproducción con el Teatro Cervantes para estrenar “38 SM Shakespeare material”, montaje con un mismo elenco que recorre, a través de 6 bloques de 4 horas cada uno, la obra dramática completa del gran autor inglés, con dirección de Laurent Berger. Se restableció un acuerdo con el Instituto Nacional del Teatro y se contará con compañías de cuatro regiones del país (NOA, Nuevo Cuyo, Patagonia y Centro), además, como hecho inédito, se contará con la llegada de la Comedia Provincial de Córdoba que brindará, en el anfiteatro del Parque Centenario, a ritmo de bailanta, su jocosa versión de “Eran cinco hermanos y ella no era tan santa”, de Miguel Iriarte con dirección de David Picotto. A este horizonte se suman 17 obras más que incluyen un seleccionado porteño que va de “Artaud” de Sergio Boris, a “La Wagner” de Pablo Rottemberg.

Un particular criterio de la nueva curaduría es la visita de artistas formados en nuestro país pero que desarrollan su carrera en el extranjero. Pablo Messiez, radicado en España, ofrecerá una coproducción española-uruguaya de “He nacido para verte sonreír”, de Santiago Loza. Sergio Policchichio, residente en Italia, traerá “In nomine lucis”, ocho composiciones electrónicas que se escucharán el CETC del teatro Colón. La artista visual y performer Natalia Mollo, radicada en Brasil, trasladará una versión uruguaya del texto “El Evangelio según Jesús, Reina del Cielo”, con Fabiana Fine, referente y militante trans de la vecina orilla.

Las entradas y abonos se pueden adquirir en buenosaires.gob.ar/festivales o personalmente en el Teatro San Martín, Regio, Centro Cultural Recoleta y Centro Cultural 25 de Mayo. El precio oscila entre $ 90 y $ 220, hay abonos de $ 500 a $ 950 y también actividades con entrada gratuita.
Noticias