Operan a Cristina Fernández por el hematoma craneal y el vice asumió el Ejecutivo

Tras la aparición de nuevos síntomas, Cristina Fernández será operada para evacuar el hematoma subdural detectado el sábado. El vicepresidente Amado Boudou quedó a cargo del Ejecutivo. Fuertes mensajes institucionales.

Ante la aparición de nuevos síntomas por el hematoma subdural que se le detectó el sábado, la presidenta Cristina Fernández será operada hoy a las 8 en la Fundación Favaloro. Si bien los médicos le habían indicado un mes de reposo para mejorar el cuadro, ayer al mediodía decidieron programar la intervención quirúrgica para evacuar la hemorragia, luego de que la mandataria sintiera un hormigueo en el brazo izquierdo. La remplazará durante la licencia el vicepresidente Amado Boudou, quien ayer asumió de manera oficial el Poder Ejecutivo.
Ayer al mediodía, con la divulgación del parte médico de la Fundación Favaloro, el gobierno informó que la mandataria sería operada. Minutos después, a bordo de un auto oficial, la presidenta llegó a la clínica en el barrio de Balvanera. Según el parte, los médicos que la atendieron decidieron “modificar la propuesta de reposo” indicada el sábado a la noche porque el domingo la jefa de Estado presentó “una sensación de hormigueo en su brazo izquierdo” y una “leve pérdida de fuerza muscular”. El escrito, que lleva la firma de los doctores Facundo Manes y Gerardo Bosovich, aclara que la operación “consiste básicamente en la evacuación quirúrgica de dicho hematoma” (ver aparte).
Acompañada por su hijo mayor Máximo Kirchner, la presidenta transcurrió la jornada en la Fundación Favaloro. A la tarde, recibió la visita de su madre, Ofelia Wilhem, y después de que le practicaron una batería de estudios prequirúrgicos, quedó internada a la espera de la operación que se concretará hoy a primera hora. El doctor Cristian Fuster, el jefe de Neurocirugía de la clínica, será el responsable del equipo que operará a la presidenta.
El vicepresidente Amado Boudou  cumplió ayer el primer día a cargo del Poder Ejecutivo. Por la mañana, encabezó en la explanada de Casa de Gobierno un acto de entrega de patrulleros a la Gendarmería Nacional. Lo acompañaron el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el ministro de Seguridad, Arturo Puricelli; el secretario de Seguridad, Sergio Berni; y el intendente de Lomas de Zamora y primer candidato a diputado bonaerense por el Frente para la Victoria (FPV), Martín Insaurralde. Después, en un despacho del primer piso de la Casa de Gobierno firmó junto al escribano Natalio Pedro Etchegaray el acta que lo puso oficialmente en el ejercicio del cargo. “Amado Boudou se encuentra a cargo del Ejecutivo nacional en atención al reposo de un mes indicado por prescripción médica a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”, dice el texto del acta.
Minutos después, Boudou encabezó un acto en el Salón de las Mujeres del Bicentenario pautado desde la semana pasada, en el que se celebró la repatriación de la científica N° 1000 del programa RAÍCES, la socióloga María Verónica Pereda. El vicepresidente dijo también que su presencia allí y la del resto de los funcionarios del gobierno nacional muestra que son “un equipo manteniendo la gestión, con toda la fuerza y un solo camino todos los días”. Remarcó la importancia de las políticas a favor de la ciencia y la tecnología que se implementaron en la última década y pidió que nunca más manden a los científicos a “lavar los platos”, en alusión a la frase del ex ministro de Economía Domingo Cavallo, en la década del ’90. En ese marco, participó de tres videoconferencias: una con la Universidad de Río Cuarto, donde se recuperaron residencias estudiantiles y se inauguró la segunda etapa de Tecnología Química; otra con El Chaltén, donde se instaló un surtidor de YPF, y la tercera con Cannes para presentar el stand argentino en la feria de televisión Mipcom. “Ella –en alusión a la mandataria– pide mantener la gestión y todo el equipo de la presidenta va a mantener la gestión”, aseguró durante el acto en alusión a la licencia médica de la mandataria (ver pág. 4) y finalizó con una convocatoria: “Fuerza Argentina, Fuerza Cristina.”
Por la tarde, Boudou recibió al primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Everard Gonsalves, acompañado por el canciller Héctor Timerman. La reunión se hizo en el despacho que el vicepresidente tiene en el Banco Nación, desde donde ejercerá la presidencia en los próximos días porque la oficina destinada al vicepresidente en la Casa Rosada está en refacción.
Por la tarde, Boudou también visitó a la mandataria en la Fundación Favaloro.
Según informaron fuentes oficiales, el vicepresidente cumplirá esta semana con la agenda institucional pautada por la presidenta antes de la licencia médica. Boudou viajará esta tarde a Villa María, Córdoba, para asistir a la inauguración de un puente construido sobre el río Calamochita, que llevará el nombre de Juan Domingo Perón. El jueves viajará a Catamarca para entregar, junto a la gobernadora Lucía Corpacci, más de 100 viviendas de un barrio del norte de la capital. Con el propósito de que la gestión de gobierno siga adelante, ayer  funcionarios de distinta línea mantuvieron su agenda a pesar de la noticia de la operación de la presidenta, pero la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, fue remplazada por el secretario de Coordinación y Monitoreo Institucional, Carlos Daniel Castagneto, durante una videoconferencia con San Juan por el programa “Ellas Hacen” ante el cuadro de salud de su cuñada a quien también visitó en la Fundación Favaloro.
El despacho del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, en la Casa Rosada, fue el escenario de una serie de reuniones de las que participaron, entre otros, el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro y el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo.
Anoche, a la guardia periodística montada en la Clínica Favoloro se sumaron los militantes con la intención de llevar su apoyo para la presidenta. También en las rejas de la Casa Rosada y hasta en la Pirámide de Mayo se podían ver carteles con un mismo mensaje multiplicado: “Fuerza Cristina”.   «

