Migrantes cubanos cumplen dos semanas en el país y ya suman cerca de cuatro mil

Hace dos semanas la primera oleada fue de 967, hoy la cifra está a punto de alcanzar los 4 mil cubanos varados en el país en su intento de llegar a los Estados Unidos.

En un inicio Costa Rica iba a ser solo una parada más, sin embargo, la negativa del gobierno de Nicaragua, de dejarlos pasar, los tiene en el país sumidos en la angustia y la ansiedad por la espera de una respuesta.

De los 4 mil isleños, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) da soporte a 2688 en 17 albergues habilitados, el resto decidió valerse por sus sus propios medios.

En medio de su crisis el gobierno costarricense ha reiterado su apoyo humanitario a los cubanos, sin embargo, la solución definitiva para que puedan seguir su camino hacia los Estados Unidos ni siquiera se asoma.

Hasta este viernes solamente se han anunciado medidas para regular el flujo migratorio de cubanos a la región, pero ninguna para los que ya están fuera de la isla.

El pasado viernes el gobierno de Ecuador anunció que a partir del 1 de diciembre solicitará visa para el ingreso de cubanos a su país. Este país es donde los isleños inician su recorrido del sur al norte de América una vez que dejan la isla.

La medida, según el canciller de ese país, Xavier Lasso, se adoptó para frenar la tendencia migratoria creciente “que pone en riesgo a la población cubana y que se expresa con los miles de personas varadas en Costa Rica.
El ecuatoriano agregó que los cubanos están en posición de vulnerabilidad y que existe riesgo de violación de los derechos humanos.Acá el presidente, Luis Guillermo Solís, aplaudió la medida.

De igual modo, el canciller, Manuel González, aseguró que el gobierno costarricense solicitó a Panamá detener el ingreso de cubanos a su territorio por Colombia.

“Son acciones que solicitamos a Colombia y Panamá para que también asuman su parte. No se vale que los dejen pasar y nos pongan toda la carga a nosotros” dijo González.

En Panamá hay 850 cubanos, mientras que en Colombia 600.

El pasado viernes González auguró “una pronta solución integral” para los cubanos que ya están en el país. Dijo que los gobiernos de Centroamérica también estarían prontos a anunciar una logística que permita a los cubanos continuar con su viaje.

Aún así, de concretarse estas dos propuestas, recalcó que el problema no se solucionará “de un día para otro”.

Mencionó que en las últimas horas se están valorando rutas y precios de boletos aéreos que tendrían que ser sufragados por los mismos cubanos, pero no precisó los destinos ni las aerolíneas con las que se negocian.

El canciller prefirió no referirse a si los isleños pasarán la Navidad y el Año Nuevo en suelo nacional.

Esta situación se puso “cuesta arriba” para los isleños, luego de que el pasado martes en San Salvador, el gobierno de Daniel Ortega, representado por su vicecanciller, Bruno Rodríguez, se opusiera a formar parte del corredor humanitario propuesta para Costa Rica para que los isleños avanzaran hasta territorio estadounidense.

La intención del corredor es resguardar a los inmigrantes de la redes del tráfico de personas.

¿Qué buscan los cubanos?

Los isleños intentan llegar a los Estados Unidos y ser beneficiarios de la política de “pies secos-pies mojados”, la cual confiere a los cubanos un tratamiento diferenciado y único en todo el mundo, al admitirlos de forma inmediata y automática, sin importar las vías y medios que utilizan, incluso si llegan de manera ilegal a su territorio.

Para el gobierno cubano, esta política estimula la emigración irregular desde Cuba hacia los Estados Unidos y “constituye una violación de la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios en vigor, mediante los cuales ambos países asumieron la obligación de garantizar una emigración legal, segura y ordenada”, dijo su Cancillería en un comunicado.

Drama a flor de piel

La semana anterior crhoy.com visitó Peñas Blancas y La Cruz para constatar la situación de los cubanos en el país.

En ese momento la cifra no llegaba a los 2 mil isleños y estaba repartidos en 9 albergues.

Una de las historias que pudo constatar este medio fue la de Yassiel Romero, un cubano de 23 años procedente de la ciudad de Holguín.

Él y su esposa Elena tomaron la decisión más difícil de sus vidas hace un mes, dejar a sus dos hijos – Rodrigo y María- de 2 y 5 años, respectivamente- para emigrar hacia los Estados Unidos en busca de un mejor futuro.

Por otro lado, se conoció la historia de don Félix Rodríguez y su familia que viajan hacia Florida en busca de un mejor futuro para sus hijos, que desean estudiar fuera de la isla.

Contó que ni uniendo su salario mensual de $50 como cañero, con el de su esposa de $35 como empleada doméstica, el sueño de sus hijos se podía cumplir, así que tomaron la decisión más drástica: vender su casa, heredada hace 20 años por los padres de don Félix.

Los 4 salieron el 1 de noviembre de La Habana, al igual que la mayoría de isleños que llegaron el pasado domingo al país. De Cuba pasaron a Ecuador, posteriormente a Colombia, Panamá y Costa Rica.

Su paso por Colombia les dejó un trago amargo, contó que en medio de la selva fueron asaltados por un grupo que se hizo pasar por policías. En esa oportunidad les robaron $900 que llevaban repartidos en los bolsos de los 4.

CR Hoy