En reunión con Dilma, Samper dice que Unasur actuará ante amenazas de golpe en la región

El secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), Ernesto Samper, se reunió este lunes con la presidenta Dilma Rousseff para discutir temas vinculados a la agenda política del organismo, como la reducción de la desigualdad y la mayor competitividad de la región.

Samper aseguró que la Unasur seguirá vigilando y actuando en relación a los casos comprobados de amenaza de la ruptura del orden democrático en los países que componen el grupo.

“Hemos tenido actuaciones históricas para mantener la democracia en países como Paraguay, Venezuela y Ecuador, de forma que eso continuará siendo una preocupación de Unasur”, destacó el secretario general del organismo. La próxima reunión de la Unasur está pautada para los días 4 y 5 de diciembre, en Ecuador.

En la parte social, Samper expuso a la presidenta Dilma que el objetivo de Sudamérica no debe ser sólo la reducción de la pobreza, sino también la de la desigualdad. “Somos una región desigual. Hay desigualdad de género, laboral, y nuestra tarea será encontrar fórmulas concretas para reducir esa desigualdad”.

En el campo de la competitividad, el secretario dijo haber debatido con Dilma proyectos de infraestructura que involucran a más de un país de la región y que encontró disposición de Brasil para desarrollarlos. Para Samper, la Unasur debe dejar claro a la población de los países sudamericanos que ésta no es sólo una unión para discutir, sino también para la acción. También afirmó que Brasil tiene un papel importante como un gran articulador del equilibrio regional.

Tras la reunión con el secretario general de la Unasur, la mandataria recibió las credenciales de 32 embajadores en una ceremonia cerrada, en el Palacio del Planalto.

La presentación de credenciales ante la presidenta es una formalidad para oficializar la representación del embajador y había sido postergada por compromisos de la Jefa de Estado.

Brasil 247