 

Respaldo de la cgt y cta

Sectores empresarios y gremiales desearon ayer una pronta recuperación a la presidenta Cristina Fernández ante la operación a la que deberá ser sometida hoy. En un comunicado, la agrupación de empresarios Ministro José Ber Gelbard señaló que espera “la pronta recuperación de quien es una líder indiscutida en la defensa de los intereses nacionales y quien ha puesto todo para el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas en nuestro país”.
Hugo Yasky, secretario general de la CTA, también manifestó su respaldo a la mandataria. “La Central de Trabajadores de la Argentina hace público su apoyo a la presidenta y manifiesta el respaldo pleno de los trabajadores y trabajadoras que la consideramos como máxima autoridad de la República”, señaló. En el comunicado, la CTA reconoce también a Cristina como conductora de un “proceso de transformación que la Argentina vive desde el año 2003 y que ha significado recuperar derechos, ampliar la democracia y empezar a revertir los altos índices de pobreza y desigualdad que quedaron como lastre de las políticas neoliberales”.
Con la firma de Hugo Moyano y de Omar Plaini, la CGT opositora se sumó al apoyo a la Jefa de Estado. “Ante los hechos de público conocimiento en relación a los problemas de salud de la Señora Presidenta de la Nación, la Confederación General del Trabajo le desea una pronta y fructífera recuperación. Esperamos que rápidamente pueda volver a las funciones propias de su embestidura con la que tan honrosamente la eligió el pueblo argentino”, señalaron los gremialistas.

 

http://tiempo.infonews.com/2013/10/08/argentina-110802-intervienen-quirurgicamente-a-la-presidenta-en-la-fundacion-favaloro.php

 

Más mandatarios de la región envían su solidaridad

Los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; de Ecuador, Rafael Correa; y de Uruguay, José Mujica; además de gobernadores y dirigentes oficialistas y del arco opositor sumaron sus deseos de una pronta recuperación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 Evo Morales, Rafael Correa y José Mujica se sumaron hoy a las muestras de solidaridad expresadas ayer a su par argentina por parte de los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff; de Venezuela, Nicolás Maduro; y de Colombia, Juan Manuel Santos.”Hacemos nuestra la preocupación que agobia a sus ciudadanos que desean que su presidenta Cristina retorne lo más pronto posible a seguir dirigiendo e impulsando el destino irreversible y el lugar histórico que le corresponde al gran pueblo argentino”, indicó Morales en una nota difundida por el gobierno boliviano.Evo afirmó además que Bolivia y Argentina tienen “un destino común y una misma tarea que es la de seguir construyendo la unidad de la Patria Grande, su dignidad y su grandeza”.

