En una semana 13 personas fueron asesinadas en el norte del Cauca

33

Panorama de un genocidio: en una semana asesinaron a 13 personas en el norte del Cauca

Comunidades indígenas pidieron al Gobierno nacional seguridad en sus territorios.

La violencia y el horror parecen no dar tregua, pues, en una semana, 13 personas fueron asesinadas en Corinto, Toribío y Suárez, en el norte del Cauca, por grupos al margen de la ley.

Jesús Mestizo es el líder indígena que se convirtió en el nuevo rostro de la espiral de violencia que se ha desplegado en el departamento del Cauca. El pasado 3 de noviembre del 2019 en horas de la noche, el hombre de 43 años salió de su vivienda en la vereda Loma Linda, Toribío.

En ese momento, fue interceptado por desconocidos, los cuales le dispararon hasta ocasionarle la muerte.

Hermes Pete, consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC, se refirió a los recientes hechos de violencia.

“Recibí el reporte de un atentado de un compañero de la guardia indígena, recibimos información que logró escapar. Hacia las 8:00 p. m. matan a otro comunero en Loma Linda y hacia las 9:00 p. m. atentan contra dos guardias en Corinto”, dijo Pete.

Al oscuro panorama que se vivió en la noche del domingo 3 de noviembre del 2019, se suma un atentado contra el coordinador de la Guardia Indígena, Arbey Noscué, quien se encontraba en su residencia en Tacueyó. El líder logró huir de sus atacantes.

Además, Oveimar Silva y Luis Ángel, dos indígenas que hacían parte de la guardia, resultaron heridos luego de ser atacados por hombres fuertemente armados.

“La situación cada día se pone más compleja y el Gobierno Nacional no da respuesta. Ahora vivimos en vilo para enfrentar a los delincuentes”, concluyó el consejero mayor Pete.

Con el asesinato de Jesús Eduardo Mestizo, quien se destacó por ser uno de los fundadores de la asociación indígena Avelino Ull, son siete los indígenas asesinados esta semana.

Ante este alarmante panorama se eleva el clamor por acciones que garanticen la seguridad de las comunidades indígenas y de toda la población del Cauca.

“Se hace necesario hoy más que nunca, cuando sabemos que el trasfondo de esto tiene que ver con las secuelas que ha dejado la guerra en el territorio. Son economías ilegales que persisten. Hay actores criminales como la Dagoberto Ramos o la Jaime Martínez”, afirmó Óscar Campo, gobernador del Cauca.

Se espera que el presidente de Colombia, Iván Duque, lleve a cabo un nuevo consejo de seguridad en Popayán para tratar de buscar medidas efectivas y contundentes para contrarrestar la crisis.

Caracol


Comunidad internacional pidió garantías al Gobierno nacional para detener violencia en el Cauca

Las diferentes entidades pidieron que se cumpla lo pactado en los acuerdos de paz y que se garantice la seguridad de las comunidades.

Los organismos internacionales rechazaron por vía Twitter la masacre de indígenas que se está viviendo en Colombia.

La coordinación Colombia, Europa y Estados Unidos, manifestó, mediante un comunicado que el Cauca se encuentra en una crisis humanitaria y que es preocupante la falta de garantías estatales y el accionar de la fuerza pública.

“Rechazamos por ello que la única medida propuesta por el Gobierno Nacional sea el envío de 2.500 nuevos efectivos militares al norte del Cauca, que se suman a los 8.000 que hacen presencia en ese territorio, urge es la depuración de la fuerza pública, investigar sancionar y juzgar estos crímenes”, reza un aparte del comunicado.

Además, le pidieron al Gobierno nacional adoptar medidas de garantías integrales para las comunidades y el cumplimiento de los compromisos asumidos en virtud del Acuerdo de Paz.

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos también rechazó los crímenes que han tenido lugar en las últimas horas.

