Ministras de la Mujer de la región debatieron sobre equidad de género

Definen compromisos para empoderamiento de mujeres y niñas rurales en Declaración de Santo Domingo

“Es posible dar pasos decisivos hacia el empoderamiento de todas las mujeres y niñas rurales de América Latina y el Caribe”, expresa la Declaración de Santo Domingo, aprobada este miércoles por las ministras y altas autoridades de los Mecanismos Nacionales que participaron en las Consultas Regionales para América Latina y el Caribe hacia el 62º Periodo de Sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW62) de Naciones Unidas.

Este documento, enriquecido con las experiencias de líderes de los movimientos de mujeres de América Latina y el Caribe y de organizaciones de la sociedad civil rurales e indígenas, expresa la responsabilidad de los entes rectores y gestores de las políticas públicas para promover la igualdad de género y garantizar el acceso de las mujeres rurales e indígenas a todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales, ambientales, sexuales y reproductivos.

Organizadas por el Ministerio de la Mujer de República Dominicana, el Instituto Nacional de las Mujeres de Uruguay, y ONU Mujeres en América Latina y el Caribe, las consultas regionales fueron consensuadas en esta declaración regional que articula la posición de América Latina y el Caribe en la CSW62, a desarrollarse en Nueva York del 12 al 23 de marzo próximo.

“El Caribe y América Latina se han movido con la presencia de estas organizaciones civiles que representan a los movimientos feministas organizados”, afirmó a SemMéxico la secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Marcela Eternod , quien calificó la recién aprobada Declaración como: “completa, comprensiva y totalizada, porque incluye a todas las mujeres. Me voy con un buen sabor en la boca. Agradezco mucho haber estado aquí”, dijo.

Por su parte, la directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Luiza Carvalho, observó que el aporte productivo de las mujeres rurales se invisibiliza: “Tenemos una responsabilidad grande con ellas para garantizar sus derechos”, apuntó, y en tal sentido la Declaración de Santo Domingo propone garantizar la seguridad en los ingresos y la protección social; así como subraya la necesidad de erradicar el hambre y la malnutrición como logro de la igualdad de género, condición esencial para alcanzar las metas de seguridad alimentaria y nutrición, no solo en la población rural, sino de la población en su conjunto.

Las propuestas del documento integran la igualdad de acceso a la tierra y los recursos productivos, sustentado esto porque en América Latina y el Caribe, solamente el 18% de las explotaciones agrícolas están manejadas por mujeres, sin que ello signifique que sean propietarias de sus tierras. Se conoce, además, que en la región viven 58 millones de mujeres rurales, conformadas por indígenas, afrodescendientes, campesinas, pescadoras, recolectoras, mujeres que trabajan por cuenta propia en el sector agrícola, y mujeres que gestionan sus propios negocios: una población diversa cuyo empoderamiento económico es clave para el desarrollo de la región, destaca el texto.

Para Mariella Mazzotti, directora del Instituto Nacional de las Mujeres de Uruguay, este enfoque “trata de colocar en su justo término la agenda de derechos sociales económicos y políticos de las mujeres y niñas rurales; indígenas, afrodescendientes, en su diversidad, como cuestión democrática y de desarrollo sostenible de nuestras sociedades”.

Al finalizar el encuentro, la ministra de la Mujer en República Dominicana, Janet Camilo, agradeció la presencia de sus homólogas y de los representantes de organizaciones no gubernamentales; así como las redes feministas que trabajaron activamente durante dos días en esta Consulta Regional: “Solas somos invisibles, juntas invencibles”, concluyó la titular.

Estrategias integrales y propuestas conjuntas integran esta Declaración que simboliza el espíritu y posición de la región ante la comunidad internacional que se reunirá en el 62 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, cuyo tema prioritario será: Desafíos y oportunidades en el logro de la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas rurales y como tema de examen prevé: La participación de la mujer en los medios de difusión y las tecnologías de la información y las comunicaciones, y el acceso de la mujer a ellos, así como sus repercusiones en el adelanto y la potenciación del papel de la mujer y su utilización con esos fines (conclusiones convenidas del 47º período de sesiones).