“Este mandato bolivariano que fue retomado por nuestro compañero Néstor Kirchner y usted constituye un poderoso motivo para seguir profundizando los inquebrantables lazos de amistad y patriotismo”, agregó el mandatario boliviano, según indicó un cable de la agencia de noticias española EFE.

Correa, en cambio, eligió la red social Twitter para enviar su mensaje a la jefa del Estado, quien se encuentra internada desde este mediodía en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro para su preparación y estudios cardiovasculares prequirúrgicos.

“Nuestro abrazo solidario a Cristina Fernández. Que se recupere pronto. Argentina y la Patria Grande la necesitamos”, expresó el mandatario ecuatoriano.

A su vez, el presidente uruguayo José Mujica hizo llegar sus deseos de “pronta recuperación” de Cristina durante el fin de semana, según afirmó este lunes el ministro de Desarrollo Social de Uruguay, Daniel Olesker, al término de la reunión de gabinete.

El vocero presidencial de Mujica, Joaquín Costanzo, confirmó a Télam la información y agregó que el saludo se refirió también a la “relación de cariño personal” que tiene Mujica con Cristina.

Como sucedió ayer, a pocas horas de conocerse el diagnóstico médico sobre la salud de la Presidenta, gobernadores, dirigentes oficialistas y opositores continuaron hoy expresando su solidaridad a la jefa del Estado.

Cómo es la intervención a la que se someterá la presidenta

“Es una operación frecuente, de baja complejidad y poco riesgo, con anestesia general”, explicó el neurocirujano a su paciente. “Haré una pequeña incisión y luego, con un trépano especial, una o dos perforaciones de 14 milímetros de diámetro; es sólo en el hueso, sin llegar al cerebro”, tranquilizó el doctor. “La sangre acumulada, que le produce ese hormigueo en el brazo, la retiraremos con una cánula conectada a una bomba de vacío. Lavaremos la zona y dejaremos un drenaje por dos a tres días, durante los cuales tendrá que hacer reposo absoluto. Cinco a siete días de internación suelen ser suficientes. El tiempo total de recuperación suele ser de 30 a 45 días, pero desde mucho antes podrá hacer trabajo intelectual.” “¿Podré recibir gente durante la recuperación?”, preguntó la paciente. “Sí, pero en reuniones de varias personas podría marearse o sentir molestias.” “¿En cuanto a las complicaciones?” “La probabilidad es baja y en su mayoría son reversibles.” “Otra pregunta, doctor, disculpe, pero… ¿me van a rapar?” “No, no. Las técnicas actuales no lo requieren.” Este diálogo hipotético fue construido a partir de una entrevista con el vicepresidente de la Asociación Argentina de Neurocirugía, que explicó a Página/12 los detalles de la operación a la que hoy será sometida la presidenta de la Nación.

Rafael Torino –vicepresidente de la Asociación Argentina de Neurocirugía y jefe de Neurocirugía del Hospital Británico– destacó que la intervención por hematoma subdural que sufrirá Cristina Fernández de Kirchner “es frecuente y no es considerada de alta complejidad. La técnica más difundida requiere hacer dos agujeros mediante un trépano de 14 milímetros de diámetro; se utiliza una fresa autobloqueante, que sólo perfora superficies duras y, ante superficie blanda, se detiene automáticamente. Así se llega a la membrana más externa de las que rodean el cerebro, llamada duramadre. Esta membrana se abre con bisturí y la colección de sangre se evacua mediante una cánula de aspiración, a su vez conectada a una bomba de vacío”.

“Después de retirar la sangre –continuó el neurocirujano–, se lava abundante y cuidadosamente con solución fisiológica. La intervención termina luego de dejar uno o dos drenajes. El paciente debe permanecer en reposo absoluto, acostado, entre 24 y 48 horas, para que el drenaje se efectivice. Los drenajes pueden dejarse algún tiempo más, pero nunca más de cinco días, porque habría riesgo de infección. Generalmente, en cinco a siete días el paciente puede volver a su casa.”

