Gustavo Martínez Pandiani, coordinador argentino: “La CELAC debe convertirse en un encuentro de los pueblos”

608

Gustavo Martínez Pandiani, coordinador argentino: “La CELAC debe convertirse en un encuentro de los pueblos”

Por Elisa García, de la redacción de NODAL

El 24 de enero se realizará en Argentina, la VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), bajo la presidencia pro tempore de Alberto Fernández.

Gustavo Martínez Pandiani, coordinador nacional de la CELAC y subsecretario de América Latina y el Caribe de la Cancillería argentina, dialogó con NODAL acerca de las expectativas de la Cumbre, los ejes y temas que se abordarán, los principales desafíos para la integración de América Latina y el Caribe, resaltando la importancia de la reincorporación de Brasil y las principales líneas de acción desarrolladas para fortalecer la integración con el Caribe.

– ¿Qué expectativas esperan para la VII Cumbre de presidentes de la CELAC en Argentina?

Tenemos como principal expectativa consolidar las dos grandes líneas de trabajo que llevamos adelante este año en CELAC bajo la presidencia pro tempore de Argentina, que fueron la idea de la unidad en la diversidad, y América Latina como zona de paz. Es decir, tenemos la tranquilidad de que hemos hecho un trabajo importante este año para consolidar esta idea de que se respetan las diferencias, pero con un ánimo de encontrar un territorio común, de encontrar preocupaciones que nos unan, siempre respetando las distintas particularidades que se tienen en cada uno de los países. Esta es una zona que tiene una diversidad política y económica importante, pero hemos logrado, por lo menos creemos nosotros, esa idea de la unidad ante la adversidad de la pandemia, que nos une ante la adversidad de la guerra.

Y con respecto al segundo tema de la zona de paz, queremos profundizar el privilegio que nos hemos ganado de haber convertido América Latina y el Caribe, ya hace muchos años, en una zona donde los problemas limítrofes, los problemas entre vecinos se resuelven de manera pacífica, sobre todo en este tiempo de guerra en Europa, principalmente. Estas son dos de las expectativas mayores, consolidar estas dos ideas: de unidad en la diversidad y de zona de paz.

Además, por supuesto seguir fortaleciendo a la CELAC como un mecanismo de coordinación y de concertación política. La CELAC ha funcionado muy bien con la presidencia Pro tempore de Alberto Fernández, le ha dado un dinamismo mayor, con más presencia fuera de la propia región, participando en cumbres como la del G7, la del G20, llevando la voz de América Latina y el Caribe. Y vamos a realizar, el día 24 de enero en Buenos Aires, un balance de la gestión, presentado por el canciller Cafiero, donde vamos a poder contar en lujo de detalles los objetivos que nos habíamos propuesto y los objetivos que hemos cumplido.

Finalmente, una expectativa que tenemos es seguir avanzando en la idea de pasar de una CELAC como mero mecanismo de concertación entre los presidentes a una CELAC como un sistema de integración que llegue mucho más a la sociedad, a la gente común. Es decir, que la CELAC no sea solamente un foro de líderes y un foro de cancilleres o de cancillerías, sino que se convierta en un verdadero encuentro de los pueblos, de las culturas y con una integración que afecta a la vida diaria de las personas comunes.

– ¿Cuáles serán los principales ejes y debates?

La gran innovación, es haber pasado de los temas tradicionales, clásicos, de la CELAC, que tenían que ver con la Coordinación Política, la coordinación de situaciones de crisis en los distintos países, la presencia de la CELAC en el resto del mundo. Vamos a pasar de esos ejes tradicionales a los ejes nuevos, a los temas nuevos que la PPT Argentina incorporó a lo largo de 2022. Esos ejes de discusión nuevos tienen que ver con la cuestión de género como un tema transversal, el cambio climático con un foco importante en el Caribe, los desastres naturales y cómo afecta a los 14 miembros de CELAC que son también CARICOM, una cuestión que le interesa a muchos países que son las lenguas indígenas. Hemos incorporado también en el debate a cuestiones importantes como la seguridad alimentaria, la seguridad energética, la integración por infraestructura, es decir, una agenda muy completa en temas que tengan que ver con los propios habitantes de la CELAC, no sólo con los gobiernos, sino también con las poblaciones. Y, por último, como un eje importante del debate, vamos a tener invitados extra regionales, socios extra regionales con los que se va a seguir coordinando mayor presencia de la CELAC, como es el vínculo con la Unión Europea, el vínculo con la Unión Africana, el vínculo con la India, con ASEAN, a través de la presidencia de Indonesia y de Estados Unidos. Todos estos países o grupos de países han sido invitados a formar parte también de una sección de esta cumbre que se va a vincular con el relacionamiento externo de la CELAC.