“Condenamos los hechos violentos ocurridos en los últimos dos días en el norte del Cauca: el atentado de Norbey Noscué, coordinador de la Guardia Indígena en Tacueyó y los homicidios de Fabián Rivera, Jesús Mestizo y Alex Vitonás Casamachin”, afirmó la organización.

Caracol


El plan del presidente Duque para proteger a los indígenas del Cauca

Ante el recrudecimiento de la violencia en contra de las comunidades indígenas en el Cauca, que en las últimas semanas ha dejado 16 homicidios, el presidente Iván Duque presentó algunas de las estrategias con las que, según él, planea enfrentar las bandas de narcotráfico y disidencias que estarían detrás de los desplazamientos y asesinatos de indígenas.

También dio a conocer algunas de las medidas de impacto social para todo el departamento y que estarán a cargo del Departamento de Prosperidad Social, el Departamento Nacional de Planeación y la Consejería para la Estabilización y Consolidación. “El narcotráfico se enfrenta, obviamente, con seguridad y justicia, pero también se enfrenta llegando a los territorios con estas iniciativas sociales, con alternativas productivas y, por eso, nosotros seguiremos adelante”, enfatizó el mandatario.

Una de esas medidas es desplegar la Fuerza de Despliegue Rápido número 4 (Fudra 4) que llegará al departamento con la misión de desarticular a las estructuras criminales vinculadas con el narcotráfico. “Quiero de nuevo reiterar, no solamente mi solidaridad, sino también mis plegarias, por las familias de las personas que han sido brutalmente asesinadas por el narcotráfico en este departamento”, aseguró el Mandatario, al término de una sesión de trabajo de más de 4 horas, realizada en la capital del Cauca.

Esta estrategia militar estará acompañada de algunos programas de inversión social como los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) para los municipios más afectados por la violencia y la pobreza. En el caso del Cauca, se van a desarrollar en El Tambo, Caldono, Morales, Toribío y Caloto. La idea es que sus beneficiarios desarrollen cultivos de café, caña o fique, o se dediquen a actividades como la piscicultura o la industria de lácteos, bajo el modelo de “comercialización o contratos a largo plazo”.

En ese sentido para el presidente, la mejora social del Cauca puede venir de la mano de los PDET. Una hoja de ruta diseñada hace ya algún tiempo por el gobierno para que cada una de las 16 subregiones y los 170 municipios del país más afectados por el conflicto armado. Su objetivo es aumentar la inversión en términos de infraestructura y adecuación de tierras, salud, educación, vivienda, agua potable y saneamiento, ordenamiento social de la propiedad rural y uso del suelo, economía y producción agropecuaria, derecho a la alimentación y reconciliación, convivencia y paz. Y por supuesto el norte del Cauca se encuentra priorizado en este programa.

El Presidente Duque también agregó que, a través del Departamento de Prosperidad Social, van a mejorar los programas de atención para 207 mil familias en acción, en los 42 municipios del Cauca. Así mismo, señaló que se busca beneficiar a más de 9.000 jóvenes en acción del Cauca, con el fin de que “reciban apoyo que les sirva no solo para su sostenimiento, sino también para el acompañamiento educativo”, dijo.
Estas fueron algunas de los programas que ya están en marcha y otros que van a empezar a desarrollar:

  • Impulsar el programa Mi Negocio, con 300 emprendimientos de familias vulnerables.
  •  Fortalecer el programa Iraca (estrategia del Gobierno Nacional que promueve la seguridad alimentaria) y que beneficia a cerca de 3.100 personas en los municipios como Almaguer, Guapi, Totoró y Timbiquí.
  • Se van a adelantar 41 proyectos de infraestructura y hábitat con más de 80.000 beneficiarios en 29 municipios del Cauca, incluidos todos los del norte del departamento.
  • Ya se encuentran aprobados 160 proyectos del Sistema General de Regalías que beneficiará el 90 por ciento del departamento

Sin embargo, mientras el Gobierno presenta una lista de acciones para todo el departamento, la violencia en esta zona del país no da tregua. El domingo fue asesinado Jesús Eduardo Mestizo, uno de los miembros fundadores de la Asociación Indígena Avelino Ul, que articula en el Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano (PUPSOC) y la Coordinación Social y Política Marcha Patriótica. Y esa misma noche, el coordinador de la guardia indígena del Cauca, Arbey Noscué, fue atacado por milicianos.

