Brasil: la policía afirma que Lula, Dilma intentaron obstruir la investigación de Lava Jato

La Policía Federal concluyó que los ex presidentes Dilma Rousseff y Luiz Ignácio Lula da Silva, y exministro Aloizio Mercadante actuaron para obstruir los trabajos de investigación de la Operación Lava Jato.

A los tres la Policía Federal les atribuye el delito de obstrucción a la Justicia.

Asimismo, la Policía imputa a Mercadante el crimen de tráfico de influencias.

La información se desprende de un informe parcial que fue enviado al Supremo Tribunal Federal el jueves pasado

El material ahora está en manos del magistrado Edson Fachin, instructor de la Lava Jato, en la Corte.

El informe está firmado por el comisario Marlon Oliveira Cajado dos Santos quien afirma que la designación de Lula como jefe de gabinete de Rousseff el 16 de marzo del año pasado, sólo buscó que el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) escapara de ser investigado por la justicia ordinaria aprovechando la jurisdicción privilegiada que proporciona el cargo.

Asimismo, las investigaciones se basan también en una grabación de una conversación entre Mercadante y un ex asesor del exsenador Delcídio Amaral y en la indicación del jurista Marcelo Navarro Ribeiro Dantas al Tribunal Superior de Justicia.

Según el informe, esta última acusación denuncia que el nombramiento de Dantas al Tribunal tendría como objetivo dejar libre a Marcelo Odebrecht, heredero y ex presidente de la constructora Odebrecht (centro de la investigación sobre la trama de corrupción en la Petrobrás).

Como ninguno de los tres (Lula, Dilma y Mercadante) se beneficia de la jurisdicción privilegiada, en el informe se incluye un pedido para que la parte referente al magistrado del Superior Tribunal de Justicia sea separada (ya que está solo podría ser juzgada por el Supremo) y que el trío responda a los supuestos crímenes en Primera Instancia.

Para la Policía, hay pruebas de que Mercadante actuó para obstruir la Operación Lava Jato y que la indicación de Lula al Gabinete de Rousseff pretendía entorpecer el curso de la Justicia (si él hubiera asumido el cargo de ministro solo podría ser juzgado por el Supremo) ya que el petista en aquella ocasión era objetivo de la investigación.

La defensa de Lula afirma que la conclusión carece de cualquier fundamento jurídico y acusa al delegado de perseguir al expresidente.

Por su parte, el abogado de Mercadante, Pierpaolo Bottini, afirmó que recibió con sorpresa la manifestación de la Policía Federal. La expresidente Dilma no fue encontrada.

Folha de S. Paulo