Perú: alertan que al año se denuncian sólo 3.764 violaciones sexuales

Ese mal recuerdo será difícil de borrar. Un pequeño de tan solo 10 años fue víctima de un ataque sin nombre, el abuso sexual de su propio padre. Desde ese momento su vida no es la misma, sobre todo cuando recuerda esa frase, finalizado el terrible acto: “Si le dices a tu mamá te mato, y si ella hace algo la voy a asesinar también”.

El muchacho vive una vida muy confusa desde que ocurrió este terrible hecho, el 27 de marzo del 2009, en su casa en Comas.
Su padre lo amenazó y para el hoy adolescente fue muy difícil asistir al médico legista y hablar sobre lo ocurrido.

Lo sucedido con este menor se repite en la mayoría de víctimas de abuso. Y es que la violencia sexual en Lima parece no tener límites.

Solo en un año (2013) se denunciaron en las comisarías de Lima y el Callao 3.764 violaciones sexuales. En ese mismo año, a nivel nacional, se registraron más de 17 mil casos.

Los distritos limeños donde más se denuncian estos delitos son San Juan de Lurigancho (620 casos), Ate (210), Comas (174), Los Olivos (173), Puente Piedra (157), Carabayllo (138), Villa María del Triunfo (126) y Lima Cercado (124).

Mientras que en el Callao Cercado se denunciaron 147 violaciones y en Ventanilla otros 117 casos.

AUMENTAN DENUNCIAS

Y aunque el 2013 la mayor cantidad de denuncias en las comisarías fue por los delitos de robo, hurto y lesiones, los casos de mayor gravedad fueron los de abuso sexual.

Según César Bazán, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), la violencia basada en el género es un problema grave en el Perú debido a que el Código Penal no lo tipifica.

Estos casos podrían estar ocultos en los registros de otras categorías de delitos como homicidio, lesiones o violación sexual, tal como son catalogados por la policía. Además, existe un tipo de violencia basada en el género que es especialmente grave: el feminicidio, lo cual viene como consecuencia de una violación sexual previa.

DRAMA FAMILIAR

Domitila enfrenta una lucha judicial para que su ex pareja Eustaquio Navarro reciba una condena por el abuso sexual de uno de sus hijos.

“Después de hablarle llorando, lo llevé a la comisaría para hacer la denuncia. Mi niño no quería acusarlo. Cuando lo llevamos al médico legista para certificar lo sucedido mi niño no quería que le realicen ningún examen, fue muy difícil para él”, cuenta.
silencio por miedo

La violación de la libertad sexual es un delito que tiene un nivel de denuncia muy bajo, por lo que el descubrimiento de la cifra negra (casos no denunciados) para este tipo de delito arrojaría números mucho más graves.

El psiquiatra Freddy Vásquez, del Hospistal Hideyo-Noguchi, indica que el 36% de casos de violación sexual no se denuncian. “Los distritos con poca población demográfica y con mayor poder económico en ocasiones no denuncian la violencia sexual, por miedo a la opinión de los vecinos”.

Lo cierto es que existe varios aspectos que influyen en el bajo nivel de denuncia para este tipo de delito. Entre otros, la baja confianza en las instituciones, condiciones inadecuadas en las comisarías para presentar las denuncias, e incluso vergüenza y sentimiento de culpa de las víctimas.

PERFIL PSICOLÓGICO

El área de Psicología de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte le realizó un perfil psicológico a Eustaquio Navarro y en sus conclusiones indica que el evaluado es egocentrista, ensimismado y con una pobre capacidad de introspección. Su interacción con los demás es superficial y distante. Es terco y obstinado, perfeccionista, busca mantener el orden y control sobre los demás.

El psiquiatra Freddy Vásquez agrega que el perfil psicológico del común de los violadores de menores, en el que algunos de ellos (agresores) fueron víctimas de violencia familiar en su niñez, arroja que tienen problemas cuando están con una pareja estable.

“Suelen visitar páginas de pornografía infantil. Estos sujetos necesitan un urgente tratamiento psicológico”, advierte.

PERÚ, TERCERO EN EL MUNDO

-El 90% de delitos contra la libertad sexual quedan impunes, pese a que solo se denuncia el 36% de casos.

-Un estudio de la Organización Mundial de la Salud de 2013 reveló que el Perú ocupa el tercer lugar en el mundo entre los países con mayor prevalencia de mujeres entre 15 y 49 años que sufren de violencia sexual por parte de su pareja.

-Estamos por debajo solo de países como Etiopía y Bangladesh, donde las violaciones crecen porque las menores son casadas antes de los 15 años.

-Demus informa que el 42% de las mujeres abusadas fueron violadas en sus domicilios o en espacios que eran considerados seguros, como las escuelas y las casas de familiares. Además, en la mayoría de casos el agresor fue un familiar y el 75% de las mujeres violadas eran menores de edad.

La República