– Frente al actual contexto de crisis global que impacta en las economías latinoamericanas, ¿Cuáles son los principales desafíos?

El principal es poder pasar de una integración de burocracias a una integración de pueblos, es decir, que la CELAC también haga su contribución a la hora de transformar la vida de la gente, que pueda generar, por ejemplo, mejor integración por infraestructura, que mejore el paso el libre de las personas dentro de la CELAC, un roaming general, es decir, cuestiones puntuales de infraestructura, de comunicaciones, de facilitación migratoria. Todos temas que tienen que ver con la gente, esos son los principales desafíos en mi opinión, porque significan que la CELAC se va ampliando en términos de sus capacidades, y a las capacidades de concertación política le puede ir agregando capacidades de transformación social, económica, productiva.

Luego de la pandemia quedó claro, en todas las discusiones que tuvimos dentro de la CELAC, que la prioridad era la recuperación pos pandemia, la recuperación productiva, la creación de puestos de trabajo, y ahí es donde tenemos las mayores expectativas sobre lo que tiene que ser la CELAC de cara al futuro, que la CELAC también tome esa función, ese rol de ir fortaleciendo el entramado económico, productivo y social entre los países, y transformar a la región en una región con más inclusión a niveles de desarrollo.

– ¿Que implica la incorporación de Brasil a la CELAC?

Es un refuerzo muy importante, no sólo por la envergadura económica y productiva de Brasil, sino también por su envergadura política. Con Brasil sentimos que la familia está completa. La retirada de Brasil de la CELAC, que tuvo lugar a principio de 2020, nos dejaba con la sensación de que había una silla vacía en la mesa familiar. Hoy sentimos que estamos todos juntos, a pesar de las diferencias, somos una unidad América Latina y el Caribe, los 33 países que integran la geografía, ahora sí, con Brasil nos hace sentir mucho más fuertes a la hora de hablar con el resto del mundo. Con Brasil vamos a incorporar mayor capacidad de negociación con Europa, con Asia, con China, con Estados Unidos, con el resto de los jugadores internacionales. La CELAC hoy con Brasil, Argentina, México, Colombia, Chile, Perú, Ecuador, todo el Caribe, todo Centroamérica, se constituye en una unidad política muy importante a la hora de dar los debates internacionales y, justamente, lo que Brasil le agrega es esa capacidad adicional que es tan necesaria a la hora de hablar con otros bloques grandes del mundo.

– Siempre se habla de la integración latinoamericana ¿De qué manera se da la integración con el Caribe?

Hemos hecho de ese tema una prioridad. Lo primero que estamos haciendo es incorporar el español en los países de habla inglesa, porque la CELAC tiene 14 miembros de la CARICOM que no hablan español, en su mayoría son de habla inglesa y un país de habla francesa. Gracias a la colaboración de la OEI y organismos como la Unión Europea, hemos logrado brindar cursos de español a nuestros socios del Caribe para poder hacer una mayor cercanía no solo política, sino también cultural.

Estamos trabajando con ellos en dos ejes centrales. Uno, la creación del Fondo de Desastres Naturales que tiene que ver con los huracanes y las tormentas tropicales que suceden en el Caribe, le dimos el manejo de ese fondo a San Vicente y las Granadinas en representación de la Comunidad del Caribe. Y el otro es el eje del cambio climático, con quién estamos trabajando puntualmente con la primera ministra de Barbados, Mia Mottly, que se ha transformado en una verdadera líder global del tema de cambio climático, ya excede no sólo el Caribe sino incluso a la CELAC, es una verdadera referente mundial, y ella ha sido el estandarte de esta cuestión que ha sido central para el año 2022 en la Argentina.

La integración con el Caribe pasa, fundamentalmente, por esos dos ejes que son de vital importancia, porque cuando el Caribe habla de cambio climático, habla de subsistencia, de supervivencia. Un cambio en la temperatura global puede significar la desaparición de muchas islas, el calentamiento global no es una cuestión teórica para el Caribe, y ahí es donde la CELAC ha puesto muchísimo esfuerzo para poder avanzar en esa materia.

Más notas sobre el tema