Estudios y capacitación en línea, una pieza clave – Por Javier López Casarín

1.290

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Estudios y capacitación en línea, una pieza clave

Por Javier López Casarín

La situación que atraviesa el mundo le ha dado a la educación en línea un impulso que no podemos dejar pasar desapercibido. Esta semana la SEP inició el regreso a clases a través de plataformas digitales como Google for Education y YouTube a las cuales se puede acceder desde una tableta, smartphone o computadora; estamos siendo testigos de algo sin precedentes en la historia de la educación en México.

Es cierto que gracias a la transformación digital tenemos acceso a una enorme cantidad de información que podemos consultar desde nuestro teléfono; pero todos estos avances han dado lugar a plataformas digitales que ofrecen un proceso de enseñanza en línea formal brindándonos la posibilidad de capacitarnos a distancia.

Las plataformas de educación en línea son el resultado de los avances tecnológicos y el desarrollo de herramientas para facilitar tanto el almacenamiento como el uso de información. En el sector educativo, estas plataformas facilitan los procesos de aprendizaje utilizando la tecnología a su favor echando mano de recursos y programas para poder convertir una clase presencial en una virtual.

Los principales beneficios que ofrecen estas plataformas son la posibilidad de interactuar con el contenido y el profesor, el variable número de usuarios que se pueden conectar a ellas, la disponibilidad para todo tipo de personas (sin importar edad, situaciones de discapacidad, nivel económico, ubicación y horario, entre otras) y que abarcan una gran cantidad y variedad de temas.

Algunas ofertas en el mercado online

Los MOOC (Massive Open Online Courses) y los cursos online son grandes aliados para quienes están interesados en adquirir o renovar sus conocimientos sin dejar de tomar en cuenta su presupuesto. Los temas de estas opciones pueden ir desde idiomas, programación, marketing, negocios o hasta cultura, y todas estas opciones se encuentran a un clic de distancia.

Para ingresar a los módulos de estos cursos solo es necesario dar tus datos para poder tener acceso a videos, libros electrónicos, foros, PDF’s, tests, webinars, ejercicios, infografías o cualquier otro recurso que ofrezca la plataforma dependiendo del tema que te interese.

Existen plataformas mundiales que gozan de reconocimiento por la calidad de su oferta educativa; Udemy es una de ellas. Cuenta con más de 100,000 cursos disponibles online de distintos temas, instructores especializados. Está dirigida mayormente a adultos profesionales en busca de actualización y competitividad en el mercado laboral. Ofrece cursos pagados y gratuitos, cuenta con aplicación móvil para iOS y Android, así como también posee una versión para empresas.

Platzi es otra plataforma muy reconocida por su cartera de cursos relacionados con tecnología; cuenta con más de 150 cursos, 24 carreras y 9 cursos exclusivos. Sus cursos son interactivos y con material de apoyo así como un foro o chat en línea para resolver dudas. Esta opción utiliza una plataforma de video online tanto para sus clases como para las transmisiones en vivo que es más estable y sin anuncios.

Con el respaldo de Harvard, del MIT y otras importantes universidades del mundo, edX es una plataforma de código abierto con más de 4 mil cursos gratuitos de temas como administración de empresas, comunicación, economía y finanzas, idiomas, informática y ciencias de la computación e ingeniería. Sus programas están basados en secuencias de aprendizaje y posee diferentes recursos didácticos.

Domestika es otra opción bien avalada en el mercado de los cursos online; esta plataforma está principalmente enfocada a áreas más creativas como diseño gráfico, ilustración, fotografía, pintura, dibujo y creación de contenidos. Es una plataforma completamente en español que permite la interacción con la comunidad creativa donde se pueden compartir proyectos e intercambiar opiniones a precios accesibles.

Colaborando con más de 190 universidades y empresas líderes, Coursera cuenta con más de 4,500 cursos, especializaciones y certificaciones; su oferta va desde análisis de negocios, diseño gráfico, TI, IA, ingeniería en la nube, informática, entre muchos otros temas. Cuenta con una muy buena cantidad de cursos gratuitos y otorga certificados con validez por curso. Puedes acceder a través de su app para iOS y Android así como tener acceso a asistencia académica y técnica.

FutureLearn es una plataforma MOOC con sede en el Reino Unido y es propiedad de Open University; a través de su sitio tienes acceso a cientos de programas virtuales impartidos por las mejores universidades del mundo, principalmente europeas, y por organizaciones especializadas con reconocimiento a nivel mundial. La mayoría de sus cursos online son gratuitos y van desde Derecho, Literatura, Administración, Arte e Historia hasta política y negocios.

China no se podría quedar atrás y nos ofrece XuetangX, la más grande plataforma MOOC de ese país y la de más rápido crecimiento. Cuenta con más de 500 universidades asociadas, más de 24 millones de usuarios y más de 2,300 cursos que abarcan temas como Ciencias de la Computación, Medicina, Matemáticas, Ingeniería, Física, Economía, Psicología y muchos otros. Brinda servicios personalizados a administradores, maestros y estudiantes.

Como podemos observar, las clases en línea es hoy una de las tendencias educativas que mayor importancia está cobrando; es por ello que es importante evaluar la calidad de cada plataforma, de sus contenidos audiovisuales, las credenciales de sus educadores y las opiniones de sus egresados. Cabe señalar que sus beneficios no son únicamente a nivel personal, sería bueno considerar lo que esta opción puede ofrecer también a una empresa e incluso para fomentar la creatividad de los docentes para quienes deberán distinguirse al diseñar nuevas estrategias de enseñanza.

El Economista


VOLVER

Más notas sobre el tema