En cuanto a las complicaciones, “son de baja probabilidad –destacó Torino–. Entre todas, el riesgo está entre el 5 y el 10 por ciento. Algunas son las que pueden presentarse en toda cirugía, como la infección o la hemorragia postoperatoria; otras son específicas: por ejemplo que, por un defecto en el cierre, haya alguna pérdida de líquido cefalorraquídeo, o bien el ‘neumoencéfalo’, que se produce cuando queda algo de aire en la cavidad craneana: generalmente se reabsorbe en menos de tres días; hay otro grupo de complicaciones referidas al aspecto neurológico, como debilidad o adormecimiento en una extremidad, que son absolutamente reversibles”.

–¿Cuánto tiempo de reposo suele ser necesario?

–En general, cinco a siete días de reposo en el sanatorio y alrededor de una semana de reposo en la casa. El postoperatorio se monitorea con tomografías computadas, para verificar que el cerebro haya vuelto a la posición normal y que no hayan quedado restos de sangre o aire. Para volver al trabajo, suele requerirse entre un mes y 45 días. Durante este período, como la operación está cicatrizando, cualquier movimiento brusco puede provocar mareo o dolor de cabeza; esto puede ser bastante molesto, aunque ciertamente no afecta las funciones mentales superiores. Por lo demás, he tenido pacientes que realizan tareas intelectuales y me preguntan si pueden trabajar con su computadora cuando vuelvan a la casa: les digo que sí, por supuesto, en el marco de un adecuado descanso: que duerman bien a la noche, que hagan la siesta y demás.

–¿Pueden recibir visitas?

–Absolutamente, sí. De todos modos, así como, cuando uno está en cama con gripe, puede molestarle recibir gente, en estos postoperatorios las visitas, si son muchas, pueden producir molestias, embotamientos, mareos o sensación nauseosa. Hay que ver cómo reacciona cada paciente –contestó Torino.

–¿Estas operaciones requieren el corte del cabello?

–Los neurocirujanos hemos desarrollado técnicas para operar sin cortar el pelo. Es más fácil en mujeres, que generalmente tienen el pelo más largo. Primero se le lava a la paciente la cabeza dos o tres veces con un antiséptico. Después, ya en el quirófano, con un peine y una ‘gomina’ estériles se peina a la paciente tensando el pelo y dejando una ‘raya’ donde se hará la incisión. El corte es lineal; con unos pequeños separadores se mantiene abierta la piel para así trepanar el cráneo. Después de la operación, el hueso se regenera fácilmente, y si es necesario se hace una sencilla reparación plástica posterior –explicó el cirujano.

“La operación suele durar entre una hora y una hora y media, pero la permanencia en el quirófano se prolonga alrededor de una hora más –precisó Torino–. El equipo suele estar compuesto por el cirujano, con uno o dos ayudantes; el anestesiólogo, con un técnico que lo asiste; el cardiólogo; el técnico en instrumentación y una enfermera que circula por el quirófano por cualquier requerimiento imprevisto.”

Roberto Sica –profesor emérito de neurología en la UBA– explicó por qué la operación era necesaria: “Cuando el hematoma subdural se hace crónico, se forma a su alrededor una membrana que impide el drenaje; con el tiempo, las células de esa sangre se rompen y liberan proteínas que, al aumentar la presión osmótica, hacen que entre líquido desde afuera y aumente el volumen del hematoma: esto empuja el cerebro, que, si el hematoma no se opera, sufrirá las consecuencias”.

Torino agregó que “el hematoma subdural suele producirse por los que llamamos traumatismos banales: alguien está en la cocina y se da contra la puerta de la alacena, o se golpea al bajar del auto; generalmente son golpes domésticos, a veces tan leves que el paciente ni siquiera recuerda haberse golpeado”.

 

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-230818-2013-10-08.html

 

Comunicado de la Fundación Favaloro: https://twitter.com/AgenciaTelam/status/387273599846854656/photo/1