Argentina es el único país de Latinoamérica que opta por delivery de comida tradicional

El amor por las empanadas de los argentinos no es ningún secreto, muchos dicen que está escrito en el ADN de todo descendiente de mestizo y criollo que pisa estas tierras. Es que en cierta forma fue uno de los platos más populares en la época del Virreinato de la Plata, y por ende quizás en cierta forma es unas de las tradiciones que están empapadas de historia. Es que gran parte de las representaciones de esa época las tienen como uno de tentempiés más populares de principios de siglo XIX y por una buena razón.

Sucede que además de ser uno de los platos más sabrosos que se preparan en el país, son además muy fáciles de preparar, y la carne, uno de los rellenos favoritos en Argentina, era muy sencilla de conseguir en aquella época. Un poco de cebolla, algo de condimento como ají y la típica masa que solo lleva harina, grasa, sal y agua. Muchos lo vieron como una salida económica en aquellos agitados años de los primeros pasos de nuestra nación y a la fecha siguen siendo un éxito en toda reunión familiar o entre amigos.

Las más requeridas

De acuerdo a una reciente estadística publicada por la firma de entregas a domicilio, PedidosYa, las empanadas son el plato más requerido por los argentinos. Esto se da en contraste con los demás países de América Latina, como Chile por ejemplo, donde en vez de pedirse un plato tradicional como sería un completo, humitas o cazuelas, optan por el sushi como la preferencia a domicilio.

En cambio, en países como Uruguay, Perú, Ecuador y Brasil, eligen pedir el plato típico italiano de masa, queso y algún topping, conocido por los mortales como pizza. Paraguay y Panamá, por su parte, eligen como su plato preferido de delivery a la siempre presente hamburguesa, en cualquiera de sus presentaciones. Por último, en Colombia los “perros calientes” (o panchos, como se los conoce en Argentina), son la preferencia a la hora de pedir comida.

Variantes regionales

Además de honrar la tradición de pedir el típico plato, en Argentina la mayoría de las provincias tomaron al plato como propio inventando su propia variante de relleno. En Salta, entre las más emblemáticas, optan por hacerlas al horno de barro con carne cortada a cuchillo, cebolla de verdeo, huevo, papa hervida y comino. En Tucumán (lugar que muchos señalan como la cuna de la empanada argentina), las rellenan con carne de matambre cortada a cuchillo, cebolla, mucho ají, a veces huevo picado, y aceitunas. A diferencia de la creencia popular, ninguna de las dos provincias les incluye pasas de uva.

Otras variantes regionales muy sabrosas y dignas de probar son las que se preparan en las provincias del litoral, rellenas de pescado de río. En el sur, más precisamente en la costa marina, se usan frutos de mar en tomate al estilo cazuela. Los patagónicos de montaña, usan el cordero en una mezcla de verduras al estilo de “cazador”, para rellenar sus empanadas.

Por M.Valiente, especial para NODAL