A pesar de que logró escapar de la emboscada, otro compañero indígena no corrió con su misma suerte. Él, no logró huir de las ráfagas de bala que hombres de la misma organización delincuencial, todavía sin identificar, le propiciaron a las ocho de la noche en la vereda Loma Linda, municipio de Toribio.

El senador indígena Feliciano Valencia se refirió a estos hechos como “una purga”, un deseo sistemático de parte de grupos paramilitares y de narcotraficantes de acabar con las comunidades nativas que han trabajado por continuar con los acuerdos de paz.

Semana


Ministro Botero deberá enfrentar el Congreso por la ola de violencia en el Cauca

La semana no iniciará bien para el ministro de Defensa, Lorenzo Guillermo Botero Nieto, quien por segunda vez deberá enfrentarse al Congreso de la República para evitar que se apruebe una moción de censura en su contra. En esta ocasión se le pedirá explicaciones sobre la creciente ola de violencia en el departamento del Cauca  y los múltiples escándalos que han involucrado las Fuerzas Militares.

El debate de moción de censura que fue pedido por el senador Roy Barreras se desarrollará en Plenaria de Senado a partir las 3:00 de la tarde de este martes.  Allí, según ha dicho el mismo promotor de la salida de Botero de la cartera de Defensa, se le cuestionará la falta de eficacia para mantener la seguridad del país, y en especial del Cauca, donde en los últimos días han sido asesinados varios miembros de las comunidades indígenas.

Botero deberá llegar de Popayán, Cauca, a donde viajó este lunes con el mismo presidente de la República, Iván Duque Márquez, para adelantar un consejo de seguridad tras el asesinato de varias personas en ese territorio durante el fin de semana, a preparar su defensa, que esta vez, no la tendrá  tan fácil como en el pasado intento de moción de censura.

Frente a la situación del Cauca, el Gobierno anunció en el pasado consejo de seguridad que  se adelantó en Santander de Quilichao que se está preparando el despliego del 2.500 hombres del Ejército en el departamento, sin embargo, esta iniciativa fue cuestionada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) bajo el argumento de que se debe buscar una solución integral.

La ONIC informó que en la noche del domingo fue asesinado en la vereda Loma Linda del municipio de  Toribío, Cauca, Jesús Mestizo, uno de los representantes del movimiento campesino Avelinos . También se reportó un atentado contra la guardia indígena de Corinto, en la que dos personas fueron heridas.

El sábado fue asesinado Alexander Vitonás Casamachín, de 18 años y el domingo en la vereda La Playa,  intentaron atacar con arma de fuego  Arbey Noscué, coordinador de la guardia indígena.  En los últimos días han sido asesinados siete miembros de estas comunidades en hechos aislados y durante la semana pasada se presentaron dos masacres.

El presidente Duque ha manifestado en reiteradas ocasiones su apoyo al ministro Botero, incluso, tras la  reciente investigación de la Revista Semana que reveló un plan criminal al interior de las Fuerzas Militares para asesinar al  excombatiente de la antigua guerrilla de las Farc, Dimar Torres. El mandatario dijo que si había alguien comprometido con esclarecer el caso, era su ministro.

En la pasada moción de censura que se le adelantó al jefe de la cartera de Defensa por el asesinato de Dimar Torres a  manos de miembros del Ejército, Botero logró tener 121 votos a favor para que siguiera en su cargo y solo 20 en aprobaron aplicarla sanción.

La Opinión


VOLVER

Más notas sobre el tema