Funcionario de EEUU cierra gira por Triángulo Norte y promete “empujón” a la región

El consejero de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, llegó al país en calidad de emisario del vicepresidente Joe Biden para promover el próximo encuentro entre los presidentes del triángulo norte, Estados Unidos y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El diplomático de carrera se reunió en Casa de Gobierno con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, a quien le dejó claro que Estados Unidos quiere demostrar su fidelidad a los países del istmo.

“Vamos a dar un empujón fuerte para mejorar la situación de seguridad y desarrollo del triángulo norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) y mostrar que somos socios fieles”.

Shannon, tras reunirse con el presidente Juan Orlando Hernández, expresó que su visita al país responde al pedido realizado por el mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, el vicepresidente Joe Biden y el secretario de Estado, John Kerry, para anticipar lo que será la conferencia de la “alianza para la prosperidad” denominada “Invirtiendo en América Central”, organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el próximo 14 de noviembre.

“El embajador James D. Nealon y yo nos reunimos con el presidente Hernández y estamos sumamente agradecidos por el tiempo que nos prestó al tener una agenda importante en lo que está haciendo en Honduras”, aseveró el funcionario estadunidense a Hernández.

Añadió que platicó con el presidente Hernández de lo que es esa alianza, que es de importancia para América Central, Estados Unidos, México y demás países de la región.

Y agregó que no solamente servirá para enfrentar los problemas migratorios, sino para empujar de nuevo una solución de seguridad regional, desarrollo económico y social de Honduras, Guatemala, El Salvador y los demás países de la región.

Shannon le dijo a Hernández que lo están esperando en Washington con mucho gusto y buena voluntad, reza el comunicado de prensa oficial.

“Vamos a trabajar con el equipo del Gobierno de Honduras y los presidentes de Guatemala, Otto Pérez, y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, para dar un empujón fuerte a fin de mejorar la situación de seguridad, de desarrollo y mostrar que Estados Unidos somos socios fieles”.

Visita a países

Shannon llegó a Tegucigalpa proveniente de El Salvador, donde el martes se reunió con el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén en su gira por los países centroamericanos que están en el centro de una crisis por el flujo migratorio a Estados Unidos.

Shannon conversó con Sánchez Cerén “para discutir temas de mutuo (interés) como la seguridad, la gobernabilidad y la prosperidad económica”, según un comunicado de la embajada estadounidense.

“Este viaje ha sido una oportunidad para dar seguimiento a la reunión del presidente (Barack) Obama con sus homólogos de estos tres países de junio pasado y la reunión del secretario de Estado, John Kerry, con los ministros de Relaciones Exteriores de El Salvador, Guatemala y Honduras en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidades en septiembre”, destacó la embajada norteamericana. Guatemala, El Salvador y Honduras desde junio pasado solicitaron el respaldo financiero de Estados Unidos para un plan regional de desarrollo y seguridad que permita desalentar el masivo flujo de emigrantes indocumentados a Estados Unidos.

El flujo migratorio despertó especial preocupación por la presencia de millares de menores de edad que hacen el trayecto hasta Estados Unidos sin compañía de adultos.

El lunes, Shannon sostuvo un encuentro con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y el cuerpo diplomático estadounidense en ese país.

Nuevo plan

“Estamos empezando algo nuevo, algo que nunca ha ocurrido: los tres países sentados negociando un plan, la Alianza para la Prosperidad, y los lineamientos de un plan que ofrece una visión para mejorar la seguridad, el desarrollo de los países y también en área sustancia, transformar la relación con Estados Unidos”, dijo Shannon en una corta entrevista concedida a La Prensa Gráfica de El Salvador.

La Alianza para la Prosperidad es una iniciativa elaborada por los Gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador que contiene una serie de acciones de corto, mediano y largo plazo encaminadas a reducir la inseguridad, pobreza y migración. Dicho plan fue elaborado tras la reunión en julio pasado convocada ante la crisis migratoria desatada por el éxodo de menores de edad sin documentos a EUA.

La Prensa